La Embajada de España en Pekín zanja la polémica China, indignada por un chiste de Mauricio en 'Aída'

China, indignada por un chiste de Mauricio en 'Aída'
China, indignada por un chiste de Mauricio en 'Aída'

En un gag de la telecomedia emitido el pasado domingo 18, se prohibía la entrada de "perros y chinos" al Bar Reynols. Es la tercera queja del gigante asiático a Telecinco tras las del sketch de Nochevieja y las provocadas por Aída Nízar en 'Aída'

Aída vuelve a centrar la polémica por uno de sus gags. Si en su momento, diversos medios catalanes mostraron su enfado por un chiste de Mauricio Colmenero (Mariano Peña), esta vez el peculiar dueño del Bar Reynols se coloca en la picota por un diálogo sobre la comunidad china, tal y como informa ABC.

El capítulo emitido el pasado domingo 18 de mayo incluía una escena en la que el soez y racista personaje de la telecomedia llama la atención a un cliente de aspecto oriental, señalándole un cartel sobre la barra que prohíbe la entrada de "perros y chinos". El hostelero, además, advertía al hombre que "no puede vender rosas, ni anillos, ni el gato comunista que hace así", imitando a la típica figura dorada que salida en establecimientos asiáticos.

Un letrero en el Bar Reynols prohíbe la entrada "a perros y chinos"

El contenido del capítulo ha provocado la indignación en China. El motivo principal, ese letrero al que hace referencia Mauricio recuerda a los que se colocaban en los parques y lugares públicos de la Concesión Francesa de Shangái de mediados del s. XIX a mediados del XX.

En aquella época, las potencias extranjeras se aprovecharon de la debilidad de la última dinastía imperial y sucesivos gobiernos de la República tras la muerte del monarca Pu Yi para ocupar y hacerse con el control de barrios enteros. Un episodio traumático de la historia del país, que Aída ha recordado de manera involuntaria.

La Embajada de España en Pekín zanja la polémica

Para evitar males mayores, la Embajada de España en Pekín ha publicado en su página web una nota, en la que "lamenta profundamente el malestar causado en la comunidad china". "Las opiniones vertidas por el personaje de ficción que aparece en la serie no son representativas en absoluto de la sociedad española hacia los chinos residentes en nuestro país", que insiste, "sonm valorados, respetados y queridos por su aportación a la comunidad".

El productor de 'Aída': "Mauricio encarna lo que no queremos en nuestra sociedad"

Los responsables de la serie no han sido ajenos a este conato de polémica y han querido explicar el valor de las palabras que el equipo de guion atribuye a Mauricio Colmenero: "Aída es una ficción, una serie de humor. El personaje que protagonizaba esta escena era Mauricio Colmenero, un hombre racista, machista y fascista que encarna todo lo que no queremos en nuestra sociedad. Sus opiniones no representan nuestra línea editorial, al contrario, las utilizamos para criticar caricaturizando un tipo de pensamiento", explica el productor ejecutivo de la serie en una nota informativa.

"Mediante sus palabras lo que hacemos es exagerar una conducta que consideramos reprobable. Y al igual que existe Mauricio Colmenero, en Aída también tenemos muchos personajes solidarios, integradores y que respetan todas las razas. En cualquier caso, aunque no haya sido nuestra intención ofender a nadie, pedimos perdón a todo el que se haya sentido molesto", termina.

La diplomacia china ya protestó formalmente por un sketch de Nochevieja en Telecinco

No es esta la primera vez que la comunidad china protesta contra contenidos considerados hirientes: el Especial de Nochevieja 2013 producido por José Luis Moreno para Telecinco, un sketch que se mofaba de la carta y servicio de los restaurantes chinos (en el que se insinuaba que se servían perros y gatos en vez de patos y cerdos) motivó una protesta formal de la Embajada china en España. La diplomacia envió entonces una carta de protesta a Telecinco, en la que expresaba "su profunda insatisfacción y severa crítica por los insultos vertidos".

Meses antes, en mayo de 2013, la por entonces colaboradora de Sálvame Aída Nízar protagonizó otro episodio objeto de polémica: la ex "gran hermana" se coló en la cocina de un restaurante oriental y hasta llegó a proclamar que se servía carne humana a los clientes. Medio millar de chinos se manifestaron contra Nízar, que poco después sería despedida por un episodio similar, esta vez con la Embajada de México.

Mauricio ya enfadó a Cataluña en 2011: "Imagínate que se lo queda un indeseable, o peor, un catalán"

Tampoco es la primera vez que los comentarios puestos en boca de este personaje de Aída causan malestar. El papel de Mauricio Peña, un personaje que reúne vicios y defectos por doquier (machista, homófobo, racista) con pretensiones eminentemente cómicas.

En 2011, un diálogo sobre el independentismo catalán ya fue objeto de polémica: "Imagínate que se lo queda cualquier indeseable, o peor aún, un catalán", decía Colmenero. Medios como La Vanguardia, Diario Crítico o Minuto Digital ya cargaron contra la serie de Globomedia parta Telecinco, como recogimos en su momento.

En febrero de 2007, Mauricio también molestó con sus sornas a los discapacitados. La Fundación Alpe Acondroplasia, que integra a personas que padecen esta forma de enanismo óseo, anunció que presentaría una demanda de conciliación contra la cadena de Mediaset.

El motivo, las "violaciones de los derechos fundamentales a la dignidad, el honor y la propia imagen de personas con talla baja" cometidas, según el colectivo, con la emisión de un episodio de Aída en el que el dueño del Bar Reynolds hacía alusiones "vejatorias" contra una persona que sufría esta dolencia.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba