Plan de saneamiento TVE Caffarel rechaza que los centros territoriales sean "minitelevisiones" autonómicas

La directora general de RTVE dice que la cohesión territorial no depende de las desconexiones y critica la postura de "inmovilismo" de los sindicatos en lugar de aceptar la negociación

La directora general de Radiotelevisión Española (RTVE), Carmen Caffarel, aseguró hoy que "se equivoca quien afirma que la vertebración territorial depende de las desconexiones" territoriales de la emisión de TVE, ya que ésta depende "esencialmente" de políticas en materia fiscal, sanitaria o educativa. En este sentido, expuso las funciones que deberán tener en el futuro los centros territoriales de RTVE, en particular, la de hacer que la realidad de una región del Estado "sea conocida en el resto de España", y rechazó que los centros se conviertan en "minitelevisiones autonómicas".

Así lo defendió en la Comisión de Control Parlamentario del ente público en respuesta a la diputada del PP Celinda Sánchez, que se interesó por las funciones de los citados centros tras la aplicación del plan de saneamiento y futuro de RTVE. "Los centros territoriales van a jugar un papel de gran relevancia en la cohesión territorial --aseguró--. Centrarán su actividad en la captación de noticias en la región, con la finalidad de emitirlas tanto en la programación nacional como en las desconexiones de media hora de lunes a viernes para esa comunidad específica", precisó la directora general.

A su juicio, estas desconexiones "ayudan de manera muy limitada" a la cohesión territorial en comparación con otras políticas como las citadas, en particular debido a la audiencia que logran las dos ventanas diarias de información territorial que en la actualidad se emiten frente a las que ofrecen los medios autonómicos: en el caso de La Primera de TVE, un 16,3 por ciento de cuota de pantalla frente al 33,7 por ciento de la edición de la FORTA, y en el caso de La 2, un 5,3 por ciento contra el 25,7 por ciento de 'share' que consiguen las autonómicas.

Caffarel aludió en varias ocasiones durante su comparecencia a la duplicidad del sistema de medios públicos que existe en España, "una excepción en Europa", compuesta por los estatales y además por 19 canales autonómicos de radio y televisión en total, según sus cuentas, a los que se sumarán otros 4 previstos, algunos ya en funcionamiento. "Cada ciudadano paga dos veces una información que sólo puede ver una, porque ambas ofertas compiten incluso en horario", señaló Caffarel.

En este sentido, aseguró que el coste de las desconexiones de TVE supone un total por hora de casi 7 veces más que el coste de una hora para toda España, mientras que, de acuerdo con sus cifras, los ingresos sólo alcanzan los 1,2 euros por hora para cada mil habitantes, frente a los 46,8 euros de media en TVE, esto es, cuarenta veces menos.

Por tanto, Caffarel definió la función de servicio público de cada centro territorial: "su carácter vertebrador vendrá determinado por su capacidad para posibilitar que las noticias y la realidad de cada región sea vista y conocida por el conjunto de España, no convirtiéndonos en 'minitelevisiones autonómicas'", lo que, en ningún caso, implicará el desmantelamiento de la estructura territorial, dijo. El modelo resultante, precisó, tendrá 9 canales de televisión (con la llegada de la TDT), 19 centros territoriales, 5 cadenas de radio y 19 emisoras territoriales, además de un "amplio número de unidades informativas provinciales".


REDUCCIÓN DE PLANTILLA

Acerca de la reducción de plantilla prevista para el ente en el plan de saneamiento, Caffarel insistió en en que el origen del propio plan es el Congreso de los Diputados, por medio de la disposición adicional 35 de la Ley de Presupuestos, que supedita la subvención presupuestaria a la redacción del citado plan y prohíbe taxativamente el endeudamiento.

El plan, explicó, "no consiste sólo" en una reducción de plantilla, sino en una refundación del servicio público para hacerlo eficiente y sostenible, ante una situación con "una estructura desproporcionada, unas pérdidas desmesuradas y una plantilla insostenible en comparación con otras cadenas de televisión extranjeras". "En RTVE hay demasiados puestos directivos y mandos intermedios, hay servicios triplicados e personal e informática y prácticas de funcionamiento anticuadas, más propias de la Administración que de una empresa audiovisual", aseguró.

La directora general de RTVE insistió en que "no habrá ni un sólo despido" y que la modernización planteada "no requiere un tratamiento industrial, porque no es una reconversión pura", sino que se buscará la máxima optatividad y las recolocaciones de trabajadores. "Siempre he puesto de relieve una clara voluntad de consenso", afirmó.

Caffarel criticó la postura de los sindicatos ante la negociación de plan de saneamiento. "Me parece lamentable que, habiendo ofrecido a los sindicatos una propuesta de negociación, se opte por el inmovilismo y se ponga en riesgo la viabilidad futura de RTVE al rechazar el diálogo", dijo, y comentó que muchos trabajadores que quieren acogerse a las prejubilaciones "no van a entender el comportamiento de algunos sindicatos que rechazan la negociación y pasan, de un plumazo, de la normalidad a la huelga de 24 horas".

Sobre el conflicto, reclamó a los diputados del PP que "no utilicen a los trabajadores para eludir sus responsabilidades en la quiebra de la empresa", a lo que el diputado 'popular' Ramón Moreno replicó que los que Caffarel ha llevado a la casa son cinco puntos de audiencia menos y una huelga de 24 horas prevista para el próximo 5 de abril.


CANARIAS Y CATALUÑA

Durante la sesión, varias preguntas se interesaban por el cierre de la radio en catalán Ràdio 4 y por el centro de producción de Canarias, que recibieron por respuesta la duplicidad de las radiotelevisiones públicas. En el caso canario, Caffarel admitió que la nueva estructura empresarial "podría tener un impacto relevante", por lo que se comprometió a buscar una solución que contemple la realidad diferenciada propia de las Islas para garantizar la información territorial.

Sobre la emisora catalana, señaló que su función impulsora y normalizadora del catalán hoy es desempeñada "con mucha más eficacia por numerosos operadores" autonómicos y locales. "Es bueno que se exploren vías de solución que permitan su continuidad pero no será posible manteniendo la actual situación", aseguró.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba