Entrevista "Lo de Barajas fue mucho más duro para mí"

Hablamos con el periodista David Cantero, rostro del Telediario Fin de Semana

Periodista, escritor, poeta y pintor, David Cantero presenta junto a María Casado el Telediario 1, todos los fines de semana, desde hace ya más de cuatro años.

Además, durante el pasado mes de agosto, fue el encargado de sustituir a Lorenzo Milá en la segunda edición del informativo de TVE, lo que le llevó a estar al frente del programa especial que emitió la pública con motivo del accidente aéreo de Barajas.

"Fue un momento muy duro, ya que momentos antes de bajar al plató me dijeron que una persona cercana a mí había fallecido en el avión", confiesa en esta entrevista concedida a Vertele.com.

TITULARES DE DAVID CANTERO

- "El tándem que formamos María Casado y yo funciona a la perfección"

- "El ‘mal rollo’ no se puede disimular en la televisión, pero el bueno tampoco"

- "Cada presentador debe aportar su personalidad a los informativos"

- "Antes de bajar al plató para informar sobre el accidente de Barajas me dijeron que una persona cercana había fallecido en el avión"

- "Me estuve sintiendo mal durante un buen rato hasta que entré en razón"

- "Hacía tiempo que no vivía un momento tan difícil"

- "La audiencia elige TVE porque informamos con prudencia y rigor"

- "Hemos conseguido recuperar el prestigio, la audiencia y la credibilidad que habíamos perdido"

- "Fue muy duro caer en el descrédito por las malas artes de una, dos o tres personas"

- "En Televisión Española hemos vivido momentos muy duros"

- "No se puede comparar la información que damos en TVE y la que ofrecen las privadas"

- "No queremos audiencia a cualquier precio"

- "No me iría a una cadena privada, aunque me lo han ofrecido"

Presenta los Telediarios del fin de semana, pero en agosto se encarga de sustituir a Lorenzo Milá en el informativo de las 21:00 horas, ¿se toma de forma diferente estos dos cometidos?

En teoría es el mismo Telediario, pero es verdad que los fines de semana la audiencia ve de manera diferente la televisión. Por otro lado, los sábados y domingos trabajamos un equipo más pequeño de lo habitual pero muy bien avenido. Es otra manera de hacer Telediarios, con menos gente, pero con el mismo entusiasmo.

Muchos piensan que hace buena pareja televisiva con María Casado, ¿piensa que son uno de los ‘dúos’ más carismáticos de la pequeña pantalla?

Yo hablo de trío, porque con Sergio Sauca tenemos una comunicación perfecta. Pero es verdad que el tándem Cantero-Casado (“C&C”, como se autodenominan en su blog de Rtve.es) funciona a la perfección desde el primer día. Cuando se fue Helena Resano, llegó María y, desde el primer momento, estuve seguro de que nos íbamos a llevar muy bien y eso se nota en pantalla. El mal rollo no se puede disimular en la televisión, pero el bueno tampoco.

Esa buena química la deján patente en algunos momentos de los Telediarios…

Sí, porque presentar un informativo no impide que seas tú mismo. Tienes que tener mucho cuidado de no salirte de tono, evidentemente, pero es bueno aportar tu personalidad al Telediario. María y yo lo hemos hecho con alguna pincelada de humor y eso la gente lo aprecia.

Cuando no se pueden incluir esas notas de humor es en días como el del accidente de Barajas, que usted tuvo que retransmitir, ¿cómo lo vivió?

Fue muy duro en general y, para mí, lo fue más por circunstancias personales, ya que unos minutos antes de bajar al plató me enteré de que una persona cercana a mí había muerto en éste. Me senté en la silla compungido y afectado, pero en ese momento tienes que superarlo para seguir trabajando.

¿Se le pasó por la cabeza no presentarlo?

Me sentí mal durante un buen rato hasta que entré en razón. Los presentadores somos humanos, y también es bueno que se nos vea como una persona más. No somos señores hieráticos. A mí me afectan estas cosas, me siento mal y me dan ganas de llorar cuando ocurren acontecimientos de este tipo… Pero tienes que controlarte.

¿Fue su Telediario más duro?

Fue muy duro, hacía tiempo que no vivía un momento tan difícil. Y fue muy importante que en ese momento apareciera en el plató Susana Roza -que es quien había dado la noticia en el Telediario de las 15:00 horas- y me diera ese apoyo que necesitaba.

La audiencia respaldó masivamente la cobertura que dio TVE a propósito del trágico accidente…

En estas ocasiones, es cuando Televisión Española atrae a las personas que quieren ser informadas porque saben que somos prudentes y rigurosos. Podíamos saber que eran más víctimas de las que estábamos diciendo, pero hay que tener mucha cautela en estas cosas. Hay que mantener la calma, como la que tuvo, por ejemplo, Ana Blanco durante el 11-S, que fue todo un ejemplo. El día del accidente aéreo de Barajas informamos con respeto, había muchos muertos y todos estábamos sobrecogidos.

Durante los últimos meses, la audiencia también ha sido fiel a los informativos de TVE de forma regular...

Estamos viviendo un momento de confirmación. En los informativos de Televisión Española hemos vivido momentos muy duros anteriormente. Tuvimos que luchar por recuperar el prestigio, la audiencia, la credibilidad… Y se ha conseguido fundamentalmente por una cuestión de humildad. Hay que fijarse en cómo se hacen ahora las cosas y cómo se hacían antes. El público lo reconoce.

Pero han tardado algunos años en volver a ser líderes…

Es que es muy difícil. Esto es como un castillo de naipes. Te puedes tirar años construyéndolo y, por un mal soplido de aire, se puede caer todo al suelo.

¿Cómo han vivido este proceso los profesionales de informativos de TVE?

Es muy duro que te cuestionen y que el mal hacer de una, dos o tres personas lleven al resto al descrédito. Nosotros ponemos cara al trabajo de mucha gente, y es muy triste pensar que todas esas personas caen al descrédito por las malas artes de alguien, porque todos los ellos siguen siendo igual de buenos que hace quince años.

Por lo que indica, fueron tiempos complicados en la redacción de los Telediarios….

Fueron tiempos distintos y difíciles, pero esto cambió desde hace cuatro años y medio. Ahora tendremos errores, defectos, etc., pero esto es totalmente distinto a lo que había antes. El trabajo se hace de otra manera, y la dirección de informativos se ocupa de sus cosas y nosotros, de las nuestras.

¿Qué valoración tiene del trabajo que hace la competencia?

Estamos centrados en hacer bien el nuestro, pero a mí me parece incomparable el tipo de información que hacemos en Televisión Española con el que ofrecen las privadas. Tenemos que tener audiencia pero sin olvidarnos de que no tiene que ser a cualquier precio.

A veces tenemos que leer unos ‘tochos’ infumables, pero son necesarios porque son informaciones importantes y eso la competencia no lo hace, porque lo que quieren es audiencia a toda costa. No digo que trabajen mal, pero no tienen el poso de experiencia de esta empresa, ni el interés de contar todo lo que seguramente hace que la gente cambie de canal, porque no todo el mundo está interesado en la economía profunda ni en política internacional. Las privadas van al consumo rápido de la información.

¿Han intentado ficharle alguna vez desde una privada?

No me iría de aquí, aunque sí me han ofrecido cosas. Televisión Española es mi casa, llevo 25 años en ella y me resulta muy difícil imaginarme fuera, a no ser que aquí las cosas se pusieran muy mal (risas). Para mí, los informativos de esta cadena son casi un proyecto personal.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba