Opinión Basura sin control

Encarna Jiménez, que es una buena lectora de Vertele, aunque no nos cite, se refiere a dos de las noticias publicadas en esta página este fin de semana en el artículo que publica en Libertad Digital

No sólo Antena 3 tiene problemas laborales. Telecinco se va a encontrar esta semana con la demanda de cuatro trabajadores por despido improcedente. Nadie, sin embargo, va a llorar porque la cadena "castigue" a unos contratados por hacer un programa, como es el caso de "A tu lado" que es un basurero pero sí que conviene advertir que con la expulsión del director, subdirectora, coordinadora de testimonios y redactora del programa se pone en evidencia el ejercicio de cinismo de las televisiones y los manejos de las productoras en un tipo de programas que buscan carnaza a cualquier precio.

Aparentemente Telecinco se vio sorprendida hace unos días al comprobar que, a las cinco y media de la tarde, en horario infantil, "A tu lado" presentaba bajo el título "Erotismo a la carta" distintos testimonios de personas dedicadas a la pornografía. Nada que no haya ocurrido en anteriores ocasiones en programas parecidos. Pero, quizá por lavarse la conciencia y no perder todos los referentes morales, decidió la dirección hacer una especie de castigo ejemplar que le va a costar unos duros, pero que tendrá que asumir dada la fórmula que se emplea con las productoras de este tipo de programas, cuya supervivencia depende de conseguir una audiencia preestablecida por contrato a costa de lo que sea, que suele ser llegar a los niveles más bajos de la explotación de los llamados "testimonios".

Telecinco, al igual que otras cadenas, llenan su programación con una especie de magazines a los que se lleva gente que llame la atención por estar en el borde de lo tolerable. Gente monstruosa, rara, bordeando la legalidad que tiene que estar dispuesta a hacer y decir lo que sea para atrapar a un espectador morboso o, simplemente, atónito. Sobre la forma tramposa en la que se hace este tipo de programas de "testimonios" es bastante ilustrativo el libro escrito por Mariola Cubells, Mírame tonto, sobre cómo se hace la telebasura en España. En él se dan las claves, desde la experiencia de su autora, de la relación laboral y contractual entre cadenas, productoras y trabajadores, y todas ellas están basadas en la mentira y el cinismo. Hasta las televisiones públicas están dispuestas a arrostrar las críticas y algún quebranto laboral con tal de llegar a los objetivos de audiencia, aunque sea pura basura lo que presenten.

Probablemente, Telecinco tendrá que pagar por despido improcedente pero no dejará de ser un pequeño detalle de cara a la galería que no altera el mecanismo diabólico de un sistema de contratos de empresas externas en el que la cadena está dispuesta a bordear la ilegalidad con tal de subir la audiencia. Los que se dedican a esto ya saben a lo que se arriesgan, a ser despedidos y largarse con su agenda de monstruos a otro despacho para seguir haciendo lo mismo. Oportunidades no faltan cuando cada vez hay más programas de este tipo y menos escrúpulos.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba