Crítica TV Cátedra de Telebasura

Victor M. Amela, crítico del diario La Vanguardia, irrumpe hoy en el debate sobre la telebasura. Afirma: Sardà se ha enfurecido porque una revista lo ha metido en un cubo de basura

La revista la editan los mismos accionistas que lo son de Tele 5, así que los ha tildado de hipócritas, instándoles a donar a una ONG toda la pasta ganada gracias a “Crónicas marcianas”. Llamativa situación: un profesional de la tele despotrica contra los que contratan su programa (parapetado en los muchos beneficios que les depara). ¡Eso sí es estar seguro de uno mismo! Supongo que puedes estarlo si 40 de cada 100 telespectadores te siguen cada noche...

Pero tiene Sardà el genio pronto, la piel fina, exceso de azufre y excedente de lava. Sí, porque ¿acaso no es deseable que dos medios de comunicación de un mismo grupo mediático mantegan líneas diferentes? ¿O es Sardà partidario del monolitismo granítico y berroqueño, de las filas prietas (en su torno) y el uniformismo de campaña? ¿Quiere Sardà que en ese grupo mediático haya consignas de obligado cumplimiento? (Consigna primera: “A Sardà, ni rozarlo”). ¿Deberán los accionistas elegir entre él y el director de la revista? ¿No era siempre mejor el pluralismo a todos los niveles: entre los medios de un mismo grupo y dentro de cada uno de los medios de ese grupo? Lo más saludable y gimnástico del capitalismo consistiría en eso: el dinero “non olet”, no huele. Si esa revista se vende mucho y rinde beneficios criticando a la tele, y Tele 5 se ve mucho y rinde beneficios haciéndola, ¡loado sea el paradójico mercado! Veo, pues, a Sardà revolverse contra la lógica del capital. El caso es que con ese estridente enredo llevan toda la semanita los periódicos y las radios, debate aquí y debate allá, a vueltas con los arcanos de la telebasura. (A mí me llamaron para el reportaje de esa revista sobre telebasura, y ya aventuré en ella mi definición: “Telebasura es toda televisión que uno ve avergonzándose de que le vean verla. Es toda televisión a la vez muy vista y muy mal vista”. Por decir algo...)

El asunto mueve tanto dinero y tantas horas mediáticas, que no entiendo por qué no se ha creado ya en alguna universidad una muy densa cátedra de Telebasura.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba