Entrevista Coco Comin: "Esta OT es la más descompensada de todas"

La jueza del reality musical analiza para Vertele.com la actual edición

Su incorporación al jurado de “OT” se ha visto eclipsada por los sonados “dardos” semanales de Risto, aunque las críticas de Coco Comín son tanto o más demoledoras que las del publicista, como cuando recomendó a Virginia que aprendiese a cerrar las piernas en el escenario o animó a Iván a volver al mundo del musical.

Pero, si algo diferencia a esta experimentada coreógrafa del resto de miembros del jurado de "OT", es la delicadeza con la que nomina a los concursantes y los consejos técnicos que aporta en todos sus comentarios.

Pasado el ecuador de “Operación Triunfo 6”, la jueza más desconocida del concurso de Telecinco, o “Señorita Rottenmeyer” como ya la han apodado cariñosamente en Internet, concede su primera entrevista a Vertele.com.

Considerada como una de las mejores coreógrafas del panorama español, Coco Comin ("Fama", "Chicago", "Grease") analiza a fondo la actual edición de “OT”, nos desvela sus concursantes favoritos, los puntos fuertes y débiles de cada uno, los entresijos del jurado y las cualidades que debe tener el ganador de esta edición.

¿Cómo surge la idea de ser jurado en “OT”?

Tengo una larga carrera como coreógrafa pero, el único contacto que había tenido con la televisión, había sido en la realización de spots publicitarios, como los de Freixenet. Cuando me ofrecieron ser jurado de “OT”, me gusto la idea porque siempre me ha parecido un programa de prestigio. Creo que salir en televisión es tan difícil como levantar el telón.

¿Cómo está viviendo la experiencia?

Me ha cambiado la vida, porque no me imaginaba el poder que tiene la televisión. Y la verdad es que no lo estoy llevando muy bien…

¿En qué sentido le ha sorprendido?

Trabajar en televisión es más duro de lo que yo pensaba, aunque también entiendo que puede llegar a crear adicción. Lo que me agobia es la fama, el hecho de pasar a ser de repente un personaje conocido. Tengo muchos fans entre la gente de mi edad, pero me están llegando también muchísimas críticas por parte de los espectadores más jóvenes.

Cuesta creer que la critiquen a usted, cuando emite los juicios más suaves de todo el jurado… ¿Por qué lo hacen?

Me acusan de ser partidista con algunos concursantes, como Iván, por ejemplo, al que creen que favorezco porque le conozco de antes de “OT” debido a mi trabajo como coreógrafa en musicales. Aunque la verdad es que nos enteramos el mismo día del estreno de que íbamos a coincidir en el programa. También conocía de antes a Noelia, pero no se me pasa por la cabeza favorecerles por ello, sino todo lo contrario. En todo caso, creo que soy más dura.

En general, ¿está satisfecha de su participación en “OT”?

Por supuesto, estoy feliz, cada día me enamoro más de los concursantes. De todos. Porque soy maestra y me encanta verles luchar por mejorar y conseguir su sueño. De hecho, lo único que me gustaría es poder pasar más tiempo con ellos para ayudarles más, puesto que el único contacto que tenemos es en la gala, cuando les vemos actuar y emitimos nuestros juicios.

¿Sufre cuando Risto lanza esas críticas tan duras?

Creo que el jurado está muy equilibrado, tiene que haber de todo. Risto es un gran maestro. Es cierto que la fórmula que él emplea me hace sufrir porque los concursantes son muy vulnerables. Pero, en realidad, les está preparando para lo que les espera después. Y lo hace muy bien. Otra cosa es que sus palabras son públicas y tienen mucha repercusión. Pero él tiene las ideas muy claras.

Dicen que Risto Mejide se inspiró en Simon Cowell, ¿en quién se ha fijado usted?

No me he inspirado en nadie, la verdad. En mi experiencia profesional, si acaso. Tal vez mi enfoque es más técnico que el de otros miembros del jurado. Me centro más en los aspectos profesionales. No imito a nadie, soy así, un poco Rottenmeyer, como me dicen (risas). Pero les adoro a todos, para mí son sagrados. Me gustaría poder tener más tiempo para aconsejarles. El tiempo en televisión me obliga a ser más escueta de lo que sería fuera de la escuela.

¿Hay mucha diferencia entre la Academia de OT y las escuelas reales como la suya?

“OT” es una academia de lujo. Las escuelas reales no son así, aquí están muy mimados. Además, en la vida real hay más sentido del humor que en la Academia de OT. Aquí se toman todo a la tremenda y a veces noto que los concursantes o los espectadores no entienden el sentido del humor o la ironía con la que van dirigidos mis consejos. En ocasiones me siento incomprendida.

Se ha dicho que esta generación de “OT” es la menos preparada de todas las anteriores. ¿Está de acuerdo?

Es la edición con más contrastes, porque ha concentrado a los mejores y a los peores cantantes de OT. Está más descompensada que otros años, pero no es la peor.

¿Cómo trabaja el jurado? Explíquenos cómo es el proceso previo a las nominaciones

Sólo nos basamos en las actuaciones para decidir las nominaciones. Todos los miembros del jurado vemos individualmente cómo se preparan durante la semana, a través de los resúmenes. El día de la gala, nos reunimos antes durante el día para ver los ensayos y emitir un primer juicio, que después podemos variar tras ver la actuación en directo. Las pausas publicitarias son muy importantes porque las aprovechamos para intercambiar impresiones sobres las actuaciones.

¿Discrepan mucho en sus valoraciones? ¿Quién tiene la última palabra para decidir a los nominados?

A veces hay discrepancias, claro, pero siempre llegamos a un consenso.

¿Hablan con los profesores antes de hacer sus valoraciones?

No, no tenemos ningún contacto con los profesores. Sólo nos basamos en lo que vemos.

¿Qué margen tienen para la improvisación durante la gala? Un momento muy recordado fue cuando Risto nominó a Tania, para sorpresa de Noemí, o cuando Javier Llano se equivocó….

Como ya comentaba, el tiempo de los anuncios es básico, porque en “OT” se vive todo al momento y puede pasar cualquier cosa, incluso cometer algún error propio del directo… No hay trampa ni cartón. Eso es lo que hace que este programa sea tan auténtico.

¿Cree que el público acierta al elegir a sus favoritos? ¿Coinciden con los del jurado?

Nos hemos dado cuenta de que cuando nominamos a un concursante, éste se convierte en víctima, y en consecuencia, en favorito del público. Pero eso sólo sucede al principio. Según vamos avanzando, la audiencia se vuelve también más selectiva.

¿Quién es su concursante favorito?

En general, me gustan más los chicos que las chicas. Me encanta Chipper porque tiene una voz increíble, un fuerte dominio de la escena y clase. Le queda pequeño “OT”. Por eso pedí a los profesores que le pusieran más retos. También me gustaba mucho Reke. Ya antes de que entrase en OT, le vi por casualidad en un concierto en Murcia y me llamó la atención. De él destacaría su musicalidad, su potencial y su humildad, que me parece una cualidad básica para triunfar, como la que tenía Charles Chaplin.

¿Qué otras cualidades deber tener un artista para triunfar, ya sea o no concursante de “OT”?

Una familia que le apoye, la habilidad de un gato, la sensibilidad de un poeta, la memoria de un estudiante, la precisión de un matemático, el sentido del humor de un cómico, la técnica de Pavarotti. Pero sobre todo: talento, que es algo inexplicable.

¿Quién cree que tiene más talento natural este año en “OT”?

Todos tienen talento. Esther también lo tenía. Su problema era de afinación, de falta de conexión entre el cerebro y sus cuerdas vocales. Pero eso se aprende con clases. Tenía encanto, al igual que Ros.

¿Quién ha evolucionado más o tiene más capacidad de trabajo?

Sandra está cada vez más brillante. Mimi tiene altibajos. Hace galas estupendas y otras más discretas. Anabel valía mucho. Tiene furia pero tiene que asumir más retos y aprender a cantar pop sin afectación.

¿De quién destacaría su estilo o personalidad?

De Virginia. Porque cuando cierras los ojos, inmediatamente sabes que es ella. Y esa es una cualidad que tienen muchos artistas. Creo que debería dedicarse al jazz o al blues.

¿Qué valoración hace de Iván?

Creo que debería volver al teatro musical, porque es un gran actor pero en “OT” está en el lugar equivocado. Un artista tiene que buscar el triunfo personal, más que la fama. Y él ya había triunfado antes de entrar en “OT”.

¿Opina lo mismo de Noelia?

Tiene más recorrido. La veo como una buena baladista.

¿Cómo ve a Pablo, uno de los favoritos?

Pablo me gusta muchísimo porque vive “OT” como si el resto de cosas y personas no existiésemos. Está disfrutando lo que le toca en este momento, ajeno a todo. Está viviendo una auténtica inmersión en el programa. Es el más polivalente.

¿Quién tiene la mejor voz?

Chipper tiene una voz increíble.

¿Qué hay que tener para ganar “Operación Triunfo”?

Capacidad mediática, caer en gracia. El público premia el carácter pero también el físico. Es muy importante dar bien en cámara.

¿A quién ve como ganador este año?

Manu es el concursante prototipo de OT, la bandera del programa. El ganador tiene que tener un conjunto de cualidades. Y me cuesta decirlo, pero Manu es uno de los favoritos, aunque también es cierto que no ha evolucionado.
¿Qué planes tiene después de “OT”? ¿La veremos en la siguiente edición?

Me encantaría estar en la próxima edición pero reconozco que tal vez no sea la persona más adecuada, porque soy muy seria. Quizá mi enfoque sea demasiado profesional. Aunque si me proponen continuar, lo haría encantada.

¿Cómo ha afectado su paso por “OT” a su carrera profesional?

Antes de entrar ya era conocida, pero sólo en Cataluña, mientras que ahora me he hecho popular a nivel nacional. Ha sido una experiencia magnífica porque me ha permitido conocer la televisión desde dentro, lo cual me ha hecho valorarla más. “Operación Triunfo” es un programa auténtico, pero tampoco puedo alejarme mucho de mi profesión.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba