Tribunales Berlusconi demanda a YouTube por 500 millones de euros

Cantidad que reclama Mediaset por "difusión ilegal" de sus contenidos

La compañía italiana Mediaset, propietaria del 50,1% de capital de Telecinco, demandó hoy al buscador Google y a su portal de intercambio de videos, YouTube, a los que reclama una compensación de 500 millones de euros por la "difusión ilegal" de contenidos, según informó este grupo en un comunicado.

Mediaset, que interpuso la demanda en un tribunal de Roma, afirmó que "en una muestra al azar tomada el 10 de junio se encontraron al menos 4.643 videos y cortos de nuestra propiedad, equivalentes a más de 325 horas de transmisiones sin tener los derechos."

Según las estimaciones de este grupo, controlado por el primer ministro italiano Silvio Berlusconi, esta utilización de sus videos equivale a una pérdida de 315.672 días de programación en todos los canales de su propiedad.

Un portavoz de YouTube expresó que no veía la necesidad de llegar a los tribunales. "YouTube respeta a los propietarios de los derechos de autor y se toma los asuntos de propiedad intelectual muy seriamente," dijo el portavoz en Londres de la compañía que Google compró en el 2006.

Telecinco

Mediaset se une de esta manera a la demanda en España de Telecinco contra la plataforma de vídeos on-line. El pasado 23 de julio, el juzgado de lo mercantil número 7 de Madrid estimó las medidas cautelares solicitadas por la cadena de Paolo Vasile y prohibió a Youtube emitir vídeos de Telecinco "sin autorización expresa".

Asimismo, el secretario general de Telecinco y responsable de los asuntos jurídicos de la cadena, Mario Rodríguez, afirmó que, en caso de que la sentencia del juez confirme las medidas cautelares, iniciarían "un segundo procedimiento" para cuantificar y hacer exigible la indemnización por los "daños" que, desde su punto de vista, les ha causado la plataforma de vídeo on-line.

Además, YouTube se enfrenta en Estados Unidos a una contienda judicial por 1.000 millones de dólares contra el grupo Viacom, que lo acusa de beneficiarse de sus producciones, que son subidas a internet de forma ilegal por usuarios del portal. Por último, el canal comercial más grande de Francia, TF1, pidió a un tribunal 100 millones de euros por daños causados por este canal de vídeos en la Red.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba