TV Internacional Channel 4 prepara sorpresas para levantar la audiencia de "Gran Hermano"

La cuarta edición ha perdido en Reino Unido casi un millón de seguidores con respecto al año pasado. Las causas podrían ser un casting deficiente, con habitantes demasiado "tranquilos", y la falta de alcohol. Para renovar el interés del público, la cadena ha intercambiado concursantes con el Big Brother africano

Las alarmas se han disparado en Channel 4 después de que Gran Hermano, que estrenó a comienzos de junio su cuarta edición, perdiera casi un millón de espectadores con respecto al año pasado.

El último intento de la cadena británica por mejorar estos registros ha sido el intercambio de concursantes con el Gran Hermano panafricano, que está teniendo lugar actualmente en Johannesburgo, con una audiencia media de 20 millones de espectadores en todo el continente africano.

Entre el 9 y el 22 de junio, Gran Hermano ha registrado una media de 4,3 millones de espectadores y un 21% de share, lo que supone una pérdida de 800.000 televidentes y 4 puntos de share en relación a la audiencia media de la pasada entrega durante el mismo periodo, en el que los concursantes fueron divididos entre “ricos” y “pobres”. Por otra parte, el número de votos telefónicos también se ha visto reducido en un 40%. Durante las primeras cuatro semanas del concurso se han registraedo 3,87 millones de votos, muchos menos de los recibidos durante el mismo periodo del año anterior (6,5 millones).

Las causas: dudas en el casting y falta de alcohol

El diario Media Guardian achaca la pérdida de audiencia en esta cuarta edición a que este año se han producido menos “incidentes provocados por el alcohol” que el año pasado, debido en parte a que los habitantes no han superado las pruebas y, en consecuencia, se han visto obligados a prescindir de las bebidas alcohólicas, que en ediciones anteriores han provocado “los comportamientos escandalosos” que tanto gustan a la audiencia.

También están surgiendo las primeras dudas sobre el acierto en el casting, ya que los elegidos de este año son todos demasiado tímidos y aparentemente “buenos chicos”. El único habitante que ha llamado la atención ha sido el ya eliminado Jon Tickle, que entretuvo a los espectadores con su actitud de “empollón” y discursos sobre “La Guerra de las Galaxias”.

La cadena confía en que el intercambio entre el concursante británico Cameron Stout y el africano Ugandan Gaetano Juuko Kagwa, provoque los choques culturales esperados y levante los índices de audiencia del programa.

La cadena planea más sorpresas para renovar el interés de la audiencia, que irá lanzando poco a poco durante los próximos dos meses. A pesar de que la audiencia en esta edición ha caído notablemente, el formato de Endemol todavía reporta a Channel 4 casi el doble de audiencia de la que la cadena suele obtener en la franja de las 22.00 horas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba