Despedida Caffarel destaca de su gestión la "regeneración ética" de TVE

"He acabado con la televisión de partido"

La directora general de RTVE, Carmen Caffarel, hizo hoy balance de su gestión al frente del grupo de medios públicos en su última comparecencia parlamentaria en el cargo, después de que el Congreso eligiera ayer a su sucesor, el periodista Luis Fernández. Caffarel destacó entre sus logros la "regeneración ética" de los contenidos de la cadena pública, y enfatizó el "pluralismo y la independencia informativa" de la cadena pública conseguidos durante los dos últimos años.

   Asimismo, la directora general saliente hizo un repaso de los logros alcanzados en materia económica, tales como la contención del gasto, la aplicación de la contabilidad analítica, sin perder, pese a estos recortes, "la competitividad de TVE" en el escenario audiovisual. "Hoy puedo decir con orgullo y satisfacción que durante mi gestión he acabado con la televisión de partido y con una empresa opaca --subrayó--. Que he implantado una televisión independiente y que he convertido en norma y en práctica cotidiana la transparencia en la gestión y la contención del gasto", añadió Caffarel.

   También hizo hincapié en el "cumplimiento del mandato parlamentario" de acometer la reforma y el saneamiento de la empresa "con el consenso sindical y sin que se dilapide el gran capital de la experiencia y de profesionalidad que se ha acumulado durante años". En respuesta a la portavoz 'popular en la Comisión de Control parlamentario del ente público, Macarena Montesinos, Caffarel aseguró que "las malas prácticas, el derroche, los intereses creados, los privilegios adquiridos, el proteccionismo laboral, todos eso, ha desaparecido".

   Caffarel consideró "compromiso cumplido" los objetivos que se marcó en su primera comparecencia en sede parlamentaria, en el año 2004, donde anunció una "de una transición" en los medios públicos "al servicio de la sociedad española sin exclusiones y liberada de las dependencias políticas y económicas".

   "He cumplido lo que dije a la Cámara y al Consejo de Administración, donde anuncié que los objetivos durante mi mandato se centrarían en la regeneración ética de los contenidos, la transparencia en la gestión, y la pluralidad e independencia en informativos", dijo Caffarel. Después de esto, según dijo la directora general, regresará a su "querida" Universidad, para continuar con su labor docente.

FELICITACIONES DE IU, ERC y PSOE

   Todos los grupos presentes en la Cámara, a excepción del PP, expresaron a Caffarel su felicitación por la labor realizada, no exenta de críticas, tales como las expresadas por el portavoz de ERC en la Comisión de Control Parlamentario del ente público, Joan Puig, que dijo "no compartir algunos de los objetivos fijados en el plan de saneamiento", en particular, los que determinan el cierre de Ràdio 4 y la reducción de las desconexiones territoriales. "Esto, mi grupo no lo puede aceptar sin más", dijo el diputado, que admitió "haberse puesto pesado con algunos temas", como era "su deber".

   En este sentido, recordó a Caffarel que los nuevos miembros del Consejo de Administración ya han expresado su "honda preocupación" por el futuro de los centros territoriales pese a estar propuestos por "una enorme variedad de fuerzas políticas". La directora general reiteró que las desconexiones y los centros territoriales "tienen el futuro asegurado", que "se está buscando una solución" para Ràdio 4, y recordó que las medidas adoptadas procedieron del Gobierno en ejercicio y tomadas en Consejo de Ministros "de entonces", y que contaron con el respaldo del 83 por ciento de la plantilla de Cataluña en un referéndum.

   La portavoz en la Comisión de IU-ICV, Isaura Navarro, lamentó que la televisión pública tenga en emisión un programa donde "baila la nieta de Franco" --en alusión a 'Mira quién baila', donde participa Carmen Martínez Bordiú--, y que además "se contrate a su marido por su extenso currículum, se ofrezcan amplias coberturas del funeral de un dictador --por el de Augusto Pinochet--, se emitan bodas reales o visitas del Papa", si bien no dejó de destacar la "terrible herencia" recogida en su día por Caffarel.

   "Le felicito por su trabajo pese a todo", dijo Navarro, que situó la "lucha contra el bipartidismo en TVE" el caballo de batalla de su grupo bajo la nueva dirección. Caffarel replicó que en TVE "se habla de todo y con pluralidad", y aseguró que se ha "recuperado l debate en la televisión pública". "Además, le recuerdo que su grupo aparece  en los informativos un 7 por ciento más que en la época anterior", añadió.

CRÍTICAS DEL PP POR LA PÉRDIDA DE LIDERAZGO

   Para la portavoz del PP, Macarena Montesinos, el balance de la actual dirección ha sido "el de la pérdida del liderazgo, ocho puntos menos de audiencia, la manipulación y el sectarismo". Montesinos justificó las críticas "a veces duras, pero en el ejercicio de la labor de oposición". A su juicio, la reforma planteada en el ente público no se ha planteado para conseguir una televisión pública "más fuerte, rentable y más eficaz", y calificó globalmente su gestión como "caracterizada por los tonos grises".

   En este sentido, anunció que su grupo "mantendrá el mismo celo para que el servicio público no se degrade más" bajo la gestión de los nuevos responsables.

   El grupo socialista felicitó a Caffarel por su labor, y su portavoz, Óscar López, reprochó su actitud a los grupos "que no son capaces de entender que se puede tener una televisión pública sin manipulación" y consideran a los directores generales de las emisoras autonómicas como miembros del partido, "como en canal 9 o Telemadrid", dijo en alusión al PP. "Ha cumplido usted con el mandato del parlamento y de muchos millones de ciudadanos hartos", señaló, mérito con el que, dijo, "coinciden en reconocer el 70 por ciento de los diputados en público, y el resto, a regañadientes, en privado".

MENOS DÉFICIT Y MENOS GASTO

   La directora general expuso algunos de los méritos contables de su gestión, centrada en el control del gasto total: según sus datos, el año pasado fue el de menor gasto en los últimos 5 ejercicios: 1.478 millones, 168 millones menos que en 2004, 23 menos que en 2003, 108 menos que en 2002 y 47 menos que en 2001. la evolución del déficit real se ha reducido también: 132 millones menos durante 2005 respecto a 2004, y 284 millones menos de pérdidas con respecto al año anterior. "Con la reducción del déficit de RTVE en 2005, por ejemplo, se podrían financiar los costes del ERE de los dos primeros años", añadió.

   Caffarel hizo también un balance "positivo" en materia de audiencias, dado el nuevo "panorama audiovisual" con nuevos competidores. A falta de terminar el último mes del año, TVE-1 acumula una audiencia del 18,1 por ciento de cuota, y La 2 un 4,8 por ciento. "Hoy puedo decir muy alto que, pese a la fragmentación, uno de cada cuatro ciudadanos ven TVE. Eso en la situación actual, es enormemente positivo", dijo.

   "Una de las cosas de lo que más orgullosa me siento es que, con menos medios y más competencia, hemos mantenido una televisión competitiva. Nos hemos adaptado a un nuevo panorama televisivo manteniendo la audiencia, sin perder apoyos, sin precipitarnos al vacío como otras televisiones públicas, algunas de ellas, por ciento, situadas en cuotas que bordean el 10 por ciento", afirmó.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba