Artículo de interés Castigo bursátil a Telecinco y Antena 3 por sus divergencias sobre la publicidad

La cadena controlada por Mediaset llegó a perder un 5%, tras sembrar dudas sobre el mercado publicitario, y arrastró a su competidora que es mucho más optimista

Por su interés reproducimos a continuación el siguiente artículo de Mariví Casanueva que publica hoy El Mundo

Telecinco y Antena 3 vivieron ayer un día de zozobra en los mercados, con caídas al final de la jornada muy superiores a las del Ibex 35. La información facilitada por la primera a los analistas no gustó a los inversores. Cundió la preocupación y el papel superó con creces a la demanda, sobre todo por las incertidumbres en torno a la evolución del mercado publicitario en 2006 suscitadas por el informe de Telecinco. No importó que Antena 3 reiterara su optimismo respecto a los ingresos publicitarios.El daño estaba hecho. Por suerte para ambas, se encontraban cerca de sus máximos.

Aunque es una práctica habitual de la cadena, la decisión de Telecinco de no dar previsiones de ingresos para el año, amparándose en «la escasa visibilidad del mercado», tuvo efectos muy negativos para la cotización de sus acciones que llegaron a perder un 5%, si bien al cierre de la sesión la caída fue del 3,5%. La ligera recuperación no le salvó de situarse entre las 10 empresas más bajistas de la jornada en la Bolsa de Madrid, un ranking al que no está acostumbrada.

La onda expansiva afectó a su más directa rival, Antena 3, a pesar de presentar unas previsiones para el año francamente positivas, y sus títulos también retrocedieron un 2,2%, frente a un descenso del 0,85% del Ibex 35.

Telecinco intentó a lo largo de la jornada mitigar los negativos efectos de su informe, remitido sólo en inglés a la CNMV, asegurando que sí espera un incremento de la publicidad a lo largo del ejercicio.Sin embargo, no esconde la dificultad de alcanzar crecimientos similares a los dos últimos, superiores al 15%.


Crecimiento de un dígito

Es más, el director general de la compañía controlada por la italiana Mediaset, Massimo Musolino, ya había manifestado que el ritmo de crecimiento de los ingresos por publicidad sería sólo de un dígito durante 2006. En este mismo sentido se pronunció el consejero delegado de Publiespaña, Giuseppe Tringali, en su última convención.

La tibieza de los directivos de Telecinco en cuanto a los ingresos tuvo más impacto en los inversores que su objetivo de mantener el liderazgo de audiencia, el compromiso de continuar con un estricto control de los gastos o su promesa de mantener la remuneración a los accionistas dedicando a la misma el 80% del beneficio neto.

Tampoco sirvió de acicate al mercado la confirmación de que Publiespaña obtuvo en 2005 unos ingresos de 880 millones de euros, superando en más de un 15% los del ejercicio precedente.

Nada pudo hacer Antena 3 ante la desconfianza del mercado, salvo reiterar su convencimiento de que 2006 seguirá siendo un buen año para las cadenas de televisión, muy primadas en los últimos ejercicios por los anunciantes en relación al resto de los medios.Tampoco le valió de mucho asegurar a los analistas, con datos en la mano, que la llegada de un nuevo operador de televisión en abierto no ha afectado al mercado de la publicidad ni a las audiencias.

La cadena controlada por Planeta anunció al cierre del mercado que cerrará «el mes de enero con un incremento de la facturación publicitaria superior al 10%». En el último trimestre de 2005 sus ingresos por publicidad crecieron un 15%, lo cual supone que, «lejos de percibirse una desaceleración del mercado», hay «continuidad en los excelentes resultados anteriores».

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba