Debate APM Carlotti cree que la TDT disparará los costes del sector en 2.000 millones de euros anuales

Contreras: "En España solo se veía TV al servicio del liderazgo"

El presidente de la asociación para el impulso y desarrollo de la TDT (Televisión Digital Terrestre), Joan Majó, anunció hoy que prepara un "banco de datos" para seguir la penetración de la nueva tecnología en España con la posibilidad de "regionalizar" las cifras y que estará listo en pocos meses. Representantes de operadores privados discreparon hoy sobre el futuro de la nueva tecnología, que para el consejero delegado de Antena 3, Maurizio Carlotti, disparará los costes del sector en 2.000 millones de euros anuales financiados con publicidad.

"Basarse en los contenidos en lugar de la tecnología ha sido un error"

En un debate organizado por la Asociación de la Prensa de Madrid, los representantes de distintas cadenas sólo coincidieron en que la TDT traerá una nueva etapa radicalmente distinta al actual escenario, con diferentes repercusiones. Para Majó, el primer desafío es la transición tecnológica, "a la que España llega con diez años de retraso", marcada por un intento de cambio basado erróneamente, a su juicio, "en los contenidos en lugar de en la propia tecnología".

El presidente de la asociación para el impulso de la TDT lamentó que no se haya producido una estrategia coordinada en toda Europa para "hacer una implantación natural de la TDT a la medida de la renovación del parque de televisores", y el proceso de implantación de la TDT se haga en "tan pocos años". En este sentido, admitió que por el momento no existen datos completos de la implantación de la TDT, para lo que la asociación planea estudios por zonas geográficas "para saber cuántos usuarios tienen descodificador, la antena adaptada, y además cobertura territorial", apuntó.


"La nueva televisión no será televisión"

En su intervención, Majó destacó el "cambio de modelo de negocio" que los operadores tendrán que afrontar , "porque dejarán de dar televisión para dar otra cosa". Entre los cambios fundamentales, destacó el del concepto de parrilla y el papel del espectador a una actitud "más activa", que a su juicio desembocarán en un "replanteamiento del modelo de negocio". "La nueva televisión no será televisión, porque para hacer lo mismo no necesitamos un centenar de canales", advirtió Majó.

El GRP "está muerto"

Acerca de los cambios de modelo, Eduardo Sánchez Illana, director general de VEO TV, abordó la renovación en el modelo de explotación de las nuevas televisiones, en especial en un sistema en abierto, y que tendrán que prescindir de la forma habitual de comercializar la publicidad, el GRP, "que está muerto". Illana no quiso desvelar la forma de explotación comercial de la cadena, participada por Recoletos y Unedisa, pero rechazó que la televisión se convierta en "simple Internet".

"Para nosotros la apuesta es la producción propia, y la prueba es que somos los primeros en salir en TDT con informativos propios aunque todavía nos vea muy poca gente", afirmó Illana, que trazó un panorama distinto para las televisiones locales, "que serán deficitarias por definición", vaticinó. "Van a morir muchos por el camino", dijo.

Por su parte, Eladio Gutiérrez, director de RTVE digital, reclamó "más esfuerzo" al Gobierno para implantación de una nueva tecnología que supondrá la generación de negocio por valor de 10.000 millones de euros, "lo que merece más que los 8 millones de euros que se han invertido hasta la fecha". Gutiérrez se mostró optimista con los últimos datos que apuntan a la adaptación de las antenas de 3,8 millones de hogares de un total de 15 millones en España y destacó que este año se prevé vender hasta 3,8 millones de televisores, "muchas de ellas preparadas para ver la TDT".

Carlotti auguró la emisión de espacios de mala calidad

El consejero delegado de Antena 3 criticó que el proceso de adaptación de la nueva tecnología esté basado en "principios cuantitativos y no cualitativos", y puso como ejemplo el modelo estadounidense, donde "con el consenso de todo el sector no se han dado entrada a nuevos operadores sino a más calidad", aprovechando para introducir la tecnología de Alta Definición en los hogares americanos. "Eso es utilizar el ancho de banda para mejorar la calidad", señaló Carlotti, que auguró en el lanzamiento de nuevos canales la emisión de espacios de mala calidad: "se van a sacar del almacén todos los programas que hasta ahora rechazaban los programadores".

"Más pluralidad no es escuchar más voces que digan lo que a mí me gusta oír"

Carlotti negó que la concesión de nuevas licencias analógicas supusiera "más pluralidad". "Más pluralidad no es escuchar más voces que digan lo que a mí me gusta oír", dijo en alusión a la apertura de Canal + y la nueva licencia de La Sexta, "sino más amplitud de espectro". También rechazó que el nuevo escenario favoreciese la competencia, porque, según dijo, "España ya era un caso excepcional de competencia, en el que cuatro cadenas competían por ser líderes, lo que no ocurre en ningún país europeo", afirmó.

Acerca de la competencia en TDT, el consejero delegado de Antena 3 vio una "gran hipoteca" para los difusores: "La competencia necesita recursos y yo no veo de dónde se van a sacar esos recursos por ninguna parte, si la TDT pone dificultades para los modelos de pago y se prevé financiar a las televisiones locales en competencia con las privadas por la publicidad". Según sus datos, la entrada de los nuevos canales locales y autonómicos, además de los de cobertura nacional supondrá unos costes de 2.000 millones de euros anuales "siendo prudentes, que se tendrán que sacar del mercado de la publicidad".<p<

Contreras: "En España solo se veía TV al servicio del liderazgo"

Para José Miguel Contreras, consejero delegado de La Sexta, la aparición de nuevas cadenas era necesario "porque en España solo se veía televisión al servicio del liderazgo". "Una programación mimética, orientada al mismo público, con rejilla y horarios iguales", dijo Contreras, que criticó que "entre esa oferta y el pago no hubiera nada, lo que también era una excepción en Europa".

"La única posibilidad de competir era hacer algo distinto y esa fue nuestra intención al presentarnos al concurso, y se ha demostrado que la gente tiene interés", dijo, y negó que hicieran falta "ingresos extraordinarios para hacer televisiones viables en el futuro digital".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba