El Confidencial.com Carlotti: "Privatizar uno de los canales públicos sería un error para este país"

"No veo posible que sólo le den a Polanco una televisión en abierto"

Cuando se cumple un año de su etapa como consejero delegado de Antena 3, Mauricio Carlotti ha hablado para el Confidencial.com sobre la posible cesión de una televisión en abierto a Polanco, la reforma de la televisión pública española y la transición a la tecnología digital.

A continuación reproducimos por su interés estas declaraciones:

La cesión de una TV en abierto a Polanco

“Nosotros estamos ahora elaborando nuestra posición, porque el panorama ha cambiado mucho”.

“Cebrián cayó en una contradicción cuando dijo que el presidente había dicho publica y privadamente que había espacio para cadenas. Yo llamé a Presidencia del Gobierno preguntando cuándo había hecho esas manifestaciones, y no las había hecho. Eso se lo había dicho a él, probablemente, en una cena entre amigos”.

“No veo posible, políticamente hablando, que le den una cosa sólo a Polanco, sea la que sea. Y para que se la concedan, la vía administrativa más fácil sería permitirle abrir Canal Plus”.

La reforma de la TV pública

Sobre las declaraciones de Zapatero, en las que el Presidente del Gobierno hablaba de más competencia y pluralismo, Carlotti opina: “Si se colocan las cadenas que hay en un arco parlamentario, haciendo una esquematización muy simple, convendríamos en que, si se quiere más pluralismo, habría que conceder una licencia, por ejemplo, a la COPE, porque, si no, simplemente estás aumentando la presencia de tus amigos”.

“No tendría ningún sentido modificar el panorama audiovisual en su componente privado si no se establece con anterioridad qué se va a hacer en la televisión publica y en las autonómicas”. Carlotti mira a Europa para encontrar la solución a la crisis de TVE: “Allí, la aportación a los ingresos de las cadenas publicas es marginal. La BBC, como ejemplo más opuesto, se financia sin nada de publicidad”.

Partidario de la televisión pública

“España cometería un error monumental privándose de tener un ente publico fuerte, dotado de capacidad operativa grande, pluricanal, y con un perfil de programación muy claro, no dependiente de las audiencias”.

“Soy partidario de que RTVE baje la dependencia de los ingresos publicitarios, que, a su vez, determina una dependencia de las altas audiencias, que, a su vez, determina el contenido de la programación, absolutamente similar al de la empresa privada”.

“Privatizar uno de los canales públicos sería un error para este país, supondría el fin de la posibilidad de ver una televisión distinta de verdad, de servicio público”. Y basta un ejemplo para entenderlo. “Yo nunca voy a hacer un programa de libros hasta que no haga un 20% de audiencia. Pero no es porque tenga algo en contra de los libros, lo que pasa es que, si sólo me hace un 6%, me lleva a la quiebra. Este es uno de los puntos que justifica la existencia de una televisión pública, la emisión de programas que no podrían verse en otras cadenas. Yo, como empresa privada, tengo que hacer un cálculo muy básico: vivo de la facturación publicitaria, que gravita en torno a las audiencias... y punto”.

La financiación de la transición a la tecnología digital

Para Carlotti, el excedente publicitario de RTVE debería tener un fin muy claro: la financiación de la transición a la tecnología digital. “Cuando un presidente del gobierno dice que quiere reformar, obviamente tiene que favorecer el máximo de competencia y de pluralismo, pero, ante todo, tiene que garantizar que el sistema en su conjunto sea rentable, porque, si no, podrás tener más competencia y más pluralismo tres años, pero al final los competidores más débiles irán cayendo, para terminar quedando todo reducido a un oligopolio, que en el fondo es el estado natural de competencia para las televisiones comerciales y, si no, basta con mirar a Europa”.

“La cuestión sería adelantar el tránsito al soporte digital. Y no lo digo como un movimiento de defensa. Más que una regla de competencia para el mercado, es una exigencia social de alfabetización sobre las nuevas tecnologías. Si esta sociedad no accede rápidamente, se acumulará un déficit respecto a otros países”. En un cálculo aproximado, los más de 600 millones de euros que puede costar acondicionar el parqué de receptores de televisión al sistema digital no deja de ser un plan renove asumible por todas la patas que componen el sector. “Al final, el obstáculo es que la gente no tiene ningún incentivo”.

Carlotti apuesta por el salto decidido al digital “donde no habría dos o tres canales más, sino 20 o 30. Y entonces veríamos qué pasa. Estoy convencido de que habría muchos intentos por sacar adelante una televisión generalista, pero al final de una turbulencia de tres o cuatro años, después de haber puesto en juego mucho dinero, y algunos su propia empresa, como en Italia le pasó a Mondadori o a Rizzoli. Con el digital volveremos a estar tres o cuatro players. Y sabes cuales serán: TVE, Antena 3, Telecinco y una de Prisa, que objetivamente tiene un estructura de grupo”.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba