Crónica de la entrevista Bordiú, a Bertín: el sexo y la muerte, su único amor y la 'peli' de Franco

Bordiú, a Bertín: el sexo y la muerte, su único amor y la 'peli' de Franco
Bordiú, a Bertín: el sexo y la muerte, su único amor y la 'peli' de Franco

'En la tuya o en la mía' entrevistaba a la nieta del caudillo que proclamaba su libertad y una filosofía de vida en la que "nunca me ha importado lo que opine la gente". Habló del dolor de perder a un hijo, de sus parejas, la amistad con Isabel Preysler y no quiso mencionar a uno de sus maridos

'En la tuya o en la mía' presentaba su quinta entrevista en casa de Carmen Martínez Bordiú. Bertín le preguntaba por los temas más populares que siempre se han comentado de la nieta de Franco: su relación con sus abuelos, parejas, amistad con Isabel Preysler, la muerte de su primogénito y hasta sobre su sexualidad.

La aristócrata contestaba sin pelos en la lengua y con naturalidad a todas las cuestiones.

Como Franco levante la cabeza...

Bertin llegaba a casa de Carmen y lo primero que le sorprendía era ver una foto del caudillo bajo el cuado de "un culo descomunal". "Es mi decoración, los cuadros que tengo son los que tengo", explicaba la nieta, y cuando el presentador le preguntaba qué diría Franco si lo viera, ella aseguraba: "No creo que fuera eso lo que más le preocupara".

Así empezó la entrevista, hablando de la familia Bordiú y de sus abuelos: "Yo no era consciente de que mi abuelo era el hombre más poderoso de España. Para mi era muy natural". Tampoco le veían mucho, decía, "solo para tomar el café" y confesó que "era la nieta favorita de mi abuela".Aseguraba que era real aquella leyenda que decía que Franco había hecho una película con un pseudónimo.

Carmen narró pasajes sorprendentes de su niñez: "Fui al colegio muy tarde, hasta los 9 o 10 años no asistí. Teníamos en casa una profesora".

Bertín, que le preguntó a Bordiú por su sexualidad, hasta se atrevió a preguntarle por la de su abuelo: "¿Era bisexual?", y ella respondía: "Mi abuelo no tenía tiempo de pensar en eso, creo que el poder es una droga".

Época de rebeldía contra su padre

Al recordar cuándo empezó a manifestar su caracter rebelde, la entrevistada explicaba que su "padre era muy estricto y no me dejaba casi salir. Nos discutíamos mucho y me mandaron al extranjero para alejarme un poco. Fui a Irlanda porque Inglaterra era más permisivo".

Narró anécdotas como que estando allí "el tiempo era asqueroso y salía en ropa interior al balcón para tomar el sol y ponerme morena. Me echaron una bronca enorme, porque era una situación indecente".

Alfonso de Borbón, su primera pareja: "Me casé por salir de casa"

Carmen explicó cómo conoció a su primer marido, Alfonso de Borbón: "Mis padres me llevaron a un viaje por los países nórdicos y me dejaron salir con Alfonso. Él rápido habló de boda y pensé ‘hombre por salir de casa’… Pero imagínate lo que me importaba que el día antes de la boda estaba bailando flamenco con unos amigos. Yo iba a mi bola, siempre he ido a mi bola".

Osborne le preguntaba qué era lo que recordaba de su boda con Alfonso: "Prácticamente no vi a nadie de los miles de invitados que había. Me daban igual los invitados que venían, los reyes… ese era mi mundo, para mi era normal. Lo recuerdo como un día distinto".

Sobre si podría haber sido Reina de España, Carmen aseguraba que "nunca lo pensó. Eso decían. Es posible que Alfonso lo pensara, a mi lo único que me reprochó es que mi abuelo no le había ayudado".

"¿Y cómo viviste la separación con Alfonso?", le preguntaba el presentador: "La separación fue tremenda para él. Él sabía que había conocido a Jean-Marie Rossi (que sería su segundo marido) y me decía que si quería me fuera a París pero que volviera. Pero a mi no me han gustado nunca las medias tintas. Si algo se ha roto, es mejor coger las cosas e irse".

Jean-Marie Rossi, el anticuario francés que se convirtió en su segundo marido

"Le conocí cuando mi hijo tenía 6 meses. Lo pasé también con él y me impactó tanto que empecé a ir a París y me quedé allí", relataba Carmen. "Jean Marie me enseño el arte y a ser mujer"
y aseguraba que concibe el sexo como una unión "entre la vida y la muerte".

Ahí empezó la dura separación con Alfonso y por lo único que luchó según ella fue "por la custodia compartida" ya que en aquella época, al ser hijos hombres, se los solían dar a sus padres. "Alfonso fue quién pidió la nulidad", aseguraba, "y se la dieron alegando que no sabíamos lo que hacíamos".

La muerte de su hijo Alfonso: "Cuando sientes tanto dolor se secan las lágrimas"

Bordiú, algo emocionada, narraba el día de la muerte de su primogénito: "Venían de esquiar en Pamplona con su padre, se saltaron un stop y un camión se los llevó por delante. Yo estaba en Francia y me llamó el Rey. Algo me decía que Alfonso había muerto, y al médico solo le preguntaba por Luis".

También relataba que no quiso ver a su hijo en el estado que había quedado: "Mi madre me dijo que mejor no le viera para que mantuviera el recuerdo anterior. Y no le vi".

Bertin le decía que en el funeral no se le había visto llorar, a lo que ella le daba la explicación: "El dolor fue tan grande que no fui capaz de llorar. Se te secan las lágrimas. Era demasiado fuerte. Aprendí a hacer mi duelo".

La única vez que ha estado enamorada: "Con 60 años"

"Para mi la libertad siempre ha sido lo más importante", confesaba Carmen a Bertín. "La única vez que he dejado de ser libre ha sido cuando me he enamorado, y me he enamorado con 60 años". Sorprendido el presentador le preguntaba el nombre del afortunado: "Luis Miguel Rodríguez", decía ella. El "chatarrero", aclaraba él.

"De momento somos grandes amigos pero con 60 años he estado enamorada de él". Aunque no son pareja en la actualidad, Bordiú explicaba riendo que sus "amigas dicen que me he enganchado a él porque no me hace caso y me da caña. A lo mejor es eso, yo qué sé".

La amistad con Isabel Preysler

Bertín le preguntó por su famosa amistad con la ex pareja de Julio Iglesias. La entrevistada narró que hubo una época en la que vivían una encima de la otra: "Nos veíamos todo el tiempo con Isabel, era muy divertido". Y sobre sus polémicas discusiones, ella lo negaba: "Hemos tenido épocas en que nos hemos visto menos que es cuando yo vivía en Francia, pero cuando venía a veces me quedaba en su casa a dormir".

El presentador le comentaba a Bordiú que por qué se decía que ella le había cambiado la vida a la Preyler: "Cuando ella estaba casada con Julio, él trabajaba mucho y ella se quedaba sola. Entonces salíamos y allí conoció a su segundo marido".

El marido al que no nombra: José Campos

El momento de hablar de una de sus últimas parejas, José Campos, casi ni quiso mencionarlo: "Yo estaba casada con él cuando conocí a Luis Miguel. Vivíamos en la misma casa, pero éramos solo amigos". Y la nieta de Franco aseguraba que "nunca he sido infiel. Cuando estoy con una persona estoy y si quiero cambiar, cambio.

Al ser preguntada por si creía que alguien había estado con ella por interés, señaló a este último: "Puede ser que tu amigo, al que no quiero mencionar, le gustara más el personaje que la persona". Y apuntó a que áun le debía dinero.

La filosofía Carmen Martínez Bordiú

Para acabar la entrevista, Bordiú confesaba a Bertin que "un día empecé a escribir una lista (de los hombres con los que había estado) por años. Pero el papelito era bastante corto". Habló de su tipo de hombres: "No tiene que ver con el físico ni con lo que son, es más con la química". Y explicaba que "normalmente me he cansado yo de los hombres".

Osborne se reía con la forma de ser de Carmen, y ella repitió en varias ocasiones y de forma tajante: "A mi la gente nunca me ha importada nada. Solo la que me importa: mi madre, mis hijos…pero yo les he educado y nunca debían juzgar a los padres".

Para acabar, ambos se quedaban mirando el cuadro de Naomi Campbell desnuda que presidía el salón de Bordiú: "Está en un museo", aseguraba ella, "es que es para estarlo", bromeaba Bertin.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba