Se suma a Zapatero Caffarel asegura estar "completamente" convencida de que se ha acabado la TV de partido

Piqueras quiere crear un departamento de 'Nuevos Formatos' dentro de RNE porque "la radio pública tiene que arriegar"

La directora general de RTVE, Carmen Caffarel, se sumó hoy a la defensa que el presidente del Gobierno, José Luis Rodriguez Zapatero, hizo ayer, durante el debate del Estado de la Nación, de RTVE como ente público independiente y plural. "Estoy completamente convencida de que se ha acabado la televisión de partido", dijo refiriéndose a la empresa que dirige, tras inaugurar en Palma de Mallorca el XVIII Encuentro Internacional de Estudios sobre la Radio, Rencontré 2005, organizado por RNE y la Unión Europea de Radiodifusión (UER).

Con las mismas palabras que utilizó en el hemiciclo de la Cámara Baja el jefe del Ejecutivo, la directora general del Ente Público defendió el carácter plural de RTVE. "Cada uno diréis lo que tengais que decir, pero hoy día nadie puede decir que esta televisión que yo dirijo y esta radio que yo dirijo está gubernamentalizada -insistió--. Creo que es plural, están todas las voces. La oposición está siendo tratada con cariño. Como se merece, por otra parte, porque tiene diez millones de votantes. Los partidos minoritarios también están presentes. La sociedad civil también".

De hecho, se mostró convencida de que el futuro Estatuto de RTVE que prepara el Gobierno va a producir un cambio en la 'Casa' para dejar de ser lo que "ha sido durante muchísimos años: un 'corre, ve y dile' de los gobiernos de turno". Cambios que, según aseguró, ya se están dando tanto en el plano financiero como en el estructural. "Será una Radiotelevisión independiente, desgubernamentalizada, solvente y bien gestionada", aventuró.

Además, ya advirtió que la estrategia de competencia con las cadenas privadas tiene sus límites porque determinados programas que tienen audiencia no se van a hacer nunca en una televisión pública. "Estamos, a priori, sabiendo que algunas de nuestras apuestas, de los debates políticos y sociales, no nos iban a dar una respuesta en este sentido, pero lo hicimos conscientes de que es obligación de una televsión pública. Con el tiempo la gente se acomoda, se acostumbra a esos nuevos contenidos y vamos a tener una audiencia que estará en torno al 20 porque es el futuro, no en España, sino en todas las televisiones del mundo", indicó.

Respecto a si será ella misma la que liderará esta nueva etapa de RTVE, aseguró no saber todavía si presentará su candidatura al futuro Consejo de Administración que regule el Estatuto. Caffarel también apostó por una línea de cooperación, y no confrontación, entre la cadena estatal y las televisiones autonómicas dado que ambas se financian con el dinero de los contribuyentes.


VUELTA DE RNE AL EGM

Por otro lado, en cuanto a la futura vuelta de RNE al EGM, reconoció que la radio pública va a partir de unas cifras bajas porque las últimas que había cuando abandonó el Estudio General de Medios eran bajas. "Estoy esperanzada -añadió--. Una oleada no va a significar nada, sino que habrá que mirar las siguientes oleadas y esperemos que subamos en el número de oyentes. Todos sabemos lo que mide, nosotros no tenemos en la radio el impacto comercial, que es para lo que se mide, está bien tener una aproximación desde fuera de cómo somos percibidos".

En la misma línea se manifestó el director de RNE, Pedro Piqueras, también presente en la Recontré 2005, que apostó por combinar la medición tradicional de audiencias con el concepto de "rentabilidad social" para las radios públicas. "Había tal presión ambiental de que estuviéramos en el EGM, que tenemos que entrar". A su vez, agregó que la radio pública está lanzada y comprometida en hacer "una radio de rentabilidad social". En este sentido, destacó que durante el último año, RNE ha practicado este concepto mediante programas como el de tráfico durante el fin de semana, los programas sobre homosexualidad o sobre nuevas tecnologías. "Estamos comprometidos con mayor o menor éxito con algunos programas", recalcó.

En definitiva, antes de que acabe el año, según comentó, RNE volverá al EGM pero "sin buscar la misma rentabilidad que persiguen las radios comerciales". A su juicio, es "más interesante", saber si se está ampliando la calidad, la pluralidad y el rigor y prestigio de los informativos, por lo que es probable, que se combine la entrada en el EGM con el encargo de otro tipo de estudios en este sentido.

Piqueras también se refirió a uno de los debates que centraron la primera jornada de la Rencontré 2005, en la que partidipan un centenar de profesionales de radios europeas: la necesidad de que las radios, y más concretamente las de titularidad pública, se adecúen a la sociedad de la información y compitan con las nuevas tecnologías, que roban audiencia cada día a los medios de comunicación tradicionales. En este sentido, comentó uno de sus proyectos futuros al frente de RNE: la creación de un Departamento de 'Nuevos Formatos', ante el estancamiento de formatos que existe en la radio desde hace 30 años. En la futura sección se experimentarían programas diferentes que atraigan al público que no está ligado a la radio, como son los jóvenes.

La experimentación vendrá de la mano de Radio 5, de la que podrían trasladarse algunos programas a Radio 1, según comentó, a fin de dejar libres espacios para los nuevos formatos en los que, a su juicio, debe tener cabida la gente joven. "La radio pública es la que tiene que arriesgar en este sentido", enfatizó.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba