Cursos de El Escorial Cebrián dice que las críticas contra la apertura de Canal+ son "interesadas y un poco absurdas"

"Digamos que eran esperables, pero tampoco son muy preocupantes", añade

El consejero delegado del Grupo PRISA, Juan Luis Cebrián, comentó hoy en los cursos de verano de la Universidad Complutense en El Escorial, que las críticas que ha suscitado la apertura de la emisión de Canal+ son "interesadas, y además un poco absurdas". Así, explicó que "las críticas fundamentales vienen por parte de colegas y competidores, que piensan que sus intereses se van a ver afectados". "Digamos que eran esperables, pero tampoco son muy preocupantes", añadió.

Cebrián, que intervino en el curso de verano 'España en la memoria de tres generaciones: de la esperanza a la reparación', afirmó que la recuperación de la memoria es "un derecho de todas las personas", de esta manera aseguró que le sorprende que a "alguien se le niegue el derecho a desenterrar a su abuelo". En este sentido, manifestó que le parece "lógico que las nuevas generaciones pidan una recuperación de la memoria".

En su intervención, hizo un recorrido histórico desde la dictadura, pasando por la transición, hasta la llegada de la democracia, a través de sus vivencias personales. Así, destacó que su generación vivió como nadie el tránsito de una España a otra, y denunció que durante la transición hubo un espíritu de no mirar al pasado, ya sea por el miedo que existía o por que la democracia la estaban haciendo los franquistas.

Recordó varios acontecimientos que marcaron la historia de nuestro país, como la aparición de ETA, o el asesinato en el año 1973 de Luis Carrero Blanco, del que subrayó que muchos sectores de la oposición "repudiaron" el asesinato, pero con la boca pequeña. Así, tuvo también palabras para el ex presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, de quién afirmó que "fue literalmente un converso honesto, que construyó la democracia de verdad".

Asimismo, hizo hincapié en la época de la transición, de la que indicó que existía un carácter de reconciliación, además de miedo a una posible intervención del Ejército. Así, apostilló que el miedo a su vez funcionó como motor de construcción de la democracia. Además, informó que durante esa época hubo un proceso de amnistía y recuperación de los derechos bastante atípico. De este modo, apuntó que había un convencimiento de hablar de Constitución.

Cebrián, advirtió que la Escuela Historiográfica Española "tiene algunas deudas pendientes con este país", entre las que destacó la historia de los nacionalismos, "se esta trucando otra vez otro tipo de memoria", que es la historia de los nacionalismos catalán y vasco. De esta manera, resaltó que es "urgente" que esta escuela llegue a consensos fundamentales sobre esta cuestión, además de la cuestión del pasado cultural europeo, y la integración cristina o mahometana "en un momento en que la inmigración y el terrorismo de origen extremista islamista empieza a ser una preocupación".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba