Plan de saneamiento RTVE El Comité Intercentros augura "movilizaciones contundentes" y niega que Caffarel les haya informado

Presidente de SEPI dice que los sindicatos saben que hay exceso de plantilla pero nadie será abandonado

El presidente del Comité General Intercentros (CGI) de Radiotelevisión Española, Juan Manuel Hidalgo, anunció hoy "movilizaciones contundentes" de los trabajadores después de que tanto la directora general de RTVE, Carmen Caffarel, como el presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Enrique Martínez Robles, anunciaran por separado en el Congreso que el plan de saneamiento del ente público acarreará el despido de trabajadores.

En declaraciones esta tarde a Europa Press, Hidalgo aseguró que la situación de los trabajadores es hoy "peor que hace un año y medio", y calificó de "mentira" que Caffarel mantenga informados a los sindicatos de sus trabajadores. Hidalgo afirmó haberse enterado por los medios de comunicación de los planes de la SEPI y la Dirección General de RTVE, y añadió que la actual es la dirección con la que menos relaciones laborales ha mantenido la plantilla de RTVE.

En este sentido, recordó que el pasado mes de mayo el CGI ya denunció "que se preparaba un ERE" y que durante septiembre Caffarel reunió a los sindicatos para "desmentir la información de los medios de comunicación españoles y decirle a los sindicatos que estaban intoxicando porque tienen otros intereses. ¿Quién estaba mintiendo?", se preguntó Hidalgo. Ante esta situación, comentó, "solo quedan las movilizaciones", si bien el CGI no había preparado esta tarde un calendario de respuesta a los anuncios de hoy.

"Confiábamos en el Gobierno para dar una solución coherente --afirmó--. Creíamos que el comité de expertos había aportado luces al problema de Televisión Española pero este Gobierno no ha aportado nada, ni en la gestión, ni en las audiencias, ni en nada ha mejorado. Estamos peor que hace un año y medio, con el otro Gobierno", señaló.

Para Hidalgo, la situación de la empresa "se debe a la mala gestión de los distintos gobiernos y directores generales incluyendo el actual", por lo que a su juicio la solución al problema "no se puede buscar echando a los trabajadores a la calle". Además, Hidalgo recordó que "había un plan pactado con los sindicatos para racionalizar costes laborales" y que ha sido "el Gobierno y esta Dirección General la que lo ha echado por tierra".

A su juicio, la intención del Gobierno es "reducir el tamaño de la empresa" para que salgan beneficiadas Prisa, Globomedia y Mediapro, una estrategia en la que Caffarel es un "títere" del ministro de Hacienda, Pedro Solbes, "que ha dicho que no se quiere gastar más dinero y los primeros en irse a la calle son los trabajadores. Nadie ha presentado un plan de racionalizar la producción de otra manera, no hay alternativas", dijo Hidalgo.

Caffarel dice que el plan acabará en un ERE y que nunca se ha dejado de hablar con los sindicatos

La directora general de Radiotelevisión Española (RTVE), Carmen Caffarel, afirmó hoy que el plan de saneamiento del ente público establecido como requisito previo para la subvención presupuestaria del Gobierno concluirá en un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), proceso en el que primará "el diálogo y el consenso". Caffarel aseguró que "con los sindicatos no se ha dejado de hablar nunca" y que se abrirán nuevos cauces de negociación.

En declaraciones a los medios tras su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, la directora general de RTVE explicó que primero hay que determinar "el estado de la cuestión", y añadió que el grupo de trabajo creado para este cometido tiene "la obligación de dialogar y trabajar con todos los estamentos de la casa a través del consenso".

Así se refirió a la puesta en marcha ayer de la comisión mixta con SEPI para el saneamiento del ente público, cuya misión será elaborar un plan de futuro para RTVE tras determinar las necesidades y los problemas del ente. Una vez terminados los trabajos de esta comisión, señaló que "la SEPI, el Gobierno y la dirección general de RTVE afrontarán cuál es ese plan de saneamiento concreto que finalmente tendrá un ERE, es evidente", dijo.

Caffarel no pudo precisar la magnitud de ese ERE, ya que "decir un número concreto presupone poner la carreta antes de los bueyes. De este plan de estudio saldrá lo que salga, pero será al final, como no puede ser de otra manera".

En cualquier caso, reiteró que "el consenso y el diálogo no son palabras vacías sino el futuro", y que con los sindicatos "no se ha dejado de hablar nunca". "La secretaría general del ente va a facilitar los cauces para hablar con los sindicatos y hay que estar en todas las mesas de negociación. No sé si nos reuniremos mañana o dentro de un mes, pero se va a hacer", recalcó.

CAÍDA "SIMILAR" DE INGRESOS Y GASTOS

Durante su intervención en la Comisión de Presupuestos de la Cámara Baja, dijo que el propio Consejo de Administración de RTVE ha aceptado que la situación actual es "insostenible e improrrogable", y comentó que los presupuestos actuales no suponen ninguna ruptura porque están adaptados a la normativa vigente, que data de 1980.

Acerca de las cuentas, puntualizó que los ingresos caen un 9,28 por ciento (73,7 millones de euros) como consecuencia de una previsión menor de ganancias por publicidad, un descenso que según Caffarel será compensado por la caída del gasto en un porcentaje similar.

Preguntada por la estimación de la cuota de pantalla en la que se basan los ingresos para 2006, Caffarel rechazó dar la estimación por "lógica empresarial", y añadió que TVE "no regala nada a nadie, y mucho menos a otro operador"

Por último, sobre el concepto de servicio público, para Caffarel "el modelo está muy claro y definido ya" por el comité de expertos "y es lo suficientemente amplio para que quepa toda la estructura del grupo". "Se puede entretener cumpliendo un servicio público. Todo es un problema de límites", concluyó.

"Nadie será abandonado a su suerte"

El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Enrique Martínez Robles, manifestó hoy que todo el mundo sabe y entiende, incluidos los sindicatos de RTVE, que "Televisión Española tiene un exceso de plantilla", pero aseguró que "ningún trabajador va a ser abandonado a su suerte", en relación al plan de saneamiento que estudian RTVE y SEPI para suscribir con el Gobierno en contrapartida de la subvención presupuestaria de 575 millones de euros prevista para 2006.

En declaraciones a los periodistas tras comparecer en el Congreso para presentar los presupuestos de SEPI, Martínez Robles confirmó la puesta en marcha ayer de la comisión mixta con RTVE sobre el saneamiento del ente público, integrada por cuatro miembros de SEPI y otros cuatro de RTVE, con el vicepresidente de SEPI, Federico Monteiro y el secretario general de RTVE, Jaime Gaiteiro, a la cabeza.

Martínez Robles precisó que los trabajos se harán con rapidez porque a partir del 1 de enero RTVE tendrá que estar en condiciones de firmar con el Gobierno el plan que se desprende de la disposición adicional 34 de los Presupuestos, que condiciona la subvención millonaria otorgada para compensar el déficit de explotación.

El presidente de SEPI pide calma a los sindicatos en este proceso y dijo que todo el mundo debe estar de acuerdo en que los medios de televisión son demasiados, "y eso lo sabe SEPI, lo sabe RTVE, y lo saben los sindicatos". "Todo el mundo entiende que TVE tiene un exceso de plantilla, y qesto es bien concoido por cualquier observador", enfatizó el presidente de SEPI, que dijo que la cuestión es hacer una cuantía exacta de dicho exceso de plantilla.

Sobre las movilizaciones anunciadas en RTVE, el presidente de SEPI aseguró que "ningún trabajador va a ser abandonado a su suerte", y que todas las medidas serán dialogadas con los agentes sociales, Martínez Robles comentó que de momento es imprescindible la normalización de la situación y la prestación de un servicio eficaz.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba