Pasa el primer trámite El Congreso aprueba la supresión del límite de tres televisiones privadas

ERC apoyó esta medida tras alcanzar un acuerdo con el PSOE sobre el plurilingüismo con vistas a la Ley Audiovisual

El Congreso de los Diputados aprobó hoy el dictamen de la Comisión de Industria sobre el proyecto de Ley de la TDT, con la oposición de PP, CiU, PNV y BNG a la controvertida supresión del límite de tres televisiones privadas de ámbito nacional. El texto, que será tramitado ahora por la vía de urgencia en el Senado a petición del Gobierno, suprime el límite gracias al acuerdo alcanzado por ERC con el PSOE sobre el plurilingüisimo para la próxima Ley Audiovisual.

La supresión de este límite, fijado en la Ley de TV Privada de 1988, abre la puerta a nuevas concesiones analógicas. ERC, al igual que PP y CiU, presentó una enmienda para anular este artículo. Sin embargo, hoy decidió finalmente retirarla de la votación en el pleno tras haber cerrado un acuerdo con el grupo que sustenta al Gobierno.

Su portavoz, Joan Puig, admitió que a ERC la concesión de nuevas licencias analógicas de televisión le produce "dudas", tanto técnicas como económicas, pero señaló que el acuerdo, que se plasmará en la Ley Audiovisual, supone un "avance histórico en la pluralidad lingüística".

Según explicó Puig, el PSOE se ha comprometido a que en la Ley Audiovisual se incluya un capítulo específico para el fomento del pluralismo lingüístico que, entre otras medidas, contemplará "pliegos de condiciones administratativas para la adjudicación de servicios de televisión en valoración positiva de medidas de fomento y uso de las distintas lenguas".

Asimismo, el acuerdo contempla la inversión en doblaje y subtitulación en origen; un canon --todavía por definir-- para el fomento de la producción audiovisual doblada a los diferentes idiomas oficiales; y porcentajes de programación doblada subtitulada en los diferentes idiomas del estado.

"Todo ello --resumió Puig--, para facilitar a los ciudadanos que usan otras lenguas diferentes al castellano que tengan garantizados sus derechos en todo el acceso a productos audiovisuales" (cine, DVD, pago por visión, televisión en abierto, etc.).


PP: "PÁGINA NEGRA EN LA TDT"

Por parte del PP, Macarena Montesinos, aseguró que hoy se había escrito una "página negra" en la historia de la TDT y denunció el "sometimiento" del PSOE a su socio parlamentario. En su opinión, el Gobierno "ha consumado su verdadero objetivo, la concesión de un nuevo canal analógico", para lo cual "ha hipotecado" el futuro del plan técnico de la TDT y la Ley Audiovisual".

El portavoz del PSOE, Oscar López, defendió la digitalización de la televisión y apuntó que ésta "no perjudica a nadie". Además, dijo que la ley es "urgente" ante el "retraso acumulado por la anterior gestión del PP". Además, se mostró comprensivo con las críticas que ha recibido el proyecto de Ley, pero pidió a los diputados que "no confundan el interés general con el de algunos grupos de comunicación".

En la votación de hoy se incluyó una nueva enmienda de ERC transaccionada por el PP y que contó con el apoyo de todos los grupos para que en las concesiones digitales de televisiones locales, las CC.AA. tengan "en cuenta como criterio positivo de valoración la experiencia demostrada en televisión local de proximidad", es decir, de aquellas que emiten al amparo de la ley de 1995 de televisión local por ondas terrestres.

El diputado de CiU Jordi Vilajoana se congratuló de haber conseguido "entre todos mejorar" el texto del proyecto e insistió en calificar de "error" la concesión de nuevas televisiones analógicas cuando se está "a punto" de producir el apagón analógico. "No tiene coherencia", agregó.

El diputado del PNV José Ramón Beloki señaló que el proyecto de ley tiene sus aspectos positivos pero se mostró muy crítico con la negativa del PSOE a "garantizar a las comunidades autónomas más canales", en particular, a aquellas que tienen lengua propia.


CC: "LEY ACEPTABLE"

Finalmente, Luis Mardones, de Coalición Canaria, justificó su voto a favor por que "queda una ley plenamente aceptable", al igual que Ángel Pérez (IU), después de que se tuvieran "en cuenta" 9 de sus 13 enmiendas. Por contra, Francisco Rodríguez, del BNG, aseguró que el proyecto "no respeta el ámbito competencial" de las autonomías y "coloca muchos interrogantes sobre el futuro audiovisual español".

Por último, el proyecto de Ley de Medidas Urgentes para el impulso de la Televisión Digital Terrestre (TDT), de liberalización de la TV por cable y de fomento del pluralismo también incluye que "ninguna persona física o jurídica podrá controlar directa o indirectamente más de un tercio del conjunto de las concesiones administrativas" nacionales de radio, así como la prohibición de controlar "directa o indirectamente más del cincuenta por ciento" de las concesiones en un mismo ámbito de cobertura.

ERC retiró su enmienda al obtener garantías de Zapatero para impulsar el pluralismo lingüístico en lo audiovisual

El grupo parlamentario de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso decidió retirar su enmienda al proyecto de ley de Televisión Digital Terrestre (TDT) que impedía un cuarto canal analógico tras obtener garantías del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de que sus demandas parea impulsar el pluralismo lingüístico se verán recogidas en la futura legislación sobre el sector audiovisual.

El portavoz de ERC, Joan Puigcercós, se reunió ayer con Zapatero para tratar la tramitación de la ley de la TDT, que hoy recibió visto bueno del Congreso y sobre la que estaba pendiente una enmienda de Esquerra que venía a impedir el punto clave de la supresión del límite de tres televisiones privadas de ámbito estatal.

Según informaron a Europa Press en fuentes parlamentarias, esa enmienda podía prosperar con el apoyo de PP y CiU, y para retirarla los republicanos querían garantías de que el Gobierno se va a comprometer a fomentar el plurilingüismo en el sector audiovisual, ya que en principio ERC viene manifestando sus dudas sobre la conveniencia económica y tecnológica de autorizar un cuarto canal.

En concreto, el ponente de ERC, Joan Puig, explicó esta tarde en el Pleno del Congreso que su formación ha logrado el compromiso de que en la futura ley audiovisual se incluya un capítulo específico para el fomento del pluralismo lingüístico que, entre otras medidas, contemplará "pliegos de condiciones administrativas para la adjudicación de servicios de televisión en valoración positiva de medidas de fomento y uso de las distintas lenguas".

Asimismo, Zapatero habría garantizado la inversión en doblaje y subtitulación en origen; un canon --todavía por definir-- para el fomento de la producción audiovisual doblada a los diferentes idiomas oficiales; y porcentajes de programación doblada subtitulada en los diferentes idiomas del Estado "Todo ello --resumió Puig--, para facilitar a los ciudadanos que usan otras lenguas diferentes al castellano que tengan garantizados sus derechos en todo el acceso a productos audiovisuales" (cine, DVD, pago por visión, televisión en abierto, etc.).

ERC había mantenido hasta último momento su enmienda contra la ampliación de los canales analógicos para forzar la negociación, ya que quería compromisos claros por parte del Gobierno, al máximo nivel. De hecho, en el debate del proyecto en la comisión de Industria, los republicanos se vieron obligados a votar contra su propia enmienda para poder mantenerla 'viva' en el Pleno y tener un mayor margen de diálogo.

CiU acusa a ERC de someterse al PSOE

El diputado de CiU en el Parlament catalán Oriol Pujol acusó hoy a ERC de "someterse a la voluntad del PSOE" en lugar de "defender el marco comunicacional catalán" al votar a favor de la modificación de la ley de televisiones públicas en el Congreso para eliminar la limitación del número de canales estatales analógicos en abierto.

Pujol remarcó el "efecto negativo" que esta modificación legislativa puede tener "en la consolidación del marco comunicacional catalán y en el proceso necesario y urgente hacia la digitalización", por lo que pidió al 'conseller primer', Josep Bargalló, que "deje de ser una figura decorativa" y trate de "evitar" este deterioro de la televisión pública catalana.

"Esta debe ser la gradualidad a la que se refería" el presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, en su discurso de ayer, "pero es una gradualidad descendente" en las reivindicaciones catalanas frente al Gobierno estatal, apuntó irónicamente el diputado de CiU. "Ya sabíamos que no encontraríamos a Maragall defendiendo el marco comunicacional catalán" ante la modificación de esta ley "no defendiendo TV3 en Valencia, ¿pero usted? ¿ERC?", increpó Pujol.

Por su parte, Bargalló, que no quiso referirse al proyecto de ley porque aún estaba por resolverse en el Congreso, replicó a Pujol que "se equivoca al confundir partido y gobierno", algo que ocurría, dijo, con el Gobierno de CiU, mientras que ahora "el Gobierno de Cataluña actúa como tal y no como un lobby de intereses ni un partido que busca rendibilidades propias".

El 'conseller primer' reconoció que el Gobierno catalán le "preocupa que cualquier modificación afecte a TV3", por lo que aseguró que se han tomado las medidas paliativas necesarias, entre las que destacó la elaboración "de un contrato-programa de verdad con TV3", el "acuerdo con el Gobierno español para la televisión digital terrestre (TDT)" para que "todas las comarcas tengan cobertura digital" y "garantizar el doblaje de las películas al catalán".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba