Vertele, en la presentación Bienvenidos al 'Gran Hermano' de los divorciados en Telecinco: "En Zeppelin son unos maestros"

Bienvenidos al 'Gran Hermano' de los divorciados en Telecinco: "En Zeppelin son unos maestros"
Bienvenidos al 'Gran Hermano' de los divorciados en Telecinco: "En Zeppelin son unos maestros"

La cadena de Mediaset lanza este jueves 26 de junio 'Ex, ¿qué harías por tus hijos?',su nuevo programa con "el que se da un paso más" en el terreno de los realities. "El objetivo del programa no es reconciliar parejas, aunque pueda pasar". "Se cuentan cosas que no se habían dicho nunca a la cara"

Mediaset España presentó su nueva apuesta en el terreno del reality: ‘Ex, ¿Qué harías por tus hijos?’. El formato, producido por Zeppelin ('Gran Hermano', ''A bailar!') y presentado por Emma García y Álvaro de la Lama, llegará este jueves 26 de junio al prime time de Telecinco.

Para Manuel Villanueva, director de contenidos de Mediaset,esta oferta es un paso hacia delante. "Como pioneros de la telerrealidad teníamos el compromiso de dar un paso hacia delante. Desde que estrenamos 'Gran Hermano' han sucedido varias cosas pero muy parecidas".

"Lo más novedoso está en Mediaset, uno de ellos es éste. En Zeppelin son unos maestros y han hecho esta adaptación del formato ‘The Extra Mile’, de gran éxito en Israel". En el espacio se juega con la premisa de que "hacemos todo por nuestros hijos", afirmó el directivo en la presentación a la que acudió Vertele.

"Muchas parejas no se habían hablado hasta llegar al casting, se cuentan cosas que no se habían dicho nunca a la cara"

Para Jaime Guerra, director general de Zeppelin España, ‘Ex, ¿Qué harías por tus hijos?’ "es un reality que da un paso más allá, es la gran novedad de formato. Parejas que luchan por un premio para lo que más quieren, si no fuera por ese objetivo común no lo harían. Y ese premio no se puede tocar hasta que los niños tengan 18 años".

El directivo explicó que es "un casting hecho por toda España, muchas parejas no se habían hablado hasta llegar al casting, se cuentan cosas que no se habían dicho nunca a la cara, los motivos de la separación, etc". "No todos somos padres pero todos tenemos un ex, y nos vamos a sentir identificados. El equipo ha tenido grandes debates".

Guerra relató igualmente que "los castings han sido extraordinarios y mostraremos parejas que se han presentado por y para sus hijos. Son interesantes, con ganas de participar y diferentes edades".

"El objetivo del programa no es reconciliar parejas, aunque pueda pasar"

"Ellos necesitan fuerza, pero también ingenio, valor... Y sobre todo tienen que cooperar, participar los dos y compenetrados. Ayudarse el uno al otro", declaró el directivo, que matizó que "el objetivo del programa no es reconciliar parejas, aunque pueda pasar".

Por otro lado, Jaime Guerra avanzó que "está todo grabado, las galas también, en falso directo. Se va a ir grabando con una antelación corta para emitir, pero nada en directo".

Emma García: "Me merecía presentar ya un reality después de tantos años"

En su turno de participación en la presentación, Emma García valoró su fichaje por el reality de Telecinco. "Me merecía presentar ya un reality después de tantos años. Me encanta el formato, es el mejor reality.Me apasionó cuando vi el formato y cuando me lo propusieron acepté sin dudar".

Afirma la conductora que "las parejas me emocionan, hay una pareja que tiene la primera conversación después de la ruptura y me emocionó verlo. Hacer todo por los hijos.Otra cosa que me intriga es ver qué pruebas van a hacer, saldrán rencillas. Es fantástico que en las pruebas tenga que salir la complicidad que en algún momento tuvieron".

Además, García se mostró "feliz y con muchas ganas de estrenar darlo todo y disfrutar".

La mecánica y pruebas semanales

Jaime Guerra detalló que, dentro de la mecánica del programa, las parejas conviven en un hotel rural de Fuerteventura, duermen en dos habitaciones, con camas individuales. También habrá salones interiores y exteriores.

En el terreno de las pruebas, presentadas por Álvaro de la Lama, éstas se realizarán al aire libre, y marcarán si los concursantes son nominados o inmunes. Asimismo, habrá pruebas aéreas y de tierra. Durante la semana hay tres pruebas, tres nominados y son ellos mismos los que deciden qué pareja debe ser expulsada.

Diez exparejas compiten por un premio de 100.000 euros para sus hijos

Todas estas pruebas son para alzarse con la victoria y ganar un premio de 100.000 euros destinados a garantizar el futuro de sus hijos que se depositarán en un fondo fiduciario a su nombre y que no podrán tocar hasta que los menores alcancen la mayoría de edad.

En el plató de ‘Ex, ¿qué harías por tus hijos?’, familiares, amigos y actuales parejas sentimentales de los concursantes analizarán y valorarán junto a Emma García su participación en el programa y en las distintas pruebas realizadas en la isla canaria.

Los participantes

Ana y César

Separados desde hace año y medio, Ana, bailarina de 24 años, y César, cantante de una orquesta de Almería de 26 años, tienen un hijo de 2 años y son los participantes más jóvenes del grupo. Las continuas discusiones motivadas por los celos de Ana provocaron la ruptura de la pareja y, desde entonces, ninguno de los dos ha mantenido una relación seria. Ella, enamorada aún de él, desea reconciliarse y César sueña con que los tres vuelvan a vivir juntos.

Joana y Rubén

Padres de dos hijos de 8 y 4 años, Joana, camarera de 31 años, y Rubén, empresario de 34 años, se conocen desde la infancia y llevan separados año y medio. Ambos, sin pareja actual, creen que si no hubiera sido por los problemas económicos aún seguirían juntos. Para Joana su “ex” es “el amor de su niñez” y para Rubén ella es “la mujer de su vida”.

Laura y Juan Manuel

Argentinos y residentes en Las Palmas, Laura (39) y Juan Manuel (36) tienen dos hijos de 10 y 9 años. La mutua infidelidad fue una de las causas de su ruptura. Separados desde hace 3 años, mantienen opiniones contrapuestas sobre el lugar de residencia: Ana, que trabaja de administrativa y camarera en una de las pizzerías de su exmarido, desea regresar a Argentina para no sentirse tan sola; y Juan Manuel, dueño de varios negocios de hostelería, está decidido a permanecer en España junto a su familia.

Laura y Roberto

Hace 4 años, Laura, opositora de 29 años al Cuerpo Nacional de Policía, y Roberto, ingeniero y diseñador industrial en paro de 32 años, formalizaron su divorcio. Esta expareja madrileña con una hija de 6 años discrepa sobre la causa de su separación: para él hubo una tercera persona, mientras que ella asegura que la verdadera causa fue la familia de Roberto, que nunca la aceptó.

Loli y Manuel

Loli, manipuladora de alimentos en paro de 39 años, y Manuel, encargado en una empresa de accesorios para camiones de 35 años, son padres de una niña de 6 años. El nacimiento de su hija marcó un antes y un después en la vida de pareja de estos barceloneses, ya que desde entonces Loli volcó toda su atención en la pequeña y descuidó la atención hacia su marido, que pasó a sentirse en segundo plano.

Maika y Pedro

Un año y medio es el tiempo que llevan divorciados Maika, diseñadora de interiores en paro de 43 años, y Pedro, parado de 46 años. Residen en el País Vasco y tienen dos hijas de 13 y 8 años. Un amor de juventud de Pedro provocó su ruptura matrimonial, cuando un atasco en la impresora provocó que Maika descubriera unas cartas que evidenciaban la infidelidad de su marido. Él le aseguró que se trataba de una relación de amistad, pero ella nunca le creyó.

Mónica y Pablo

Divorciados desde hace 3 años y propietarios de una tienda de ropa, Mónica (41) y Pablo (37) tienen tres hijas de 16, 10 y 8 años. Los 10 años de matrimonio de estos tudelanos llegaron a su fin cuando, según Mónica, una camarera más alta que ella se cruzó en el camino de su marido. Pablo, en cambio, sostiene que se les acabó el amor porque ella entró en una tediosa rutina.

Raquel y Carmelo

Pese a que se divorciaron hace cinco años, Carmelo (37) y Raquel (29), padres de una niña de 8 años, siguen trabajando juntos en la empresa de neumáticos de segunda mano del joven. Los burgaleses no eran felices como pareja y ella tomó la iniciativa de separarse motivada por su deseo de estudiar y hacer cosas nuevas, algo que no pudo realizar en su juventud porque se vio obligada a cuidar de su familia y a hacerse cargo de la casa.

Sandra y Mikel

El rápido deterioro de la convivencia puso fin hace 2 años a la relación entre dos valencianos: Sandra, dueña de una peluquería de 32 años, y Mikel, empresario de 36 años. Padres de un niño de 7 años, comenzaron a salir en su juventud y tras 13 años juntos, el carácter relajado de él y las continuas exigencias de ella propiciaron su fracaso sentimental.

Vanessa y José

Ni Vanessa (37), comercial de una compañía de telefonía, ni José (39), profesional vinculado al sector del automóvil, se ponen de acuerdo sobre el motivo de su ruptura. Mientras ella asegura haberse sentido atrapada en su matrimonio y haber sufrido varias infidelidades, él quita importancia a sus escarceos y reitera que su mayor error fue querer proteger a su mujer. Son padres de tres hijos de 13, 11 y 5 años.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba