Continuas quejas de 'la novia' 'Casada a primera vista' con 'cara de acelga': '¡Que la detengan, que es una mentirosa!'

'Casada a primera vista' con 'cara de acelga': '¡Que la detengan, que es una mentirosa!'
'Casada a primera vista' con 'cara de acelga': '¡Que la detengan, que es una mentirosa!'

El reality de Antena 3 vivió anoche su enlace más tenso y menos emotivo. A Andrea no le gustó su marido y no hizo nada por disimularlo, demostrando su malestar con gestos y caras desde el primer momento

Andrea es, hasta ahora, la 'casada a primera vista' más comentada de esta temporada. Y lo es por su discutida actitud al estar continuamente quejándose y con 'cara de acelga' el día de su enlace con Bernardo.

Aunque al participar en el reality de Antena 3 los voluntarios saben los riesgos a los que se atienen, a Andrea no le gustó nada el "novio" que el programa le asignó, y no intentó disimularlo ni un poco.

Empezó quejándose porque Bernardo dejó el anillo a mitad de su dedo y tuvo que acabar de ponérselo ella (cuando él no apretó para no dañarla), y luego le devolvió la misma acción con recochineo cuando ella tenía que ponérselo a él.

Después, en el momento de "puede besar a la novia", Bernardo intentó darla un beso en la boca, pero ella le hizo "la cobra" y acabaron dándoselo en las mejillas. "No le he querido dar un pico porque no tengo un atrayente que me incite a ello", explicó Andrea.

Su primera conversación dejó malas caras de ella, 'pullas' y más quejas

Tras eso, la pareja estuvo un rato charlando para conocerse un poco mejor. Andrea decidió quitarse el anillo para pedirle que se lo pusiese él, volviendo a reprocharle que antes no lo hiciera y que "ni siquiera sabías en qué dedo iba".

A continuación, tampoco le gustó que su marido compartiese piso con su exnovia. Y después, le explicó que sus tatuajes son por sus hurones y representan mucho en su vida "porque sí", antes de declarar a cámara que tampoco le gustaba que Bernardo no conviva con animales.

La familia de Bernardo: "Tuvo unas palabras que no fueron muy adecuadas"

El mal ambiente era tan evidente que hasta los acompañantes se dieron cuenta. Ella acudió acompañada solo de amigos, pero él también fue con sus familiares, padres incluidos.

Durante su sesión de fotos, ella siguió con las malas caras, mientras él bromeaba. Una de las amigas del novio dijo que "no le pegaban" juntos y se quejó de unas palabras que pronunció al aparecer en el enlace, y un amigo de la novia decía que la veía "muy seria".

La relación se afianzaba con el tiempo y Andrea tenía una nueva queja: "No le entiendo cuando habla porque lo hace muy rápido y raro. Se come palabras", tras lo cual parodió a su marido. Al acabar las fotos, ella reconoció que "Bernardo pensará que soy fría y distante", y él seguía encantado: "Me gusta, y no tiro fácilmente la toalla".

El avance de la próxima semana muestra que él durmió en el sofá

En la noche de bodas parece que se mantuvo el mismo mal ambiente. El avance del próximo programa muestra que Bernardo acabó durmiendo en el sofá por expreso deseo de Andrea, y además equivocándose de nombre y llamándola "Almudena".

Además, durante el banquete, la familia de él termina cantándola "Que la detengan, es una mentirosa" y llamándola "sosa" por su actitud. Una actitud que contrasta con la del resto de parejas, muy compenetradas y que incluso se dan apasionados besos.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba