Polémica La CMT rompe el monopolio de contenidos deportivos de Sogecable

La resolución protege el cine puesto que sólo le obliga a dar al cable diez películas de estreno al año

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) acordó instar a Sogecable a ofrecer a los operadores de cable parte de los contenidos que tiene contratados en exclusiva, especialmente el deporte, pero protege su exclusividad en el cine.

En la práctica, el órgano regulador de las telecomunicaciones ha roto parte del monopolio de contenidos del que goza la plataforma única.

El Grupo Auna, en virtud de las condiciones impuestas por el Gobierno ante la integración de Vía Digital en Sogecable, exigió a esta última compañía que le suministrara para su parrilla televisiva del servicio de cable los canales temáticos y un canal de contenido "premium".

Sogecable ofreció sin problema los canales temáticos, pero al resto de operadores de televisión de pago les dio el canal Gran Vía, que era el canal "premium" que tenía Vía Digital antes de la fusión. Los operadores de cable se quejaron de que el contenido de Gran Vía era muy deficiente, aspecto que incluso llegó a reconocer la CMT, y reclamaron que se les diera Canal+, circunstancia a la que se negó Sogecable de forma rotunda.

La falta de entendimiento entre Auna y Sogecable motivó que se abriera un arbitraje que tutelaría la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones. Tras requerir la práctica de pruebas de ambas partes y conocer sus conclusiones definitivas, con fecha 1 de junio dictó resolución de obligado cumplimiento que deja a Sogecable sin la exclusiva de algunos de sus contenidos deportivos que son los que utilizan para captar la mayor parte de los abonados.

En una resolución de 70 folios, el organismo insta a Sogecable a presentar, en un plazo de 15 días una oferta al Grupo Auna de comercialización de los canales Gran Vía, Gran Vía1 y Gran Vía2. Sogecable deberá enriquecer los contenidos de esos canales, hasta el punto de que "sean equivalentes a los que tenía en Vía Digital con anterioridad a la fusión". El 70% de los contenidos de esos canales debe ser de cine, e incluso ha de contar con 10 largometrajes de estreno producidos por la majors americanas al año. En este aspecto el perjuicio que puede sufrir Sogecable no es especialmente importante.

Gran Vía debe estar enriquecida con un abundante número de eventos deportivos. Debe ofertar un partido de la Champions League de fútbol en directo y otro de la UEFA. Igualmente, deben incluir los trofeos de tenis en directo, los de Golf también en directo, así como los partidos de la Euroliga de baloncesto, el boxeo y 11 festejos taurinos, si bien en este último caso la imposición de la CMT es inferior a lo que ocurre en la realidad.

En un segundo punto insta a Sogecable a que en un plazo de 15 días presente oferta por Canal+ Deporte1, Canal+ Deporte2, y Canal+ Deporte3. Incluso fija el precio, que es de 7,8 euros por abonado, y los contenidos de esos canales deben ser idénticos a los que ofrecen en Digital+. Además deberá ofertar una serie de servicios adicionales, información de horarios de emisión, características de los contenidos, o información sobre la programación. Aunque la CMT ha sido dura en el aspecto de los eventos deportivos, en el cine no ha impuesto excesivas exigencias. Auna no ha conseguido todo lo que buscaba, especialmente obligar a Sogecable a abrir Canal+.

Sogecable confirmó anoche que presentará un recurso ante la Audiencia Provincial al no estar de acuerdo en que una disputa de este tipo se resuelva mediante un arbitraje. La compañía admitió que se había roto la exclusiva en eventos deportivos, pero se señaló que la principal batalla, la apertura a terceros de Canal+, se había resuelto a su favor.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba