Declaraciones Caffarel dice que la influencia política en la TV pública, si existe, está legitimada por las urnas

Afirma que la composición del consejo de RTVE no ayuda en el proceso hacia una nuevo modelo de TV pública

La directora general de RTVE, Carmen Caffarel, aseguró hoy que la actual composición del consejo de administración del ente público, no renovado tras las últimas elecciones generales, "responde a una realidad político-parlamentaria anterior al 14-M que no ayuda al proceso hacia un nuevo modelo de RTV pública". El consejo actual cuenta con seis consejeros a propuesta del PP, cuatro del PSOE, y uno de CC y de CiU.

En su opinión, "el imprescindible compromiso con la renovación requiere comprensión y apoyo por parte de sus órganos de gobierno; complicidad, implicación, que sólo se producirá con todas las consecuencias una vez que el citado consejo refleje la mayoría social".

En su intrevención en la III Jornada de Periodismo Coca-Cola, organizada en colaboración con la Asociación de Periodistas Europeos, y que aborda el tema 'La TV en el modelo audiovisual español', Caffarel reconoció por otra parte que el poder político, puede condicionar el contenido de la información, pero se preguntó "si hay alguna garantía de que los contenidos no sean mediatizados en los medios privados".

En este sentido, advirtió "que el celo profesional, la ética periodística, y la búsqueda de objetividad de quienes en ellos trabajan, no siempre prevalecen sobre intereses comerciales, o sobre influencias de carácter político". Caffarel consideró que la diferencia entre medios públicos y privados es que en el medio de titularidad pública "la influencia, si es que existe, está en última instancia legitimada por las urnas, y en el medio privado suele ser difusa: una mezcla de intereses políticos y comerciales".

La directora general abogó por mantener una posición de autonomía e independencia crítica en la TV pública, para evitar convertirse "en el apoyo más firme del gobierno de turno". La dependencia acrítica del poder político puede llevar en su opinión a un medio de estas características a avalar la confrontación del poder con los sentimientos mayoritarios de la sociedad, tal y como ocurrió --en su opinión-- con la Guerra de Irak o con algunas leyes educativas.

Respecto a la labor del comité de expertos, dijo que su trabajo "no se puede desarrollar en una campana de cristal" sino que "debe ser permeable a las reflexiones de los más diversos sectores sociales y profesionales". Caffarel adelantó que tiene previsto mantener una primera reunión de carácter institucional con ellos este viernes, en la que les entregará diversos informes y documentación para que la tengan en cuenta para su estudio.

Cuatro ejes de reestructuración

Por otro lado, Caffarel señaló que se está acometiendo lo que denominó "primera fase de la reestructuración del ente" que descansa sobre cuatro ejes: modernización y cualificación de contenidos, profesionalización de informativos para recuperar credibilidad, trasparencia en la gestión, y ser referente cultural de primer orden en el panoroma audiovisual en español, sin renunciar al liderazgo de audiencia". Los cambios se notarán entre septiembre y enero próximos, dijo.

Ha abogado además por la búsqueda permanente de un equilibrio presupuestario para RTVE. Mientras el comité de expertos emita su dictamen, tendrán que seguir con la financiación mixta planteada actualmente. A título de comparación de costes con otras TV públicas europeas, Caffarel dijo que en Alemania cuesta 194 euros por ciudadano y aqui 28.

Por último, dijo que RTVE aspira a tener muchos telespectadores y radioyentes pero no a costa de ofrecer una programación alejada de los fines de una RTV pública. "Quiero que RTVE no se deje llevar por la inercia de la búsqueda desesperada de públicos", concluyó.

Caffarel precisa que no justifica la influencia política en los medios públicos

La Dirección General de RTVE puntualizó ayer por la tarde en un comunicado que Carmen Caffarel no justificó esta mañana la influencia política en los medios públicos, en su intervención en unas jornadas en la Asociación de Periodistas Europeos. "Muy al contrario, según se desprende de la totalidad de su discurso de 20 folios, la Directora General reclama reiteradamente 'una posición de autonomía, de independencia crítica –no de neutralidad- para evitar convertirse (los medios de información públicos) en el apoyo más firme del Gobierno de turno", señala la nota, emitida en relación a interpretaciones sobre su discurso de esta mañana.

En concreto, según el discurso distribuido a los medio, Caffarel consideró que la diferencia entre medios públicos y privados es que en el medio de titularidad pública "la influencia, si es que existe, está en última instancia legitimada por las urnas, y en el medio privado suele ser difusa: una mezcla de intereses políticos y comerciales".

La nota emitida esta tarde por RTVE precisa que Caffarel participó en el citado foro en su doble condición de responsable de RTVE y de catedrática e investigadora de los medios, y que hizo "referencia teórica a los dos grandes supuestos históricos contra los que siempre ha tenido que hacer frente la libertad de expresión: la influencia comercial y la influencia política". "En ningún caso ha justificado, ni justifica, ninguna de estas dos tendencias, sino todo lo contrario", enfatiza el comunicado, que subraya que en todo su discurso, "tal como viene diciendo desde que accedió al cargo", la directora general de RTVE señaló que "sólo desde los parámetros de pluralidad e independencia cobra todo su sentido el servicio público".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba