Desengaño Constantino Romero deja de volar con Iberia

Constantino Romero anuncia, en una carta al director de El País, que deja de volar con Iberia después de ser cliente habitual durante treinta años.

El popular presentador y locutor radiofónico Constantino Romero denuncia en una “Carta al director” lo que él considera mal funcionamiento de la aerolínea de bandera española “Iberia”. La “Carta al Director”, publicada en la edición dominical del periódico, dice lo siguiente:

“He decidido irme con otra. Ya sé que suena duro decirlo así de sopetón después de una relación de más de treinta años de viajar juntos por el mundo, pero es que por fin me he dado cuenta de que no me quieres. Hace tiempo que lo sospechaba, aunque me negaba a admitirlo. De un tiempo a esta parte tus atenciones han ido a menos de una manera creciente, y últimamente ya casi has llegado al desprecio. Perdona que utilice este lenguaje tan duro después de una relación tan larga, tan intensa y tan feliz.

Es cierto que hemos pasado por algunos momentos difíciles, pero siempre los habíamos superado. Hasta hoy. Por eso te hablo así. Ya no puedo ir de Barcelona a Madrid, como vengo haciendo contigo desde hace más de treinta años, con un mínimo de confort y atenciones. (El otro día me hiciste caminar por El Prat desde la TB hasta el M5 sin ninguna piedad, me metiste en un avión con overbooking que venía de Tel Aviv y, al llegar a Madrid, me pidieron el carnet de identidad en el control de pasaportes).

Ya sé que este tipo de cosas las vienes haciendo desde hace tiempo. Yo lo sabía, lo confieso, pero sentirlo en mis carnes ha sido demasiado.

Jamás entenderé por qué te has empeñado en llevarme a tus aviones en autobús, sabiendo que no los aprecio demasiado desde que me enseñaste las delicias del finger (¡y no me salgas con AENA, por favor!). Este tema lo hemos agotado muchas veces. Y no quiero hablar de tus comidas, porque sé que eso te duele. Te haré una confesión: es cierto que he coqueteado con otras, aunque tú ya lo sabías, porque tienes tus conexiones. En fin, querida Iberia, tú seguirás volando y yo también si encuentro a otra que me aguante. Y cada vez que nos crucemos a través de los vientos que yo bebía por ti, derramaré una lágrima de tristeza pensando que no importa que yo me sienta traicionado, maltratado y desilusionado, porque, según me dicen, España e Iberia van bien.

¿Te acuerdas de aquella época en la que sólo el avión recibía más atenciones que yo? No quiero ni pensar lo que pasaría si no siguiera siendo así. Siempre tuyo.”

Firmado: Constantino Romero García (Teià, Barcelona)

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba