Artículo de interés Bruselas investiga las cuentas de las televisiones autonómicas

La dirección general de Competencia de la CE está ya investigando la inyección de subsidios en los canales públicos surgidos en España en los últimos 20 años

Por su interés, reproducimos a continuación un artículo publicado hoy en el diario económico 5 Días

"Estamos analizando la estructura general de financiación de las televisiones regionales en España", han informado fuentes del departamento de la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes. La fase preliminar de esta investigación coincide con la culminación de las negociaciones con el Gobierno central para adaptar el sistema de financiación de RTVE a las normas comunitarias.

La Comisión envió el pasado miércoles una recomendación formal al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con las principales medidas (separación contable, ajuste de los subsidios al coste del servicio público, supresión del aval estatal ilimitado de la deuda del ente) que deberá adoptar antes de finales de año para evitar una expediente sobre ayudas de estado a RTVE.

Desde que en 1999 el Tribunal de Justicia de la UE acusó de pasividad a la Comisión ante las ayudas que reciben las televisiones públicas, Bruselas ha revisado ya la financiación en siete países (España, Francia, Reino Unido, Italia, Portugal, Bélgica y Dinamarca). 'La Comisión quiere hacer tabla rasa y poner orden antes de empezar a aplicar con rigor las normas sobre ayudas de Estado', valora un abogado especializado en Competencia.

El proceso de escrutinio a nivel estatal parece encontrase bastante avanzado porque Bruselas ha decidido continuarlo en el nivel regional. La financiación de las televisiones autonómicas españolas tienen el dudoso honor de figurar entre las primeras a las que la Comisión Europea va a pasar el cedazo de las normas comunitarias.

'No se trata de una investigación sobre un canal concreto', precisan fuentes del departamento comunitario de Competencia, 'sino de un análisis global'.

La Comisión mantiene el hermetismo sobre la información recabada hasta ahora y los avances en el análisis. Pero los informes del sector que llegan hasta Bruselas señalan que las televisiones autonómicas reciben cada año más de 600 millones de euros en subsidios. El año pasado se esperaba una aportación adicional de casi 400 millones de euros de los Gobiernos autonómicos de Galicia, Madrid y Valencia para evitar la quiebra de sus respectivos entes de radiodifusión.

La revisión comunitaria de la financiación de las televisiones autonómicas obligará a las comunidades a definir claramente el concepto de servicio público y su coste. Bruselas podrá verificar entonces que no reciben sobrecompensación, así como que su actividad comercial se realiza con arreglo a los criterios de mercado. Fuentes de la Comisión Europea indicaron desconocer si el último de los elementos suprimidos en RTVE, el aval estatal ilimitado de la deuda, también aparece en la financiación de las autonómicas, cuya deuda acumulada supera los 600 millones de euros. De ser así, también debería ser suprimido.

Las televisiones regionales, por último, no podrán beneficiarse de uno de los atenuantes invocados en el caso de RTVE. Bruselas ha negociado pacientemente con el Gobierno el ajuste del sistema de la financiación del ente porque las ayudas existían ya cuando España ingresó en la Unión el 1 de enero de 1985. En esos casos, además, Bruselas no puede exigir la devolución de las ayudas. La mayoría de las autonómicas, en cambio, han nacido con posterioridad a esa fecha, lo que las hace susceptibles de recibir un tratamiento más exigente por parte de la Comisión.

Proporcionalidad

La financiación de un servicio público está exenta de las normas sobre ayudas de Estado cuando se define previamente el alcance y coste de ese servicio. 'Hasta ahora, ninguno de los casos analizados sobre TV púbicas cumple esos criterios', afirma la CE.

Una factura de 15.000 millones de euros al año

Las radiotelevisiones públicas de la Unión Europea recibieron 82.000 millones de euros en subsidios entre 1996 y 2001, según los datos del Observatorio Europeo Audiovisual citados por la Asociación Europea de Televisiones privadas (ACT). La misma fuente prevé un aumento del 4,8% de esos subsidios entre 2001 y 2004, confirmando a las televisiones públicas como el tercer mayor receptor de ayudas de Estado, muy por encima del sector agrícola o del minero. En total, según la ACT, unos 15.000 millones de euros anuales en toda la Unión (sin contar los 10 socios ingresados en 2004). Muchos de los canales públicos absorben, además, buena parte de la inversión privada en publicidad, pues captan como media el 40% de la audiencia general.

Las quejas del sector privado por esta presunta distorsión de la competencia se acumulan en Bruselas desde 1992. Fueron las recién estrenadas Antena 3 y Telecinco las primeras en denunciar ese año ante la CE a RTVE. 'Entre 1995 y 2001, RTVE sufría unas pérdidas insostenibles para cualquier empresa privada, y aun así continuaba endeudándose y aumentando el gasto', señalan desde el sector privado.

La CE ha recibido quejas similares sobre la financiación de las televisiones públicas de Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Holanda, Portugal, Dinamarca e Irlanda.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba