Formatos La CBS enfrenta a los familiares de un millonario por su herencia

"El testamento" es la última propuesta del creador de "The Bachelor"

La CBS ha anunciado que emitirá próximamente “The Will”, un concurso de telerrealidad que pretende encontrar al “heredero más digno” de una familia multimillonaria. Se trata de la última propuesta de Mike Fleiss, creador de otros reality shows “retorcidos” como “¿Quién quiere casarse con un millonario?” -el polémico reality show que buscaba prometida para un rico soltero norteamericano-, “The bachelor” (El soltero) -el dating show que reventó los índices de audiencia en la ABC y que ya va por su tercera temporada-, y “Are you hot” –concurso que buscaba a la persona más sexy del país-.

Mezcla de telerrealidad y “Dinastía”

El formato de “The Will” (El testamento), definido como una mezcla entre telerrealidad y la serie “Dinastía”, quizá les resulte familiar. Es porque hace dos años, como ya informamos en Vertele, la ABC anunció su intención de emitirlo, aunque finalmente no llegó a un acuerdo con Mike Fleiss y éste terminó ofreciéndoselo a la CBS.

La cadena ya está inmersa en el proceso de selección de una familia que disponga de una fortuna millonaria y unos miembros muy avariciosos dispuestos a enfrentarse entre sí por conseguirla. “También tendrán que tener mucho sentido del humor”, dice Mike Fleiss.

Los detalles de “El testamento” todavía se están ultimando ya que dependerán, en gran parte, del hombre o mujer que decida permitir que sus familiares y amigos se peleen por su dinero. Éstos habrán de superar una serie de pruebas cada semana, físicas y mentales, muchas de ellas diseñadas por el benefactor. En estas competiciones semanales, los “aspirantes” jugarán por conseguir una pequeña porción de la herencia, por ejemplo, un BMW o una casa de vacaciones.

El ganador no recibirá el dinero hasta que el magnate haya muerto

“The Will” también incorpora una sección en la que los amigos y familiares podrán votar y eliminarse entre sí, mediante el ya conocido sistema de las “nominaciones”. Por ejemplo, es posible que un grupo de primos se alíen entre sí para echar del juego al “pesado tío John”.

El ganador del concurso no recibirá la herencia hasta que el magnate haya fallecido, aunque la productora podría incorporar elementos al formato del programa que permitan a los ganadores recibir algún tipo de gratificación inmediatamente después de finalizar la competición.

El benefactor no será quien decida a quién irá a parar su fortuna, sino que esto lo determinará el ganador de la prueba final.

“Confío en este reality show por lo explosivo que es; me encantan los programas odiados por los críticos y amados por los espectadores”, declaró a Variety el productor ejecutivo, Mike Fleiss, sobre la polémica que levantó “El testamento” cuando fue ofrecido por primera vez a la ABC.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba