El pasado lunes "Chutarse y Consumir" aterrizó con gran polémica en la TV holandesa

Alcohol, sexo y drogas acompañaron el estreno del programa

La cadena holandesa BNN estrenó el pasado lunes por la noche “Spuiten & Slikken” (“Chutarse y Consumir”), el polémico programa donde uno de sus presentadores consume heroína y otras drogas ilegales en directo con el objetivo de alertar a la audiencia más joven del peligro que suponen estas sustancias y del riesgo de perder la vida por su consumo.

En su debut, el talk show no se anduvo por las ramas. El periodista y presentador Filemon Wesselink, de 26 años, se encerró con una pareja y participó en un trío, informa la agencia AFP. No fue lo único ya que en el programa hubo borracheras, vómitos y sesiones de strip-tease.

En el estudio, mientras los invitados compartían en directo sus opiniones y comentaban los diferentes reportajes, el periodista se encerró con una pareja en una habitación a oscuras. Al final del programa, volvió al estudio con el rostro enrojecido para comentar la experiencia.

Los perjuicios del alcohol y lo mejor del sexo protagonizaron la noche del lunes en este nuevo y polémico programa de BNN, el canal más joven de la televisión pública holandesa. “Creemos en el periodismo participativo”, declaró Maarten van Dijk, portavoz de BNN.

Antes de este primer programa, la cadena recibió numerosos correos electrónicos de telespectadores que consideraban que “BNN se estaba pasando”. Además, “Spuiten en Slikken” ha sido objeto de varias preguntas parlamentarias al ministro de Justicia, Piet Hein Donner, de cara a prohibir la emisión.

En su estreno del lunes, el programa intentó mostrar las consecuencias del alcohol. En sus próximas entregas, los productores planean probar las drogas duras, cocaína, LSD y heroína. “Si alguien toma una droga y luego cuenta lo que siente, ya no es necesario probar uno mismo. El periodista lo hace por usted”, explica Maarten van Dijk.

En materia de experiencias sexuales, “Spuiten en Slikken” va a proponer en las próximas semanas sexo a tres, sexo con una mujer obesa y una comparación de felaciones practicadas por una mujer y un hombre.

Gran polémica en Holanda

En Holanda, donde la política sobre drogas es algo más liberal, puesto que está permitido el consumo y venta de marihuana, la idea del presentador Filemon Wesselink no ha sido muy bien recibida por el Gobierno cristianodemócrata (centro-derecha), que la ha declarado ilegal.

"Es peligroso y puede expandirse como ejemplo", señaló hoy un portavoz del partido, Pieter Heerma. "Llevaremos el asunto al ministro de Justicia para que explique qué dice la ley sobre esto y los riesgos en los que incurre", agregó.

Mientras, el portavoz del Ministerio de Justicia, Ivo Hommes, declaró que no está claro si Wesselink podría ser procesado. La posesión de cualquier cantidad de heroína es ilegal, pero en la práctica la Policía no tiene recursos para perseguir a la personas con menos de medio gramo de este narcótico altamente adictivo.

"El hecho de consumir drogas es un problema de salud, no un acto criminal, a pesar de que es obviamente difícil tomar drogas sin poseerlas primero. En cualquier caso no es algo que aprobemos, y hacerlo en televisión es indeseable", señaló Hommes.

La principal presentadora del show entrevista a los invitados sobre el uso y el abuso de las drogas, mientras que Wesselink y otro presentador llevan a cabo el “experimento de campo” con sexo y drogas.

Filemon Wesselink, de 26 años, tiene previsto fumar heroína, según una portavoz de la productora del programa (BNN), Ingrid Timmer. "No es nuestra intención crear una protesta. Sólo queremos tratar temas que son parte de la vida de los jóvenes", dijo Timmer. En otros programas, Wesselink prevé emborracharse de pub en pub, y tomar LSD (alucinógenos) en su sofá bajo la supervisión de su madre.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba