Polémica La CMT rechaza el proyecto de ley para financiar la TV pública

Se opone a la tasa del 0,9% a las 'telecos' y sugiere otras alternativas

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), el regulador del sector, ha informado negativamente el nuevo proyecto de ley de financiación de RTVE, que prevé la creación de un nuevo impuesto, que gravará el 0,9% de los ingresos brutos de las operadoras de telecomunicaciones, para compensar a la televisión estatal por la pérdida de ingresos que le supondrá la supresión de la publicidad, según recoge hoy el diario Expansión en un artículo que les reproducimos por su interés.

El nuevo impuesto supondrá alrededor de 400 millones de euros anuales de recaudación que saldrán de las arcas de las operadoras de telecomunicaciones, ya que el sector factura unos 43.000 millones de euros al año. De esta cifra, alrededor de la mitad, unos 200 millones al año, deberían ser aportados por Telefónica.

El nuevo proyecto de ley fue informado por el Consejo de Ministros el pasado 8 de mayo y enviado para su dictamen a la CMT y al Consejo de Estado, como es preceptivo. La pasada semana, el consejo de la CMT aprobó por mayoría un informe en el que se critica la iniciativa gubernamental y se recomiendan otras alternativas para recabar la financiación necesaria para compensar a RTVE.

Informe suave

Aunque los términos en los que se pronuncia el informe son formalmente muy suaves, según las fuentes consultadas por EXPANSIÓN, el regulador de las telecomunicaciones pone de manifiesto, indirectamente, la arbitrariedad de elegir al sector de las operadoras de telefonía como pagano de la supresión publicitaria, al considerar que no existe ninguna relación intersectorial y que no hay previsto ningún trasvase de fondos hacia el sector de las telecomunicaciones por la supresión de la publicidad, de forma que las operadoras no se verán beneficiadas por la medida.

Por ello, el órgano de Gobierno de la CMT sugiere al Ejecutivo que busque medidas alternativas para recabar la financiación necesaria para compensar la eliminación de los ingresos publicitarios y señala explícitamente que se podría aprovechar el valor del espectro radioeléctrico de frecuencias, un recurso escaso y por tanto cada vez más estratégico, como fuente de financiación alternativa para la televisión estatal.

Sugiere que ponga el espectro en el mercado

Es decir, recomienda que el espectro que actualmente utiliza la televisión sea puesto en el mercado –con algún mecanismo de licitación– que permita monetizar las frecuencias, puesto que, previsiblemente, habría mucha demanda, tanto por las frecuencias que tiene a su disposición la radio y la televisión públicas como las que se utilizan en general en la televisión analógica.

La importancia del informe de la CMT en la tramitación de la Ley de Financiación de RTVE es relativo, puesto que, en este caso, las decisiones y opiniones del regulador del sector no tienen carácter vinculante, sino meramente consultivo. Por tanto, el Gobierno puede, perfectamente, ignorar la opinión de la CMT y seguir adelante con su proyecto, una iniciativa personalmente impulsada por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Trabas

Con todo, el varapalo de la CMT sí puede suponer una traba adicional en lo que ya se presupone como una complicada tramitación parlamentaria del proyecto de ley, principalmente debido a la debilidad del PSOE en el Congreso y a su necesidad de buscar aliados para sacar adelante sus iniciativas.

En cualquier caso, y teniendo en cuenta que los principales beneficiados indirectos del tributo a las telecomunicaciones serían las cadenas privadas de televisión como receptoras de parte de la publicidad que se elimine de RTVE, parece poco probable que las distintas fuerzas parlamentarias –incluido el principal partido de la oposición, el PP, que inicialmente se ha pronunciado en contra de la medida–, se decidan a enfrentarse directamente a los intereses de los grandes medios de comunicación oponiéndose a la nueva norma.

Las tribulaciones del proyecto de ley para la TV estatal

1. El 8 de mayo, el Ejecutivo dio el visto bueno a la ley que prevé poner una tasa a los grupos de telefonía para financiar a RTVE.

2. Las operadoras ya han anunciado una batalla legal ante Bruselas, alegando que el impuesto supone una ayuda de Estado ilegal a TVE.

3. El informe de la CMT sobre el impuesto rechaza la iniciativa del Gobierno y propone otras alternativas de financiación

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba