Caffarel cree que los anteriores directores de RTVE tenían voluntad de arreglarla pero "no pudieron, no quisieron"

"Estoy satisfecha de haber hecho lo que se me mandó"

La directora general de RTVE, Carmen Caffarel, afirmó hoy que el Ente era una empresa en "quiebra técnica" que no podía seguir sustentándose en el "aval indefinido" del Estado, y consideró que "todos los directores y directoras generales" que le han precedido "tenían la voluntad de arreglarlo y no pudieron, no quisieron". "Me ha tocado a mí", manifestó.

Según Caffarel, la televisión con la que se encontró era "muy obsoleta tecnológicamente", por lo que entiende que se ha hecho una "inyección importante de renovación tecnológica y de reciclaje" de sus profesionales "sin que merme la calidad". "No existían los mecanismos para contabilizar el gasto. No existía una contabilidad analítica".

Así, explicó que se hizo un esfuerzo "enorme" durante el primer año para que RTVE pudiera estar operativa. "Hoy sabemos lo que cuesta e ingresa cada programa y esa es una herramienta importantísima para la toma de decisiones", agregó la directora general de RTVE en declaraciones a la cadena Ser, recogidas por Europa Press.

En todo caso, cree que se marcha con gran parte de los objetivos alcanzados, con un sentimiento de "mucha tranquilidad" en el sentido de haber llegado a un porcentaje "bastante alto" de lo que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le pidió: devolver la pluralidad, la contención del gasto y preparar una "casa que estaba en quiebra técnica con un expediente de Bruselas que no había manera de cerrar".

"Estoy satisfecha de haber hecho lo que se me mandó", aseguró Caffarel, recordando que ella misma dijo que cuando se terminara el trabajo sería la primera en marcharse al hacerse el Expediente de Regulación de Empleo (ERE). En su opinión, RTVE ha cambiado "mucho" y sus servicios informativos han dejado de estar al servicio del Gobierno. "Tenemos una televisión de calidad a la altura de las televisiones públicas europeas", dijo.

Como prueba de ello, señaló que se ha incrementado más allá del 7 por ciento el porcentaje de los partidos minoritarios que --reconoce-- estaban "muy poco presentes". Además, Caffarel resalta que el Gobierno ha disminuido en información y ha aumentado las noticias referentes a la sociedad civil: "Los servicios informativos trabajan con criterios profesionales y no hay ni una consigna por parte de nadie", resumió.

No cree que fuera un error prescindir de la Champions

En relación a la actuación del PP sobre el Ente público, Caffarel cree que ha hecho el mismo papel que en otros ámbitos, es decir, una oposición "dura", en la que "vale todo", pero que sus políticos le han reconocido "en privado" la existencia de pluralidad en RTVE pero que forma parte del juego político que en el Parlamento digan que es una sectaria, informó la cadena radiofónica en un comunicado.

Sobre la Liga de Campeones, no cree que fuera un error prescindir de ella, ya que aunque todos los españoles tienen derecho a disfrutar de los deportes pero no ve muy claro que sea obligación de TVE emitirlos. "Cuando planificamos el gasto económico optamos por los deportes que tuvieran un retorno social o económico. La Liga de Campeones es carísima y un deporte mayoritario en audiencias pero que no nos reporta beneficios porque no puede ponerse publicidad", concluyó.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba