Formatos “Big Diet” se estrena en la televisión alemana

Desde el 27 de mayo, la RTL emite este reality show holandés en el que diez obesos se encierran en un club deportivo para ganar dinero en función de los kilos que pierdan

¿Se imaginan algo peor que tener que estar encerrados durante tres meses vigilados por cámaras las 24 horas del día? Lo mismo, pero pasando hambre. Eso es a lo que se enfrentan los concursantes del nuevo reality show que emite la cadena alemana RTL II desde el pasado domingo 27 de mayo. En esta nueva variante de Gran Hermano, doce personas con sobrepeso han de convivir durante 105 días, a la vez que son sometidos a un estricto régimen para perder kilos que al final del programa cambiarán por dinero.

De la misma productora de Gran Hermano, Endemol, Big Diet también se emite desde marzo en la cadena holandesa SBS 6. De esta forma, la RTL pretende repetir el éxito obtenido el año pasado con Gran Hermano, el programa de más audiencia en la cadena desde su nacimiento en 1993.

La pesadilla de los gordos

El nuevo programa semanal encierra a sus concursantes en un gimnasio de lujo en la ciudad de Colonia. Los doce concursantes, asesorados por un equipo de nutricionistas y endocrinos, tendrán que compartir con la audiencia la difícil tarea de liberarse de todos los kilos que les sobran.

Para llegar al final, tendrán que superar varias pruebas como resistirse a la tentación de comer tartas y platos con muchas calorías, y tener que conformarse con la comida light que cocinará un chef famoso en el país. Además, los concursantes han de asistir tres veces al día a clases de aeróbic. Las cámaras están en todos los rincones de la casa excepto en el cuarto de baño.

Los concursantes compiten en grupos del mismo sexo. Al cabo de un mes comienzan las expulsiones. Cada semana será eliminado el concursante que menos haya adelgazado. Finalmente, los ganadores son el hombre y la mujer que, pasados los 105 días, se acerquen más al peso que se habían puesto como meta al principio. El premio consiste en la mitad del valor de los kilos perdidos en oro, pues el resto sólo será suyo si al final de año han conseguido mantenerse en el mismo peso.

Volver arriba