Tribunales Condenan al ex agente de Carlos Sobera por apropiarse del dinero de un contrato del presentador

Dos años de prisión para el representante por ahberse quedado con más de dos millones del conductor

La Audiencia de Madrid ha condenado a dos años de prisión y dos de inhabilitación al ex agente de Carlos Sobera, Javier D.R., por un delito de apropiación indebida cometido al quedarse con parte del dinero que El Corte Inglés pagó al actor por la campaña publicitaria de las rebajas de 2001.

Así lo establece en una sentencia la sección decimosexta de la Audiencia Provincial de Madrid, que además ordena al procesado, administrador de Duende Producciones S.A., a reintegrar a Carlos Sobera los 14.424 euros (2.400.000 pesetas) que se apropió con motivo de la firma del citado contrato. Javier D.R. no ingresará en prisión al carecer de antecedentes penales.

Duende Producciones se encargó de la representación de Carlos Sobera con carácter exclusivo entre julio de 1999 y julio de 2000 -fecha en la que se rompió la relación contractual- y obtenía un 20% de los ingresos del presentador por contratos publicitarios.

Meses después, en noviembre de 2000, Duende Producciones consiguió al presentador un contrato para protagonizar la campaña de El Corte Inglés, por el que recibiría 24 millones de pesetas. Sin embargo, el agente engañó a Carlos Sobera y le informó de que sólo percibiría 21 millones de pesetas, de los que, descontado el 20% habitual, el actor obtuvo finalmente 16.800.000 pesetas, en lugar de los 19.200.000 que le correspondían.

Tampoco se fiaba de la liquidación de Nissan

Durante la vista oral, el procesado aseguró que su cliente había sido informado del importe total de la operación y agregó que fue el Sobera quien decidió incrementar la comisión habitual del 20% (4.800.000 pesetas) hasta 7.200.000 pesetas que finalmente recibió para compensarle por la ruptura del contrato de exclusividad.

También declaró ante el tribunal Carlos Sobera, que ejercía la acusación particular en el proceso, y aseguró que siempre confió en la gestión de Javier y que sólo desconfió de él cuando sospechó que le podían haber engañado sobre el importe de otra campaña publicitaria con Nissan Motor.

La relación entre Sobera y Duende Producciones llegó a los tribunales en Baracaldo (Vizcaya), donde el ahora condenado demandó al presentador en relación con la campaña de Nissan Motor -por la que le reclamaba 20 millones de pesetas en concepto de comisión- y por el contrato del libro “Los cien errores más comunes de la lengua española”.

El juzgado de primera instancia número 2 de Baracaldo eximió de responsabilidad a Sobera en relación con el contrato de Nissan, pero le condenó a pagar 250.000 pesetas más un porcentaje de las ventas del libro a Duende Producciones.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba