Breve historia Chicho apuesta por una estrella de televisión local para presentar el nuevo “Un, dos, tres"

Luis Carlos Larrodera, 30 años, aragonés, era fan de “Un, dos, tres” desde siempre y su sueño profesional era presentar el programa.Vertele repasa la historia del concurso decano de la televisión en España: mecánica, presentadores, premios y secretarías

Luis Carlos Larrodera, cuyo nombre artístico es Luis Roderas, empezó a trabajar en televisión hace ocho años en espués pasó a Canal 44 de Zaragoza y al Canal CHN60, ya desaparecido para recalar en TVE Aragón, en cuya desconexión regional presentaba programas en La 2.

Actualmente alternaba su trabajo en La 2 de TVE Aragón con el comentario de combates de boxeo en Canal+.

En Antena Aragón presentaba «Que viene el lobo», un programa nocturno de entrevistas, en el que tenía como colaborador a Javier Coronas, de «Lo + Plus». “El lobo” se convirtió en un gran acontecimiento a nivel local que llevó a los responsables regionales de TVE a comprar el programa, contratar al equipo en bloque y llevarlo a La 2, de TVE Aragón donde se emitía la pasada temporada de lunes a jueves por la tarde.

Como la suerte es ciega, pasó por el programa Chicho Ibáñez Serrador. Luís Roderas vivió, aquella tarde, uno de los momentos más felices de su vida profesional: entrevistar a uno de sus mitos vivientes, creador del programa que le hizo dedicarse a la televisión, Un, dos, tres. Luís le comentó a Chicho que consideraba que toda su carrera merecería la pena si algún día conseguía presentar un programa como el que alegró su infancia.

Dos años después de esa entrevista, la conversación dio frutos. Chicho decidía volver a hacer el programa y convocó, para hacer el casting, a un desconocido presentador de Zaragoza que era fan de Un, dos, tres desde siempre: Luís Roderas.

Esta es la historia de cómo un presentador de una modesta cadena de televisión local consigue llegar a uno de los trabajos más envidiados del mundo de la televisión.

El Un, Dos, Tres...a leer esta vez estará en las pantallas de La Primera la tercera semana de diciembre para permanecer en programación un solo trimestre, 13 programas, sea cual sea su audiencia.

Una pequeña historia del concurso

Para calentar motores, Vertele ha buceado en las hemerotecas para reconstruir la historia de uno de los programas más emblemáticos de Televisión Española.

Nacido en la época de la televisión única, cuando solo competía La Primera con La 2, el programa de Chicho Ibáñez Serrador convocó delante de la pantalla a más de veinte millones de españoles que aún lo mantienen en la memoria.

La mecánica del programa

El programa empezó en 1972 y terminó en 1994, con casi 400 ediciones emitidas
La mecánica del concurso es muy sencilla, pero consiguió crear las primeras adicciones televisivas. Se divide en tres partes diferenciadas:

· Preguntas y respuestas

· Habilidades físicas

· Pruebas psicológicas

Preguntas y respuestas: por 25 pesetas...

En la primera parte, tres parejas mixtas de concursantes tenían que responder por turnos consecutivos a tres preguntas con el mayor número de aciertos posibles. En los primeros programas cada acierto multiplicaba las ganancias por la astronómica cantidad de 25 pesetas.

Los “tacañones” o “tacañonas” cronometraban el tiempo manifestando desagrado si el concursante era brillante y entusiasmo si fracasaba. Las secretarias, que llevaban unas enormes gafas y ropa mínima, tenían como misión la presentación de las parejas de concursantes. Llevaban una bandeja con preguntas y contabilizaban el total de respuestas acertadas y dinero ganado.

Con la inflación y la pérdida de valor de la moneda, las cantidades de premios se actualizaron. Se incorporó una máquina que tenía como misión la de proponer una cifra aleatoria por la que se multiplicaba el número de respuestas acertadas. Este artilugio emitía cifras de 1 a 199 pesetas.

La pareja ganadora era la que acumulaba más dinero de las tres parejas concursantes en su marcador. Obtenía el privilegio de regresar al siguiente programa tantas veces como quedara por delante de sus competidores.

Las otras dos parejas pasaban a la siguiente fase del concurso y competían por el acceso a la tercera en una eliminatoria que ponía a prueba, generalmente, sus habilidades físicas.

Cómo perder el sentido del ridículo para ganar dinero

En esta segunda parte eliminatoria se ponía a prueba la ausencia de sentido del ridículo. Era una fase teñida de humor y se premiaba la agilidad, la rapidez y la decisión. Los concursantes eran sometidos a situaciones estrambóticas que luego se han ido generalizando: desde superar un cilindro rodante empapado de jabón o aceite pasando por parar goles en una portería o aceptar estoicamente una ducha de tinta.

Los perdedores de la eliminatoria tenían el derecho de tentar a la suerte en un nuevo juego, que fue variando en las distintas temporadas del programa. Recordamos el juego “de la pera” (en 1976), el de la “Ruperta fantasma” (1977), el de “Botilde” (1983), la carrera del “chollo” (1985) o el del “país del antichollo” (1986). Cualquiera de estos juegos les permitía ganar una notable cantidad de dinero.

Un momento mágico de la televisión: la "subasta"

Los concursantes ganadores de la segunda eliminatoria permanecían en el programa para pasar a la tercera fase, la de la “subasta”, que ponía a prueba la fortaleza psicológica de los participantes y las habilidades de “trilero” del presentador de turno, ya fuera Kiko Ledgard, Mayra Gómez Kemp, Jordi Estadella o Josep María Bachs.

En “la subasta” los concursantes entraban en posesión de un regalo misterioso, perfectamente empaquetado, irreconocible, que podían canjear por una cantidad en metálico o por la posibilidad que se les ofrecía al abrir algunas de las tres cortinas que formaban parte del decorado del programa. La subasta sufrió también una considerable mutación con la incorporación de nuevos objetos, que complicaban la mecánica de elección del premio.

Esta parte de la subasta finalizaba cuando los concursantes tenían que optar por quedarse con uno de los tres regalos depositados en la mesa del presentador. También en esta fase el presentador les ofrecía importantes cantidades de dinero si rechazaban quedarse con los “regalos misteriosos” o ya revelados. Era siempre un canje con sorpresa que podía acabar en nada o en un regalo fantástico: al principio era siempre un coche o un apartamento, cuando España no era lo que hoy es.

Los presentadores

Kiko Ledgard

Kiko, peruano, se convirtió en el presentador más popular de la televisión cuando presentaba el concurso. Con el tiempo, ha quedado en la memoria de la mayoría de españoles. Entre sus singularidades estaba la de ser un hombre supersticioso, que le llevaba a utilizar calcetines de distinto color y varios relojes cuando salía a plató.

Kiko nació en Lima (Perú) en 1918, pero a principios de los setenta tomó el camino de la emigración junto con su esposa y once hijos y llegó a Madrid en 1971. Empezó en la televisión en España con un programa infantil, Hoy es fiesta. Después pasó a presentar las dos primeras temporadas de Un, dos, tres ( 1972 -1974 / 1976 - 1978).

Finalizada esta etapa, Kiko presentó el programa 300 Millones. Su vida profesional se truncó en Mayo de 1980. Mientras posaba para los fotógrafos en la barandilla de una terraza, se cayó al vacío desde un segundo piso y sufrió un gravísimo accidente que le impidió continuar en el Un, Dos, Tres. Kiko murió el 23 de Octubre de 1995 a causa de una dolencia coronaria.

Mayra Gómez Kemp

Mayra Gómez Kent consiguió lo que parecía imposible: sustituir con éxito a Kiko Ledgard, que era la imagen del Un, dos, tres y que había conseguido seducir a millones de españoles con su dulzura y sus habilidades de jugador de póquer televisivo.

Chicho Ibáñez Serrador consideraba que la parte más difícil del programa era “la subasta” y necesitaba a un presentador con una gran agilidad mental, con capacidad de improvisación y que supiera crear suspense y espectáculo en el trueque de premios.

Mayra tenía estas habilidades y otras: dulzura, una sonrisa cautivadora, una carcajada franca y diáfana, una gran capacidad de seducción y un suave acento caribeño que encandiló a la audiencia española. Se hizo famosa su frase de “yo nunca miento aunque no digo toda la verdad”.

Llegó de Cuba y empezó a trabajar en radio. Fue invitada varias veces al 'Un, Dos, Tres como artista cómica en la segunda temporada de Kiko Ledgard y, al final, después del accidente de Kiko, se quedó como presentadora titular.

Mayra formó parte del trio “Acuario” con dos mujeres que fueron azafatas del programa: Beatriz Escudero y María Duran.

En 1977 debutó como presentadora en televisión en “625 líneas” y en 1982 trabajó junto a Torrebruno en el programa infantil “Sabadabadá”, que tenía a un jovencísimo bailarín contratado que se llamaba Joaquín Cortés.

En ese mismo año, 1982, sustituyó a Kiko al frente del programa hasta 1988. Posteriormente, Mayra trabajó como presentadora de La ruleta de la Fortuna y Simplemente Mayra en la nueva cadena privada Antena 3, que pasó a competir con la todopoderosa TVE. También estuvo en autonómicas al frente de un programa de Gestmusic, Luna de Miel. También con la compañía de Endemol se ocupó de presentar un programa de gastronomía en 1999: Tomates y Pimientos

Jordi Estadella y Miriam Díaz Aroca

El programa volvía a La Primera de TVE en 1991 con una novedad en la presentación. No contaría con un conductor sino con dos: Uno de ellos era Jordi Estadella, muy conocido por los espectadores por su trabajo en un programa de humoristas de Gestmusic producido en Barcelona, No te Rias que es Peor y al que Chicho conocía bien porque le había acompañado en la aventura de El Semáforo que producía para TVE la productora de Ibáñez Serrador, Prointel. Le acompañaba Miriam Díaz Aroca, que empezó siendo una “chica Hermida” y que había presentado también Cajón de Sastre. La carrera de Miriam tuvo uno de sus momentos trepidantes como actriz en la película Belle Epoque, dirigida por Fernando Trueba, que llegó a ganar el Oscar de la Academia de Hollywood a la mejor película extranjera.

Jordi y Miriam dieron un nuevo aire al concurso Un, Dos, Tres. Jordi y Miriam presentaron las dos penúltimas temporadas, la de 1991 - 1992 y 1992 y 1993.

Josep María Bachs

En 1993 Chicho Ibáñez decidió volver de nuevo a TVE con el Un, Dos, Tres, condicionado ya por un panorama televisivo de alta competencia que no tenía nada que ver con el de 1972. Opta, para presentar esta nueva tanda de programas, por Josep María Bachs. Bachs era ya un presentador muy conocido en Cataluña por sus trabajos estelares en el prime time de la televisión autonómica catalana, y concretamente en el concurso Filiprim, uno de los primeros éxitos de TV3. Pero en el resto de España no le conocía nadie.

Chicho, que conocía bien su trabajo en Barcelona, le eligió porque era una persona dotada de un curioso toque de humor y un punto de ironía que le iba bien al programa. Con él decide recuperar para el programa la estructura inicial de presentador único. Esta fue una etapa difícil para el programa, penalizado por la durísima batalla del prime time, que hizo que el concurso obtuviera los peores índices de audiencia de su historia. El 8 de Abril de 1994, Josep María Bachs presentó el que hasta la fecha es el último programa del Un, Dos,Tres

Los humoristas del programa

En los casi 400 programas que ha producido Chicho de su concurso, un ejército de humoristas ha intentado y conseguido entretener a la población española. Sus apariciones se producían durante “la subasta” y eran portadores de regalos y sorpresas para los concursantes elegidos.

El humor era un ingrediente fundamental del programa, que lanzó a numerosos cómicos desconocidos o casi desconocidos para la mayoría de espectadores. Sus chistes consagraron un amplio vocabulario popular: desde el “22, 22, 22” del dúo Sacapuntas pasando por el “..y eso duele” de la Bombi.

La lista de humoristas es enorme: desde Antonio Ozores a Angel Garó, pasando por las Hermanas Hurtado, Bigote Arrocet., Pepe Viyuela, el dúo Sacapuntas, Mercé Comes, Juan Tamariz, Beatriz Carvajal, Arévalo, Juanito Navarro, Manolo Royo y tantos otros, que pasaron a la pequeña historia de la televisión vinculando su nombre al programa concurso.

Las secretarias

La lista de secretarias es una de las curiosidades del programa. Empezaron en el Un, dos, tres algunas de las mujeres que luego han pasado al primerísimo plano de la televisión o del cine español. Por ejemplo, Victoria Abril. O Paula Vázquez. O Nina, la directora de la Academia de Operación Triunfo. Compartieron trabajo con Ágata Lys, Kim Manning, Blanca Estrada, Lidia Bosch, Silvia Marsó o María Abradelo, que también pasaron por el programa en uno u otro momento.

El programa en el mundo

El programa - concurso fue el primer formato televisivo español que consiguió una considerable repercusión internacional y fue adaptado y estrenado en otros países.

El primer país que lo incorpora a sus programaciones es Holanda, en 1978. En ese mismo año el concurso viaja a Gran Bretaña, donde se mantuvo varias temporadas cuatrimestrales con el nombre de Three, Two, One y presentado por Ted Rogers.

Se han hecho también versiones en Bélgica, Austria, Alemania y Portugal. En Holanda, llegó a convertirse en una lotería cuyos boletos podían ser adquiridos por los espectadores en comercios.

En Alemania se programó con el nombre de Sorprendente 7.

Algunos de los premios que recibió el programa

· TP al mejor Presentador 1972: Kiko Ledgard

· TP al Personaje más Popular de 1972: Don Cicuta ( Valentín Tornos)

· TP al mejor Programa Nacional de 1972

· TP al Personaje mas Popular de 1976: Kiko Ledgard

· TP al mejor Programa Nacional de 1976

· TP al mejor Programa Nacional de 1977

· TP a la mejor Presentadora 1978: Mayra Gomez Kemp (este premio no está relacionado directamente con el concurso)

· TP a la mejor Presentadora 1982: Mayra Gomez Kemp

· TP al Personaje más Popular de 1982: Las Tacañonas ( Las Hermanas Hurtado)

· TP al mejor Musical y Entretenimiento de 1982

· TP al mejor Musical y Entretenimiento de 1983

· TP al mejor Musical y Entretenimiento de 1984

· TP al mejor Musical y Entretenimiento de 1985

· TP a la mejor Presentadora 1985: Mayra Gomez Kemp

· TP a la mejor Presentadora 1987: Mayra Gomez Kemp

· TP al Personaje más Popular de 1987: El Dúo Sacapuntas

El nuevo “Un, dos, tres...a leer otra vez” se estrenará en el mes de diciembre

Chicho Ibáñez Serrador estrenará en la tercera semana de diciembre Un, dos, tres... a leer otra vez “con anzuelos para que los chicos lean, porque son los que más lo necesitan".

El director ya ha llegado a un acuerdo con la editorial Planeta, que venderá en los quioscos los libros, acompañados de un cupón que servirá para concursar en el programa. Un catálogo de "lecturas imprescindibles", entre las que se encuentran Las mil y una noches, La isla del tesoro o Moby Dick, "grandes joyas de la literatura universal, pero de fácil comprensión" –según Chicho.

En breve comenzará una campaña para dar a conocer entre actores y bailarines la convocatoria de un casting para el nuevo espectáculo televisivo, del que todavía no se conoce el presentador. El nombre de Mayra Gómez Kemp flota en el aire, pero la que seguro que vuelve es la calabaza Ruperta, "porque si no la gente pensaría que esto no es el Un, dos, tres...", añadió Ibáñez Serrador. El realizador desmiente que se haya visto tentado de vender el proyecto a otra cadena: "Llevo cuarenta y tantos años en TVE y no hay necesidad de cambio".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba