Publicidad Autocontrol dice que los anuncios de TV no se pueden incluir en el concepto "telebasura"

Este año ha desaconsejado 60 anuncios para niños y pedido la modificación de casi 700 de los 1.350 sometidos a control

El presidente de Autocontrol, la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial, Félix Muñoz Lázaro, aseguró hoy que la publicidad que emiten las televisiones y que ocupa el 15 por ciento de la emisión no se podría incluir en el concepto "telebasura" que se aplica habitualmente a otro tipo de contenidos porque está "controlada, pero no censurada", por el propio sector.

Autocontrol ha analizado durante este año hasta el pasado 15 de noviembre un total de 1.350 anuncios (el 10 por ciento de los 15.000 emitidos), de ellos 691 dirigidos a niños, dentro de su servicio de verificación previa, puesto en marcha este año, al que los operadores de televisión o los anunciantes someten, como autorregulación, los anuncios que consideran que podrían tener algún problema en el cumplimiento de la normativa publicitaria.

De esos casi 700 anuncios para público específicamente infantil se desaconsejó su emisión a sesenta de ellos porque vulneraban algún concepto o precepto de la ley, lo que supone el 8,7 por ciento, mientras que en 196 casos se recomendó que se adoptara alguna modificación, porque presentaban "algún problema solucionable". Autocontrol, además, propone las posibles soluciones.

El resto de los 1.350 anuncios analizados a lo largo del año no eran específicamente para niños pero, aunque eran productos para adultos, presentaban contenidos que podían no ajustarse a la legislación específica para los menores. De ellos, 41 (3%) se recomendó su modificación o la emisión fuera del horario infantil, es decir, después de las diez de la noche.


EXCESO DE ANIMACION FIGURADA O PERSONAJES FAMOSOS

Por lo que se refiere a los problemas que presentaban los anuncios infantiles rechazados fueron, principalmente, el uso de "demasiada animación figurada en los juguetes, que se muevan ´solos' los juguetes que no tienen movimientos autónomo y que no se den referencias sobre el tamaño del juguete, lo que puede inducir a error", según explicó el director general de la asociación, José Domingo Gómez.

También se recomendó "radicalmente" la no emisión de otros anuncios en los que aparecían recomendando el producto presentadores de programas de televisión o personajes reales o de ficción. Y se dieron algunos casos, muy escasos, en los que se podía interpretar una incitación a la violencia o la conducta agresiva o algunos, estos de productos para mayores, con contenido violento o sexualmente explícito, o en los que aparecían niños adoptando prácticas peligrosas, que podrían ser imitadas por los menores y provocar accidentes.

La conclusión de este primer ejercicio del servicio de verificación previa de anuncios, según Autocontrol ha sido "muy buena, con una actividad intensa y alto un grado de satisfacción de la industria: los anunciantes porque están cómodos ya que es un autocontrol y no una censura y los consumidores, como demuestra el hecho de que hayan bajado las reclamaciones". De hecho, se espera un 50 por ciento de incremento de las consultas de verificación previa.

Además, desde Autocontrol se recuerda que, además de este sistema de consulta previa sobre los anuncios que anunciantes y televisiones creen que podrían presentar problemas, existe un control 'a posteriori', a través del Jurado de Autocontrol, ante el que se pueden presentar reclamaciones que en un plazo de hasta 24 horas puede ofrecer una solución.

Ante esta satisfacción generalizada en todo el sector por la autorregulación, estos expertos no creen necesario que todos los anuncios que se emiten en televisión pasen por un control antes de emitirse. De hecho, apuntaron el caso de Francia donde, tras pasar del control selectivo al control total de los anuncios, no se han incrementado ni el número de quejas y ni el de rechazos.

A su juicio, si en España se controlasen de forma previa todos los anuncios que emiten las cadenas las cifras serían similares. No obstante, puntualizaron que los porcentajes de anuncios retirados sería mucho menor que el arrojado por el estudio de Autocontrol ya que, según recordó, éste se hace únicamente sobre los anuncios que las cadenas o los anunciantes sospechan que podrían tener problemas, es decir, los que han pasado ya ese filtro previo.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba