Chávez no dejaba de interrumpirle, habiendo calificado de fascista al ex presidente José María Aznar. Cuando Zapatero exigió respeto para Aznar, siendo de nuevo interrumpido por Chávez, el Rey pronunció la famosa frase, instando a Chávez a callarse:

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba