Forum Europa Caffarel reclama para RTVE el "protagonismo decidido" en la TDT

Dice que podría afrontar ya la emisión de 8 de los 20 canales

La directora general de RTVE, Carmen Caffarel, reclamó hoy para el ente público un papel de "protagonismo decidido" en el relanzamiento de la televisión digital terrestre (TDT) y aseguró que el grupo "sabe, puede y quiere liderar la nueva televisión del siglo XXI".

En su intervención en el Forum Europa, organizado por Nueva Economía y Europa Press, Caffarel aclaró que este papel, "consustancial con la definición de servicio público, no pretende excluir a otros actores".

La directora general explicó que RTVE puede desempeñar el papel de "locomotora" en la transición a la TDT, al estar preparada con su producción actual para poder utilizar los dos múltiplex desde el principio de la reasignación de canales. Resaltó además que así ha sido "en la casi totalidad de los países europeos, donde las televisiones públicas tienen suficiente capacidad".

Emitir 8 de los 20 canales

La directora general insistió en que RTVE "no parte del vacío" para desarrollar esos dos multiplex, lo que le permitiría afrontar ya la emisión de esos ocho programas de la nueva TDT. Recordó así que además de los dos canales generalistas, TVE cuenta con cinco canales temáticos especializados y añadió que esta programación será completada con un octavo programa dedicado a la infancia y a la juventud, "sin excluir otros contenidos como la educación reglada a ciertas horas". Este programa podría estar en emisión en otoño.

Caffarel defendió en su intervención una radiotelevisión pública fuerte, sólida e independiente e indicó que, en 2005, RTVE espera "el compromiso activo del conjunto de los medios de comunicación, de las Administraciones públicas, de los partidos políticos y de sus grupos parlamentarios". En su opinión, el proyecto de reforma de los medios públicos "no puede salir adelante si, como la Constitución o cada Estatuto de Autonomía, no cuenta con un respaldo muy amplio".

La directora general recordó que cuando llegó al cargo hace ocho meses se encontró con una RTVE sumida en una crisis "económica, moral y de confianza" y dijo que el "triángulo básico" de sus prioridades en este tiempo para afrontar la recuperación de RTVE han sido "la independencia y el pluralismo, la transparencia y el control democrático".

Respecto al sistema de financiación de RTVE, consideró que el ente "no puede renunciar a la parte que le corresponda y que legítimamente se haya ganado en los ingresos publicitarios que se generen en una sociedad en la que participa y a la que se debe". De este modo, añadió, el coste será menos oneroso para los ciudadanos.

Sin embargo, reconoció que es asumible alguna limitación publicitaria y consideró que la proporción actual de ingresos comerciales en excesiva. El problema, en su opinión, es la deuda histórica que arrastra RTVE. "La deuda es lo que el Estado debía haber aportado a cambio de una programación de servicio público. No lo hizo y entregó la televisión pública a una pugna cainita por el liderazgo y a cambio de concederle deuda la utilizó y manipuló a su antojo". Por ello, consideró que una de las necesidades más perentorias de RTVE es liberarse de la deuda heredada y dotarse de un modelo de financiación que garantice su estabilidad y autonomía.

Liderazgo compartido asumible

En su intervención, Caffarel también se refirió a una serie de concepciones "interesadas" con las que se descalifica a RTVE, entre ellas, el "manido" descenso de audiencia de la cadena pública. En su opinión, la crisis no atenaza a TVE porque se haya perdido el liderazgo sino que "le atenazaba cuando se la mantenía artificialmente en una vía financiera muerta y se la sometía a una tragicómica manipulación".

Resaltó que TVE ocupa en este momento una posición de liderazgo compartido con los otros operadores "perfectamente asumible" y añadió que al servicio público "no debe exigírsele que se entregue a una pugna permanente por la primacía para arrebatar cinco décimas de 'share' a cualquier precio".

Caffarel consideró que "en determinados contextos es tan poco saludable para la televisión pública ser siempre líder de audiencia como ser siempre la última" y declaró que TVE "no puede descapitalizar los servicios informativos para pugnar con una televisión privada por contratos de estrellas mediáticas".

Descartó que algún canal de TVE sea privatizable

Descartó que alguno de los canales de TVE sean privatizables. Respecto a la posible aparición de nuevos canales en abierto, dijo que no tiene "ningún miedo a la competencia" y añadió que "cuanta más pluralidad haya en el espectro mejor, siempre que no vaya en detrimento de la oferta de servicio público".

Preguntada sobre la 'telebasura', dijo que no comparte ese término y señaló que ha aglutinado el descontento de la sociedad hacia ciertos contenidos.

Respecto a las críticas que han recibido algunos de los programas de la nueva etapa, Caffarel dijo que 'Las Cerezas' es "un exponente de la recuperación de la conversación y el debate frente a los chillidos" y añadió que es un espacio "muy digno" que está "cumpliendo las expectativas". En cuanto a los culebrones, comentó que se irán retirando en la medida en que afecten al horario protegido de los menores. No obstante, defendió las telenovelas por "su gran tradición" y porque "satisfacen a una parte del público".

A la espera del dictamen de los Sabios

La directora general de RTVE, Carmen Caffarel, confió hoy en que el 'comité de sabios' que está elaborando un informe para la reforma de la radiotelevisión pública "abogue por un servicio público potente y tenga en cuenta el panorama europeo".

En su intervención en el Forum Europa, organizado por Nueva Economía y Europa Press, dijo que espera "mucho" del trabajo de estos expertos y señaló que a tenor de la cantidad de información solicitada a TVE "harán un documento sugerente y atractivo que tocará todos los aspectos".

Por su parte, la vicepresidenta del CAC y miembro del comité de expertos, Victoria Camps, explicó que están ultimando el citado informe, que deberá estar listo en el plazo de un mes. Avanzó que el documento apostará por una financiación "más clara y regulada", una gestión "más independiente" y un servicio público "que lo sea de verdad".

Camps destacó además que todos los miembros del comité consideran que el tema más importante que debe abordarse es la creación de un Consejo Audiovisual. "Se pueden definir mejor las misiones del servicio público, pero si no hay alguien que vele porque la voluntad de hacer servicio público se mantenga, es muy difícil. Las buenas intenciones no bastan. Es necesario alguien que ayude a precisar", dijo. Mostró su optimismo por el cambio del modelo televisivo e insistió en que un Consejo Audiovisual es "fundamental" para sostener esa transformación.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba