Empresas Continúan las gestiones para la venta de Antena 3 Televisión

El presidente del Grupo RTL, Juan Abelló tiene un papel clave en la compra de la cadena de Telefónica. Por su parte, el dueño de Planeta quiere nombrar a Ángel Corcóstegui consejero delegado si consigue comprar la privada, según publican hoy Elsemanaldigital.com y Elconfidencial.com

Juan Abelló tiene un papel clave en la compra de Antena 3

En el mes de julio de 2002 se produjo un nombramiento muy importante en el mundo de la comunicación que pasó en aquel momento inadvertido por la vorágine del comienzo de un caluroso verano. Fue el momento en que acabaron las complejas negociaciones sobre la presidencia mundial de la compañía paneuropea de servicios audiovisuales, el Grupo RTL, que recayó finalmente en el español Juan Abelló.

El auténtico gigante europeo del negocio audiovisual, curiosamente, tiene como socios mayoritarios al grupo británico Pearson y al alemán Bertelsmann. RTL, según ha podido confirmar Elsemanaldigital.com en fuentes del propio grupo, ha fijado España como prioridad para sus planes de expansión geográfica. De esta forma, alemanes y británicos quieren reforzar el protagonismo de quien es el gigante europeo del negocio audiovisual. De esta forma RTL, que tiene su sede social en Luxemburgo, también extendería su poder hacia el sur del continente europeo.

Por el momento, evitando los titulares, César Alierta ya ha tenido en Madrid un primer encuentro con Thomas Middelholf, líder de Bertelsmann y Marjorie Scardino, presidente de Pearson. A esta reunión también asistió, por parte de Telefónica, Juan José Nieto. Alierta ha dejado claro que su deseo es ceder la gestión de la división de sus medios, que para él no es una cuestión prioritaria como lo era para Juan Villalonga, su predecesor al frente de la compañía.

Tanto Middelholf como Scardino han planteado una operación a Alierta de toma progresiva de la compañía que culminaría con la gestión plena después del verano. Ambas partes, sin embargo, consideran que es una operación compleja por lo que dejan todo la arquitectura de la compra en manos de Juan Abelló. Fuentes de Telefónica han alabado la capacidad de mediación de Abelló, a quien han calificado como "mago del consenso" y esperan ahora sus gestiones para lo que sería la arquitectura de la nueva Antena 3.

El dueño de Planeta quiere nombrar a Ángel Corcóstegui consejero delegado si consigue comprar Antena 3

José Manuel Lara, presidente del Grupo Planeta, tiene ya decidido quien será el ejecutivo que vele por sus intereses en Antena 3, en caso de lograr hacerse, como pretende, con el control de la cadena cuya mayoría pertenece hoy al Grupo Admira (Telefónica): se trata, ni más ni menos, que de Ángel Corcóstegui, ex consejero delegado del BSCH, retirado de la escena empresarial desde que abandonó el banco, y que, actualmente, comparte despacho con otros dos ex altos ejecutivos del BCH.

El presidente de Planeta vive desde hace meses volcado en la operación de compra de una participación significativa en Antena 3, estrategia que se ha acelerado desde el momento en que, a consecuencia de la fusión de las plataformas de TV digital, se hizo evidente que Telefónica tendría que vender la cadena. En dicha operación iría acompañado de un grupo de inversores entre los que podría incluirse Juan Villalonga y los venezolanos hermanos Cisneros, entre otros posibles.

En Madrid, donde florecen los pretendientes a la mano de Antena 3, los intereses de Planeta están defendidos por Luis María Anson, director del diario La Razón, un periodista que ha recuperado el predicamento que antaño tuvo en medios gubernamentales, y por Mauricio Casals, consejero delegado del mismo diario y hombre de confianza de Juan Villalonga en sus últimos días en Telefónica.

El principal problema al que se enfrenta Lara a la hora de hacerse con el control de Antena 3, es de recursos financieros, teniendo en cuenta que no parece fácil que el empresario catalán disponga de los 400 millones de euros necesarios para poder, al menos, sentarse a la mesa del reparto de la propiedad de la cadena.

Y es que en esta partida, claramente dirigida desde Moncloa, no sólo es necesario estar bien visto por el Gobierno, y de manera muy especial por su presidente, sino que, además, hay que contar con los recursos mínimos necesarios para poder optar a la compra de una participación de, al menos, un 20%.

Un paquete cuyo coste, más allá de la penosa cuenta de resultados registrada el año pasado, no bajará mucho de los 400 millones de euros, teniendo en cuenta que una valoración realista de Antena 3 con todos sus activos, incluida la cadena de radio Onda Cero, no debería bajar nunca de los 2.000 millones de euros, según los especialistas.

A este respecto, valga como referencia los cerca de 300 millones de euros pagados recientemente por Silvio Berlusconi al Grupo Correo por el 12% de Telecinco, lo que sitúa el precio total de esta cadena en una cifra de la que no podrá diferir sustancialmente la valoración final de Antena 3, por mucho que los gestores actuales parezcan empeñados en destruir el valor del activo, tanto en lo que a cuota de audiencia como a la cuenta de resultados se refiere.

La solución final para Antena 3 no se adoptará antes de que haya quedado despejado el futuro de Vía Digital. Entre las condiciones impuestas por el Gobierno para aprobar la fusión figura la obligación de Telefónica de desprenderse de la cadena de televisión antes de un año a contar desde el momento de la firma del acuerdo, pero eso sólo en el caso de que mantenga su participación en la nueva Sogecable, circunstancia esta nada segura.

Artículos publicados en Elsemanaldigital.com y Elconfidencial.com, 13/1/02

Noticias relacionadas

Telefónica está estudiando cuatro ofertas para vender Antena 3 y Onda Cero

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba