Inglaterra Channel 4, satisfecha con la audiencia del primer aborto televisado

"Mi feto", que mostraba la destrucción de fetos de 21 semanas, se estrenó ayer en la televisión británica

Más de millón y medio de británicos siguieron ayer “Mi feto”, el polémico programa británico que televisaba por primera vez un aborto. Se trata de un buen registro de audiencia teniendo en cuenta todas las críticas que lo han precedido y el horario de latenight (comenzó a las 23.00 horas) en el que fue programado, informa Media Guardian.

La directora del documental es Julia Black, una realizadora embarazada que abortó hace 14 años y es hija del fundador de Marie Stopes Internationale, una organización benéfica que realiza abortos.

“Mi feto”, que mostró la destrucción de fetos de entre 10 y 21 semanas de gestación, reportó una cuota del 13% a la emisora Channel 4.

La cadena está más que satisfecha con el resultado de “Mi feto”, puesto que se impuso a todos los programas en su franja de emisión, a excepción de la conclusión de “All New Naughtiest Blunders” –espacio con vídeos con meteduras de pata de famosos-, que convocó a 2.9 millones de espectadores con un 16% de share.

El documental incluía también declaraciones de gente a favor y en contra del aborto. Un portavoz de Channel 4 defendió el reportaje señalando que el debate sobre el aborto es algo totalmente de actualidad.

Lo que ha dicho la crítica

“La decisión de emitir un aborto está bien, pero merecía un programa mejor”, ha escrito el crítico de The Scotsman. Mientras, el Times lo ha descrito como “uno de los documentales con más carga emocional de los últimos tiempos” y el Guardian como “valiente, pero no buena televisión”.

La opinión de la directora

La directora del documental decidió incluir estas imágenes porque asegura que “ayudarán a los telespectadores a tomar la decisión sobre si abortar o no abortar”. “Una de cada tres mujeres en Gran Bretaña –continúa- acaban abortando, pero nosotros continuamos cuestionando la dureza del procedimiento”. “Creo que los movimientos a favor del aborto deben dejar de argumentar que es un derecho de la mujer. Tampoco me parece correcto que los movimientos antiabortistas utilicen imágenes de fetos destruidos para apoyar sus reivindicaciones, sólo para provocar conmoción y repulsa”.

Los movimientos católicos apoyaron la decisión de Channel 4

El Arzobispo Peter Smith, Obispo católico de la “Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales” declaró sobre el tema que “las imágenes de un aborto en televisión, a pesar de que resulten molestas y repulsivas, darán fuerza a las razones de los antiabortistas, enfatizando todo el horror que provoca la decisión de abortar”. “Todo el mundo, y especialmente las mujeres, tienen el derecho de conocer lo que envuelve la realidad del aborto”-concluyó el Obispo.

Las imágenes proceden de una clínica de Londres

La operación registrada para este documental se filmó en la clínica Marie Stopes de Londres y la mujer que se prestó a ella no ha sido identificada. El resto de imágenes proceden de las campañas que usan las organizaciones antiabortistas para sus campañas de concienciación.

El primer aborto televisado

Este documental de Channel 4 rompe la tradicional línea de la televisión británica de no mostrar este tipo de imágenes. En las elecciones generales de 1997 y 2001, tanto Channel 4 como otras cadenas de televisión rechazaron emitir imágenes que formaban parte de las campañas de “Prolife Alliance’s”, un partido que rechazaba en su programa el derecho a abortar.

En este caso, el portavoz de Channel 4 aseguró que el documental incluye las imágenes en el contexto adecuado y que es correcto emitirlas en un contexto informativo. El partido “censurado”, “Prolife Alliance” ha calificado de “hipócrita” la decisión actual. Les sorprende que las emita el mismo canal que en su momento prohibió las suyas. “Veremos las imágenes que fueron censuradas hace ahora siete años”-han declarado sus dirigentes.

Los abortos son legales en el Reino Unido desde 1967. Se producen anualmente un total de 180.000 abortos, el 87% de los cuales se realizan antes de las doce semanas de gestación. El límite legal para abortar es de 24 semanas.

Antecedentes escabrososos: doble salto mortal con red

Channel 4 ha sido ya citada por las páginas de Vertele por otras tres iniciativas que estaban en el filo de la navaja televisiva:

En 2002 decidió retransmitir en directo la autopsia que el artista y médico alemán Günter von Hagens realizó a un cadáver desde una galería londinense.

Semanas después ofreció un documental sobre "arte extremo chino" en el que los espectadores podían satisfacer sus ansias de morbo contemplando las fotografías de otro artista, Zhu Yu, zampándose el cadáver de un bebé, al tiempo que un colega suyo degustaba un vino tinto macerado en un pene humano.

Finalmente dedicamos un amplio espacio a relatar, en octubre pasado, cómo un mago telépata se jugó supuestamente la vida a la ruleta rusa: Derren Brown le pidió a un espectador que introdujera una bala en el cargador y él disparó el revólver contra su sien. El mago convenzó después que todo era trampa.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba