Foro TVE 50 años Caffarel señala que la TDT de TVE supondrá más producción de contenidos y empleo

Cultura no dará fondos para salvar los archivos históricos

La directora general de RTVE, Carmen Caffarel, defendió hoy el papel de las televisiones públicas, y en concreto de TVE, de "locomotoras" del proceso de transición a la televisión digital terrestre, ya que la nueva tecnología "necesita de otros motores además de la televisión de pago". La nueva televisión tendrá también que diferenciarse de la analógica, a su juicio, "a través de más televisión gratuita, más calidad y servicios interactivos".

Asimismo, la máxima responsable de la radiotelevisión pública aseguró que la creación de un Consejo Estatal de Medios Audiovisuales es actualmente "una necesidad objetiva" en España, hasta el punto de que "el pleno funcionamiento" de la nueva Corporación RTVE "no será realidad hasta que el Consejo esté consolidado y prestigiado", y avanzó que la ampliación de la oferta de TDT de TVE supondrá para la cadena pública, entre otras cosas "más producción de contenidos y más empleo".

En su intervención en la apertura del seminario "Tendencias de futuro en los contenidos y programas de televisión", que reúne desde hoy en Madrid a responsables y expertos de televisión de toda Europa, Caffarel aseguró que el futuro se presenta "lleno de posibilidades y expectativas" para TVE, sobre todo teniendo en cuenta que en un ámbito caracterizado por más pluralismo y más oferta las televisiones públicas tendrán que asumir también más responsabilidades.

"Es necesario poner en valor a las televisiones públicas en este proceso de migración a la TDT. La televisión digital necesita motores además de la televisión de pago, y diferenciarse de la analógica a través de más televisión gratuita, más calidad y servicios interactivos", además de nuevos servicios como la televisión a través del teléfono móvil o la televisión portátil, explicó.

En este sentido, dejó claro que las televisiones públicas "están en disposición de aportar mucho al proceso", como solvencia, capacidad técnica y calidad, además de su voluntad de actuar en función "de las necesidades y demandas de la sociedad".

MÁS PRODUCCIÓN Y MÁS EMPLEO

Desde este punto de vista, detalló la actual oferta de TDT de Televisión Española, que incluye cuatro canales temáticos además de La Primera y La 2 (24 Horas, Teledeporte, Clan TVE y TVE 50 años), que ofrece "en abierto y gratis", y recordó que en el futuro, en cuanto le asignen el resto, asumirá "al menos dos canales más" entre ellos el "Ciudadano" o "Parlamentario".

Asimismo, TVE pondrá en marcha nuevos mecanismos de interactividad que, junto con los nuevos canales, supondrán "más creatividad, más producción de contenidos y más empleo".

Por otro lado, destacó que TVE debe "integrar contenidos y creatividad, y contactar con los sectores más dinámicos de la sociedad, así como con los jóvenes, prestando atención a los índices de audiencia", sin considerarlos "una prioridad" aunque "sin renunciar" a ellos.

En relación con esta cuestión, la directora general de RTVE expresó su confianza en que en el futuro inmediato los sistemas de medición de audiencias "analizarán el conjunto de la audiencia de cada operador".

Por otro lado, la directora general de RTVE señaló que al aumento del pluralismo que representa la TDT "hace inevitable" que se cuente con nuevas "garantías". En este contexto, se refirió a la necesidad de poner en marcha una Ley General Audiovisual que "dé solución a la dispersión jurídica" actual, así como la de creación del Consejo Estatal de Medios Audiovisuales, un órgano que constituye hoy en día "una necesidad objetiva".


LA NUEVA DIRECTIVA, EN 2010

Por su parte, el eurodiputado en el Parlamento Europeo por CiU Ignasi Guardans, integrado en la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa y coponente de la nueva directiva de televisión sin fronteras, que la semana pasada superó el trámite de enmiendas en comisión, indicó que la nueva norma no entrará en vigor antes de 2010.

Guardans explicó que la nueva directiva trata de crear "un terreno de juego equilibrado" con reglas comunes para todo el sector e instrumentos que le permitan ser igualmente válida para los nuevos soportes que puedan surgir en los próximos años en el terreno audiovisual.

Asimismo explicó que el texto se tramita por el procedimiento de codecisión (entre el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros), y que además en este caso cada parte conoce las enmiendas que realiza la otra. En cualquier caso, actualmente existen dos textos, el del Parlamento (que tiene que pasar por el plenario) y el del Consejo, similares en un 85 por ciento de los contenidos. Ambas partes deben limar las diferencias en el resto del trámite.

Entre otras cuestiones, está el debate sobre la necesidad o no de organismos reguladores, entidades que en la versión aprobada la semana pasada por la comisión del Parlamento Europeo aparecen como "obligatorios" en todos los estados miembros. En este sentido, Guardans indicó que por el momento España "no se ha opuesto" en Europa a esta posibilidad.

Por último, señaló que se ha llegado a un texto "bastante equlibrado" que marca unas reglas de juego "suficientemente claras" en un contexto de "neutralidad tecnológica", ya que "nadie puede decir cuáles serán los soportes de los servicios audiovisuales dentro de tres o cinco años".

CULTURA NO DARÁ FONDOS PARA SALVAR EL ARCHIVO HISTÓRICO

El Ministerio de Cultura es "un comodín al que se le puede pedir todo, pero que no puede pedir nada", respondió ayer la titular de la cartera, Carmen Calvo, a la petición de la directora general de RTVE, Carmen Caffarel, que a finales de octubre reclamó ayuda financiera a las instituciones para salvar 200.000 horas de grabaciones de las décadas de los sesenta y setenta en peligro de destrucción.

En una conferencia en el Foro de la Nueva Sociedad, en Madrid, Calvo sostuvo que "cada institución tiene que hacerse cargo de sus competencias", y que su ministerio puede suministrar apoyo técnico a RTVE, pero no proporcionarle dinero.

En 2002, un convenio de la cadena pública con la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) destinó 64 millones de euros para la digitalización de los archivos de TVE. De ellos se han gastado hasta ahora 17 millones.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba