Empresas Auna y Ono planean su fusión para competir con Telefónica

Con motivo de la futura salida a bolsa de las dos mayores compañías de cable españolas

La futura salida a bolsa de Auna y Ono, las mayores compañías de cable españolas, es interpretada por fuentes del sector como un primer paso hacia una previsible fusión que les permitiría competir con Telefónica, informa Reuters.

Los gestores de ambas compañías se muestran favorables a una fusión, que daría lugar a una compañía con un despliegue de red nacional y mejor situada para competir con el gigante Telefónica en servicios de Internet, televisión de pago y telefonía fija.

Sin embargo, la valoración de ambas compañías ha sido el punto de desencuentro en el pasado reciente y las negociaciones tendentes a una integración se interrumpieron por desacuerdos en este aspecto que podrían resolverse una vez que las acciones comiencen a cotizar en bolsa.

"Más que cualquier otra cosa, ha sido un problema de valoración", dijo una fuente de una de las firmas. "Ha sido una gran oportunidad desaprovechada. Cada día que pasa estamos permitiendo a Telefónica ganar más clientes de ADSL".

"Una fusión crearía una compañía con una cobertura nacional mucho más amplia y permitiría retar a Telefónica con mayor agresividad, en especial en Madrid y Barcelona", dijo la fuente. Auna y Ono suman en conjunto más del 90% de los suscriptores de cable del país. Antes de que se lleve a cabo una fusión, analistas esperan que las dos compañías adquieran operadores más pequeños de carácter regional, un proceso en el que Hidroeléctrica del Cantábrico jugaría un papel decisivo.

La firma energética, controlada por la portuguesa EDP, planea dividir su participación en Telecable, un operador por cable con cerca de 70.000 clientes en Asturias. Hidroeléctrica del Cantábrico también está en posesión de una participación del 35 por ciento en Retecal, el operador de cable de Castilla y León que Ono tiene opción de adquirir.

Los clientes de Telecable podrían ser decisivos en el equilibrio de poder en una futura fusión, y tanto Auna como Ono intentan hacerse con la participación.

Algunos obstáculos

Ono tiene actualmente unos 700.000 clientes de televisión por cable, mientras Auna cuenta con más de 1,8 millones de suscriptores a sus servicios de telefonía fija.

Entre las dos, contabilizan menos de una quinta parte del tráfico telefónico por línea fija de España, mientras que Telefónica controla un 80 por ciento. Las compañías también controlan casi la misma cantidad de suscriptores de Internet por banda ancha, campo en el que la oferta de ADSL de Telefónica copa las dos terceras partes del mercado.

"Hay algunos obstáculos... pero la fusión es interesante para las dos compañías", dijo Raquel Noriega, economista de la Fundación de Estudios de Regulación. Los accionistas de Auna valoran la firma en cerca de 9.000 millones de euros, de los cuales alrededor de 7.200 millones pertenecerían a su unidad de telefonía móvil Amena, tercera compañía de móviles del país.

Sin embargo, algunas fuentes cercanas a Ono cuestionaron si la valoración de la unidad de televisión por cable de Auna en algo menos de 2.000 millones de euros reflejaría su valor real, ya que la compañía continúa registrando pérdidas. Ejecutivos esperan que las salidas a bolsa propuestas por las dos firmas para el segundo semestre del año próximo ayuden a resolver los desacuerdos acerca de sus valoraciones.

"Uno de los objetivos es salir al mercado y dejar que éste decida la valoración", dijo la fuente. "Esto resolvería un gran problema (de cara a una fusión)", añadió. La fusión podría contar con el beneplácito del regulador del mercado de telecomunicaciones español, que afirmó en el pasado que le gustaría ver cómo un grupo de cable combinado se convierte en una fuerte competencia para Telefónica.

Luis Alberto Salazar-Simpson, presidente de Auna, dijo el mes pasado que una fusión con Ono podría tener lugar a finales de 2005, después de la salida a bolsa de entre el 20 y el 30 por ciento del capital de la compañía. "La fusión con Ono es una cosa que se seguirá planteando hasta que llegue el momento en que se pueda hacer", dijo, para añadir: "En lo que al cable se refiere, falta todavía un año y medio o algo así".

El problema de deuda de Ono

Como paso previo a su salida a bolsa esperada para el año que viene, Ono se encuentra en negociaciones con diversos bancos para reestructurar su deuda extendiendo las fechas de vencimiento. Se espera que la firma emita cerca de 1.000 millones de euros de nueva deuda y alargue su vencimiento hasta el 2008, en un esfuerzo por reducir los pagos en los próximos años y liberar capital para inversiones y expansiones, mientras se prepara para cotizar en bolsa.

Spaincom - holding de GE Capital, Bank of America y el fondo canadiense CDPQ - controla el 45,8 por ciento de Ono. Auna, segunda compañía de telecomunicaciones del país, está controlada por la firma eléctrica Endesa, con una participación del 33 por ciento, y por el banco Santander Central Hispano, que posee un 27 por ciento. Por su parte, Unión Fenosa está en posesión de cerca del 20 por ciento del capital.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba