TiVo vs. ReplayTV Aumenta la batalla publicitaria

La entrada de Ultimate TV en el campo de los personal video recorders ha acrecentado la batalla publicitaria para atraer más clientes y ha despertado a TiVo de su letargo comercial

Una familia devora la cena con la misma rapidez y avidez que los Simpsons porque no quieren perderse su programa favorito en la televisión. Pero ahora gracias a TiVo su vida cambiará y todos podrán terminar con más tranquilidad su cena. Cuando todos se sienten, aunque el programa no haya acabado, TiVo se encargará de ofrecérselo.

Este es uno de los spots que están emitiéndose en las cadenas norteamericanas desde hace un tiempo. Aunque sistemas de grabación digital en disco duro como TiVo o Replay TV ya vieron la luz hace casi un par de años, no se han terminado de cumplir todas las expectativas. En dos años, TiVo ha vendido 300.000 de las 400.000 unidades que había fabricado. Pese al descenso paulatino de los precios no se produjo un boom en las ventas. Pero eso puede cambiar a partir de ahora.

Aparece UltimateTV

La apuesta de Microsoft en el mercado de los personal video recorders(PVR) ha impulsado nuevamente la carrera por vender más aparatos. La compañía creadora de Windows ha puesto sobre la mesa una campaña que ha costado 9.500 millones de pesetas.

UltimateTV ha decidido mostrar en sus anuncios lo que TiVo no pudo. Explicar realmente para qué sirven estos anuncios y cómo pueden mejorar los hábitos de los espectadores. “Se trata de introducir una demostración en cada spot” ha señalado Beth Kachellek, directora de publicidad en Ultimate TV. Y no sólo en televisión se puede ver a familias cuya vida les ha cambiado por grabar dos programas a la vez o que detienen la imagen de una emisión en directo. Microsoft tiene una flota de camiones dispuestos a llegar a once ciudades norteamericanas para explicar y probar de primera mano UltimateTV.

TiVo ha respondido con una campaña publicitaria que pretende explicar también las excelencias de sus productos, ya que sus anteriores spots no dejaban nada claro qué era aquello. “Nuestra meta es vencer hábitos televisivos construidos sobre tres generaciones. Hemos aprendido que tenemos que hablar sobre TiVo en el contexto de la vida real de una familia” ha dicho Brodie Keast, vicepresidente de marketing de la compañía. Esta guerra le ha costado a TiVo un 23 por ciento de su plantilla para ahorrar unos 11.400 millones de pesetas.

El convidado de piedra

ReplayTV ha sido el gran olvidado en esta batalla publicitaria. En contra suya ha jugado desde un principio su alto coste: 280.000 pesetas cuesta cada grabador. Así que la compañía ha decidido ir por el camino de licenciar su tecnología a otras compañías, como ha hecho OpenTV, y de esa manera llegar a los consumidores, aunque sea bajo otro nombre.

Motorola ha sido una de las primeras compañías en comprometerse a construir cinco millones de aparatos destinados a la red de cable. Una buena alianza habida cuenta que la compañía japonesa controla dos tercios del mercado de los descodificadores (set-top box).



Noticias relacionadas

-Ultimate TV, la apuesta interactiva de Microsoft

-Un fallo reduce la capacidad de grabación de UltimateTV

-TVo no significa el fin de la publicidad

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba