Polémico fotomontaje Conflicto en TVE por una "felicitación navideña" crítica con la gestión de sus directivos

Querella por injurias y calumnias contra el presidente del CGI

La dirección general de RTVE se ha querellado por injurias y calumnias contra el presidente del Comité General Intercentros (CGI), Juan Manuel Hidalgo, a causa de una “felicitación navideña” en la que se cuestionaba la gestión del actual equipo directivo del Ente.

Sindicalistas de UGT enviaron a finales de diciembre alrededor de centenares de mensajes de correo electrónico a personal de RTVE en el que Carmen Caffarel y varios miembros de su equipo directivo aparecían caricaturizados en la ilustración de un décimo de lotería titulada “El pesebre de RTVE”, con la leyenda “9000 trabajadores damnificados por la mala gestión en RTVE al servicio de otros intereses”.

Según RTVE, estas graves imputaciones se realizaron mediante un fotomontaje en el que, usando sin autorización la imagen de cuatro directivos, se afirmaba: "Caffarel, Mario G. de Castro, Pablo Carrasco y 'el sufrido' Estremera se han montado el pesebre con sus amigos de las productoras".

Junto a una querella judicial por calumnias e injurias, la dirección de RTVE, tras los informes jurídicos pertinentes, ha solicitado la apertura de un expediente informativo en torno a la posible vulneración del convenio colectivo por parte del autor de ese montaje.

Además de acudir a los tribunales, la dirección de la cadena pública ha abierto expediente sancionador por falta muy grave no sólo a Hildago sino también al secretario general de UGT en RTVE, Francisco Andújar, y al secretario general de UGT en RTVE Cataluña.

Como consecuencia, el Comité General Intercentros de RTVE manifestó esta tarde en un comunicado que "no se reunirá, ni negociará asunto alguno" con la Dirección General, mientras no se retiren los expedientes o querellas presentados en relación a la divulgación por iniciativa de la sección sindical de RTVE en Cataluña de este fotomontaje sobre un décimo de lotería, crítico con la gestión de los máximos responsables del ente público.

En el comunicado, el CGI afirma que asume como propio el "envío, distribución y contenido" del mensaje en cuestión, y considera que la respuesta de la dirección "vulnera el derecho a la libertad de expresión y el libre ejercicio de la acción sindical que protege la Ley Orgánica de Libertad Sindical".

Según el comunicado Comité Intercentros, la Dirección General de RTVE pretende así "socavar la unidad de los trabajadores y sus representantes, justo en el momento que se plantea un proceso de negociación en nuestra empresa".

Dirección de RTVE: “Es más que una caricatura”

En respuesta, la dirección general del ente público presentó una querella por injurias y calumnias contra el presidente del CGI, Juan Manuel Hidalgo, el pasado 28 de diciembre en el juzgado de instrucción número 33 de Madrid.

"No se trata de una simple caricatura", dijo un portavoz de RTVE para justificar la querella. Informó además de que ya a principios de este mes de enero, se decidió la apertura de un expediente informativo en relación al envío de casi 700 correos electrónicos utilizando medios de la empresa para difundir contenidos cuanto menos "insidiosos".

CC.OO. se desmarca

La sección sindical de CC.OO. en RTVE votó en contra del acuerdo del Comité General Intercentros de RTVE que pone fin a toda reunión o negociación con la directora general del ente público, Carmen Caffarel, mientras ésta no retire tanto la querella como el expediente informativo presentados contra el presidente del órgano sindical, Juan Manuel Hidalgo, a cuenta de la polémica “felicitación navideña”.

En un comunicado, CCOO en RTVE asegura en contra de lo aprobado por el CGI, que este órgano nunca aprobó ningún correo masivo con el contenido difundido por el presidente de este órgano y que se trata de "una acción unilateral bien personal de Juan Manuel Hidalgo o bien del sindicato UGT de RTVE de Cataluña".

Para este sindicato, el actual presidente del CGI ha tenido una "constante actitud" de tomar decisiones en comunicados que no han sido ni debatidos ni aprobados por el órgano colegiado, por lo que en la reunión mantenida hoy por el CGI defendió, sin éxito, una propuesta de desmarque de la 'felicitación navideña', y de destitución de Hidalgo "ante las reiteradas acciones personalistas sin respeto a su condición de representante de un órgano colegiado".

La propuesta fue rechazada con los votos de UGT y de APLI que, finalmente, aprobaron una alternativa en la que asumen como propio el envío, distribución y contenido del envío, explica CC.OO., que advierte de que desde su acción sindical no utiliza métodos que puedan suponer en ningún caso el menoscabo del honor de las personas. "Nuestras posiciones de defensa de los trabajadores no necesitan de la utilización de ese tipo de formas", afirmó este sindicato.

Hidalgo denuncia una campaña para silenciarle

El presidente del Comité General Intercentros (CGI), Juan Manuel Hidalgo, denunció hoy una campaña lanzada desde la Dirección General de RTVE para "intimidarle y silenciarle", después de que la misma presentase una querella contra él por injurias y calumnias. Hidalgo aseguró que la dirección de la casa "juega el papel de víctima y se preocupa por una caricatura" cuando su gestión es de "juzgado de guardia".

"Debería intervenir el Tribunal Anticorrupción para que salga a la luz lo que están haciendo con algunos programas", aseguró Hidalgo. "Lo que intentan es silenciarme y acosarme porque somos un sector crítico y de paso quieren acabar con la libertad de expresión".

Hidalgo, miembro de UGT, explicó que el montaje fotográfico que originó la querella "no ha sido en absoluto idea suya", sino que el CGI la ha hecho propia bajo votación, y que en cualquier caso su intención no era la ofensa. "Lo que sí es una ofensa es la nefasta gestión de la Dirección General", añadió.

En este sentido, explicó que los fotomontajes y comunicados "son los tirachinas y barricadas de los trabajadores de TVE", e insistió en que las secciones sindicales de UGT y APLI ya adoptaron esta postura crítica con el gobierno del PP, por lo que estas organizaciones "no hacen política, al contrario que CCOO", que quiere "hacerle el juego" a la Dirección.

A su juicio, la actitud de CCOO, que se opuso hoy al acuerdo adoptado por votación en el CGI, por el que se niegan a reunirse con la Dirección General a menos que retire la querella, "es una vergüenza que pone en peligro la dignidad sindical".

La dirección de RTVE pide a UGT que se desmarque

La Dirección General de RTVE manifestó esta tarde en un comunicado que el sindicato UGT "debe separarse con claridad" de la "actuación injuriosa" del presidente del comité intercentros del ente y miembro de este sindicato, Juan Manuel Hidalgo, tras las "calumnias e injurias" difundidas contra cuatro directivos de RTVE "a los que acusa, sin prueba alguna, de malversación de fondos públicos".

Esta dirección -señala el comunicado- "admira y respeta la historia de la Unión General de Trabajadores (UGT), así como de todos y cada uno de sus afiliados, pero debe de separarse con claridad esta organización sindical de la actuación injuriosa del autor de estas insidias".

Según RTVE, estas graves imputaciones se realizaron mediante el citado fotomontaje de supuesta felicitación navideña. La Dirección General de RTVE estima que esta actuación no puede ser considerada ni una viñeta humorística ni una broma sarcástica, sino "una muestra más de las acusaciones injuriosas reiteradas por su autor, que falta gravemente al respeto y la dignidad de los directivos de RTVE".

Asimismo, subraya que "nunca ha perseguido ni perseguirá a nadie por el ejercicio de la libertad de expresión". Por tanto, --explica-- no se trata de silenciar, como se ha insinuado, la oposición legítima que los representantes de los trabajadores tienen derecho a ejercer.

Añade que asume "como no podía ser de otro modo" todas las críticas y posiciones sindicales que siempre ha respetado y considerado, "pero no puede mantenerse pasiva ante la imputación de actuaciones delictivas vertidas por esta persona, de la que sólo se persigue se retracte de sus acusaciones. La estrategia de calumniar para después esconderse tras la libertad de expresión es una lamentable práctica política que la opinión pública sabrá discernir".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba