Esta tarde Cacelorada en el estreno de "España Directo"

La presentación de Pilar García Muñiz fue amenizada con una estruendosa protesta de trabajadores concentrados a las puertas del plató. El primer programa obtuvo un 15.9% de cuota de pantalla

Arrancó por fin el anunciado programa “España directo” en TVE-1 y lo hizo con una sonada cacerolada que ilustró la protesta de los sindicatos de la cadena pública ante lo que consideran una usurpación de una función que deberían realizar los trabajadores fijos de la casa y los centros territoriales de TVE.

“España Directo” arrancó con reportajes sobre el chupinazo de San Fermín desde Pamplona, el juicio de Farruquito desde Sevilla y las consecuencias de la derrota de Madrid en la nominación olímpica desde la capital de España. Desde el inicio del programa -18 horas- hasta las 18.30 horas, las intervenciones de Pilar García Muñiz, presentadora del espacio, han sido amenizadas por una estruendosa cacerolada protagonizada por un grupo de trabajadores que se concentraron a las puertas del plató, en los estudios de TVE en Prado del Rey, en Madrid.

Fuentes de RTVE explicaron a Europa Press que "unas 15 personas, siendo muy generoso", habían aporreado las puertas del estudio con el objetivo de boicotear la emisión, aunque destacaron que la Dirección del Ente está "muy satisfecha" con el resultado final del primer programa de este espacio, que calificaron de "impecable".

La protesta laboral, según UGT, ha consistido en "el ruido de golpes contra las puertas del estudio 5 de Prado del Rey, audible por los espectadores, mientras se realizaba el programa", además de que "se han observado otros fallos en la emisión, todos ellos producto de protestas en otros puntos y de la falta de colaboración de los profesionales de TVE con los empleados de Mediapro".

Los trabajadores, que anuncian más movilizaciones y "medidas más contundentes", pretenden así protestar por la "subcontratación" en TVE, que conlleva el "empleo de personal contratado en precario, con desregulación de condiciones laborales, inobservancia de la seguridad en el trabajo y bajos costes salariales".

Asimismo, denuncian que, con esta medida, la televisión pública "margina a sus profesionales" y los sustituye "por empleados en precario" para "favorecer el negocio privado de algunos". Por todo ello, el sindicato UGT reclama "la retirada del programa" y "hacer una producción alternativa 100% "made in" TVE".

Por su parte, fuentes de RTVE defendieron que 'España Directo" es un programa de servicio público, "en la línea de lo que tiene que hacer una televisión pública", además de "barato", por lo que destacó que el espacio "seguirá adelante sin ninguna duda".

"España Directo" es un magacín informativo de actualidad que pretende ofrecer una crónica de la vida cotidiana de España. El nuevo espacio está producido por Mediapro.

El director, Ricardo Medina, calificó de "ideales" las condiciones de trabajo por "la experiencia, los medios técnicos y los Centros Territoriales y de Producción de TVE". También afirmó que “todos los reporteros del programa son periodistas licenciados. En este programa no hay sitio para los pseudoreporteros de “Aquí hay tomate”, que buscan ser cualquier cosa menos periodistas”. Según Medina, “el 30% de los reporteros procedían de TVE, de sus centros de producción y del programa de La 2 España.es”. El resto han sido fichados de los magacines informativos que produce Mediapro para algunas cadena de la Forta, “En directe” en TV3, “Madrid Directo” en Telemadrid, “Andalucía Directo” en Canal Sur y “Canarias Directo” en TV Canaria.

El comité de empresa y sindicatos de TVE solicitaron la suspensión del programa

La productora catalana Mediapro ha firmado un contrato con TVE para hacer “España directo” por 4 millones de euros, que incluyen las 65 primeras emisiones más cinco programas piloto (unos 60.000 euros por programa).

Durante la presentación del programa, representantes del Comité de Empresa y de la sección sindical de TVE pidieron la suspensión del magacín. Según la resolución acordada por el comité, “España Directo es indiscutiblemente un programa estrictamente informativo” y denunciaron que no hay antecedentes en la cadena de que en un espacio de este tipo participen productoras privadas, máxime cuando se quiere potenciar la creación propia. “Este programa es un grave riesgo para el empleo de los trabajadores de RTVE y, especialmente, de sus Centros Territoriales”, aseguraron.

“Vamos a luchar contra este programa y nuestra actitud hacia él va a ser claramente beligerante. Estamos preocupados porque es la primera vez que en Informativos se nos cuela una productora privada cuando la ley establece claramente que la información es un bien público. Entendemos que esa contratación vulnera los derechos de los trabajadores de RTVE, al permitir que sean externalizados programas de marcado servicio público y con formatos ya desarrollados en TVE, que bien pueden ser realizados por nosotros”, afirmaron.

Por su parte, Pablo Carrasco respondió que con “España Directo no se ponen en peligro los puestos de los trabajadores ni se hace un malgasto del dinero público”. Carrasco aseguró que “esto es una coproducción en la que Televisión Española aporta el 60% y Mediapro el 40%”.

La actitud de los sindicatos de TVE se ha sustanciado esta tarde con una espectacular cacerolada que ha acompañado todo el estreno de “España directo”, desde las 17h45 hasta las seis y media de la tarde. En la parte final del programa se relajó la protesta.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba