Microfonazo Carlos "Yoyas", ex concursante de GH, agrede a un invitado en Canal 9

Le golpeó con un micrófono durante el programa La vida és una prova. La oposición pedirá, en la próxima reunión del Consejo de Administración de RTVV, la retirada del programa. Los responsables le sugirieron su intervención a pesar de no estar invitado

Canal 9 de Valencia vivió el viernes por la noche en su programa La vida és una prova, que presenta Manu Ríos, un momento de alta tensión que derivó en gritos y bofetadas cuando uno de los invitados fue agredido por Carlos Navarro, conocido popularmente como "El Yoyas". A consecuencia del golpe que le asestó con el micrófono, le provocó una herida que le llenó de sangre la boca.

Som el que mengem o el que ens posem? era el tema del talk show, producido por la empresa Productora de Programas de Televisión, el responsable de la cual es Miguel Vidal, un hombre cercano al antiguo directivo de Canal 9 Jesús Sánchez Carrascosa, la misma que realiza el vespertino El café de Ximo.

En esta ocasión se hablaba sobre la cirugía estética y la creciente demanda de implantes de silicona por parte de gente que quiere mejorar su aspecto físico. Para opinar sobre el tema, el espacio había invitado a “opinadores” habituales como Coto Matamoros, Mari Cielo Pajares, la deportista Coral Bistuer o la ex concursante de Gran Hermano Fayna.

Actitud “chulesca”

Tras expresarse diversas opiniones sobre la silicona, el programa ofreció al público la posibilidad de aportar su punto de vista. Tomó la palabra un joven de Madrid, uno de los “ganchos” habituales en este tipo de programas, de 23 años, que se dirigió a los tertulianos de forma provocadora y “chulesca”, según fuentes cercanas a Canal 9. El “opinador” se llamaba Carlos, asegura que trabaja como Relaciones Públicas y lucía camiseta de tirantes y tatuajes. El joven no dudó en retar a los presentes, y particularmente a Fayna, la novia de Carlos Navarro, a la que increpó.

Durante la intervención de este personaje, una cámara recogió un plano de Carlos Navarro, conocido como el “Yoyas”, participante de la segunda edición de Gran Hermano -de la que fue expulsado por comportamientos violentos-, que se encontraba en la trastienda del plató como acompañante de Fayna. La presentadora aseguró en directo que, tras un corte publicitario, el «provocador» encontraría respuesta. Según parece, los responsables del programa invitaron a Carlos a participar en el debate, dejando su papel de acompañante de Fayna para pasar a ser protagonista.

El micrófono se convierte en arma sangrante

Carlos Navarro irrumpió en el plató – a pesar de que no figuraba como invitado, ni había sido aludido- y se acercó al “provocador” del público al que agredió utilizando el micrófono que le habían proporcionado. El golpe fue un visto y no visto para la cámara. El "microfonazo" le provocó una herida en la boca y sólo se apreció cuando el espectador agredido comenzó a sangrar en directo, sin que se interrumpiese el programa. La presentadora, Manu Rios, al darse cuenta de que el espectador sangraba le sugirió que se retirara del plató para contener la sangre y enjuagarse la boca.

Tras unas ligeras disculpas por parte de Manu Ríos, La vida és una prova siguió su curso. Los dos protagonistas de la “bronca” abandonaron el plató. Carlos Navarro dejó el programa jaleado por los aplausos del público asistente. Después de este incidente, ninguno de los dos Carlos volvieron a salir a plató.

La oposición pedirá la retirada del programa

La oposición en el Consejo de Administración de RTVV tiene previsto pedir, en la próxima reunión de este organismo, la “paralización inmediata de la emisión del programa La vida és una prova, después de los graves incidentes que se vivieron el pasado viernes”. En palabras del socialista Miguel Mazón, representante del PSPV en el consejo, «se trata de una inmejorable oportunidad que el señor Camps tiene para demostrar si es cierta su apuesta por una nueva televisión valenciana o si todo lo que ha dicho ha sido sólo de cara a la galería».

Mazón, quien se mostró «avergonzado, pero no sorprendido de que algo así pueda ocurrir en un programa de Canal 9», aseguró que la petición de responsabilidades irá más allá, hasta alcanzar a la directora de TVV, Genoveva Reig, y al máximo responsable del ente público, José Vicente Villaescusa, «como causantes del estado de abandono en el que está una televisión que debería ser pública y defender los valores que alumbraron su creación, y que se dedica a todo lo contrario, a fomentar la peor telebasura, a pesar de la enorme cantidad de dinero que nos cuesta a todos los valencianos».

En 2001, tras el incidente protagonizado por la cantante Carmen Montenegro y la actriz y modelo Nuria Bermúdez, tanto PSPV como Esquerra Unida solicitaron la eliminación de la parrilla de Debat obert y la depuración de responsabilidades por parte de los dirigentes de Radio Televisió Valenciana.

La polémica está servida. La vida és una prova es un programa que se emite en horarios de máxima audiencia, con la intención de generar polémicas verbales. La actitud agresiva de Carlos Navarro llevó la sangre "al río". En época de debate sobre telebasura, un nuevo elemento de reflexión.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba