Análisis Vertele Contraprogramando con tu enemigo en televisión: ¿una defensa o un ataque?

Contraprogramando con tu enemigo en televisión: ¿una defensa o un ataque?
Contraprogramando con tu enemigo en televisión: ¿una defensa o un ataque?

Ocho años después del famoso ‘Serranazo’, Mediaset y Antena 3 siguen jugando al ajedrez en la parrilla. Telecinco es la más proclive a esta práctica, con el último ejemplo en el duelo ‘GH’-‘Nº1’, que podría volver la próxima semana. ¿Compensa torpedear al contrario aunque perjudique a tu programa? ¿Cómo lo percibe el espectador? ¿Pasa factura en imagen? Recordamos casos anteriores como los 'Belenazos', ‘Felipe y Letizia’ – ‘Hispania’; ‘El Internado’-‘Acusados’; ‘Acorralados'- 'Gran Hotel'...

Las cadenas comerciales siguen jugando al gato y al ratón con la programación de sus productos y los de la competencia, ignorando la alteración de los hábitos de los espectadores.

En realidad, más que pensar en los beneficios que un cambio de horario puede aportar a sus producciones, muchas veces buscan desestabilizar a la competencia, consiguiendo marear a un espectador que estaría encantado de ver los dos programas que se enfrentan.

Hay que avisar con tres días de antelación en lugar de 11

Las cosas han ido de mal en peor desde que se cambió el Reglamento que obligaba a las televisiones a anunciar sus programas con, al menos 11 días de antelación. En aquel momento las normas marcaban que cualquier cambio de programación debía obedecer a “sucesos ajenos a la voluntad del operador de televisión y que no hubieran podido ser razonablemente previstos”.

Ahora las cadenas pueden realizar cualquier cambio de parrilla anunciándolo sólo con 3 días de antelación, lo que ha multiplicado las prácticas de contraprogramación.

Torpedear al contrario aunque ello perjudique a tu programa

El analista de televisión Eduardo García Matilla señalaba, no hace mucho, que “en la situación actual de multiplicación de opciones televisivas las cadenas consideran que es muy importante que la competencia no consolide programas”. O sea: se trata de torpedear al contrario más que de favorecer programas propios. El mismo experto señala que Telecinco es la cadena más proclive a estas prácticas.

Un ejemplo claro es ‘Gran Hermano 12 +1’. El reality de Telecinco tenía un techo del 23% en competencia con El Número 1, pero ya sin el talent show enfrente, el programa de Mercedes Milá ha demostrado que se puede disparar con más del 25%. En este caso Mediaset ha preferido tener menos share con Gran Hermano, a cambio de no dejar “volar” al Número 1 como estrategia de presente (evitar que la competencia haga un gran share) y de futuro (que el público se sature de talent shows y no quiera ver ‘La Voz’, el talent similar que Telecinco estrena en otoño.

Por su parte, El Número 1 también demostró este miércoles que podía liderar y llegar al 18% sin Gran Hermano de rival. Ahora toca saber si Telecinco continuará su persecución del talent show la próxima semana, moviendo de nuevo la gala del reality al miércoles, o la mantendrá en jueves.

“El espectador diferencia cuando un cambio se hace para atacar al contrario”

En una declaración reciente, la dirección de Antena 3 apuntaba que ellos no eran partidarios de esta práctica puesto que "el espectador es inteligente para diferenciar cuando el cambio se realiza para potenciar un producto o cuando responde a una estrategia defensiva en la que el televidente pasa a un segundo plano en la escala de prioridades de la cadena".

¿Movimientos “defensivos” o “ataques de la competencia”?

Telecinco alega, en su último comunicado, que sus movimientos de programas pretenden “defenderse de las agresiones de la competencia”. Y añadían, refiriéndose al enésimo capítulo de alteración de parrillas que “el reciente cambio de Antena 3 en su programación de los lunes, con la intención de frenar el deterioro de audiencia de El Número 1 huyendo de la competencia conGran Hermano, obliga a Mediaset España a estudiar el próximo jueves, día después de la emisión de Número 1 contra Hospital Central – 24 de mayo- el resultado del impacto sobre “Hospital Central”. Y anunciaban: “Si el ataque de nuestro principal competidor contra la serie recién reestrenada tuviera un efecto negativo en la audiencia, nos veríamos obligados a cambiarla de día de emisión para protegerla durante toda la temporada".

Persiguiendo al "Número 1": “Mi Gitana” y “Gran Hermano”

Lo que no cuenta este comunicado es la razón principal del movimiento de la Gala de Gran Hermano de jueves a lunes.El juego del gato y el ratón en relación a El Número 1 empieza ya a principios del mes de marzo. Los lunes 5 y 12 se programa el estreno de la miniserie de la Pantoja, Mi gitana, porque el runrún señalaba que se produciría el previsible estreno del talent de música. Se consiguió retrasar su presentación porque, efectivamente, Antena 3 tenía previsto emitir sus primeras entregas en esos días. No era la primera vez que una tv movie se utilizaba como evento mediático para eclipsar a la competencia.

El 26 de marzo, finalmente, se estrena Número 1. La huelga general del día 29 fue la explicación oficial que dió Telecinco para programar su Gala de Gran hermano el día del estreno del talent show, tal y como publicó Vertele.

Ese mismo día Mediaset programa también la gran final del reality de Cuatro Cabezas Quién quiere casarse con mi hijo, que también se había retrasado una semana para hacerla coincidir con el estreno del Número 1. La jornada de huelga general tampoco evitó que el día previsto, el jueves, se programase la habitual gala de late night de Gran Hermano en Telecinco.

El siguiente lunes, el 2 de abril Telecinco mantiene la emisión de la Gala de Gran Hermano con la excusa de la Semana Santa. El siguiente jueves se mantuvo el debate en late night. A partir del 9 de abril GH se ha duplicado, es decir no abandonó nunca el lunes una vez finalizada la huelga y la Semana Santa (salvo el 19 y el 26 de abril que tenían sendas competiciones de fútbol de la UEFA).

Debate: si la persecución es una estrategia "legal", ¿por qué se "disfraza"?

Las cadenas se acogen a menudo al argumento de la “defensa” de su producto, a la hora de hacer un movimiento sorpresivo e inesperado de programación como los arriba mencionados. Pero esto da lugar a la siguiente pregunta: si se trata de una maniobra que la ley actual permite, ¿por qué ninguna cadena lo dice abiertamente y busca excusas? A veces es esto lo que termina pasando factura a una televisión, y no tanto el cambio de programación en sí.

La contraprogramación, una práctica legítima que pasa factura en imagen

Lo cierto es que rara vez Telecinco, ni ninguna otra cadena, ha reconocido públicamente que una contraprogramación obedece al ataque legal contra un producto de la competencia. Telecinco podría haber dicho abiertamente: “Llevamos GH al lunes, dentro de la legalidad, porque es nuestro mejor producto para luchar con la gran apuesta de la competencia”. Sin embargo, las cadenas optan siempre por poner excusas, como la huelga, Semana Santa o cualquier otra.

Existen prejuicios para reconocer abiertamente que se busca perjudicar al contrario, persiguiendo, en definitiva, el beneficio propio. ¿Por qué? Tal vez porque es fácil defender que se programa para mejorar tu rendimiento, aunque ello conlleve un perjuicio a tu competidor, pero sigue existiendo la idea que la persecución de un producto de la competencia, (que afecta a los hábitos de los espectadores), no genera buena imagen. ¿Realmente el espectador es tonto y no se da cuenta de estos movimientos especulativos?

Cuando los medios son víctimas de las guerras de cadenas

La guerra de programación entre cadenas se ha comparado muchas veces a una partida de ajedrez, en la que la estrategia es lo más importante. Cuando una cadena desea atacar un producto de la competencia, cuantas menos pistas dé de sus movimientos, mejor. Y si das datos para despistar, aún mejor. Es aquí donde los medios de comunicación y los espectadores nos convertirmos en 'víctima colaterales' del conflicto: Las cadenas lanzan mensajes de programación que luego no cumplen, para tender una “emboscada” a su rival. Anuncian que emitirán algo un día, para que el contrario mueva ficha, pero luego reculan dentro de los tres días permitidos de antelación.

Más ejemplos del juego del gato y el ratón: todo comenzó con el Serranazo

La contraprogramación adquirió nombre propio con el famoso ‘Serranazo’, en febrero de 2004, cuando Telecinco persiguió por la parrilla el estreno de la serie ‘Casi perfectos’ de Emilio Aragón en Antena 3. Ello le costó la mayor multa de contraprogramación hasta la fecha – en torno a 500.000 euros-, provocando además un conflicto en Globomedia, la productora de ambas series que asistió a uno de los primeros duelos fatricidas, hoy tan habituales.

Se desdobla el final de "El Internado" para eclipsar a "Acusados"

A comienzos de enero de 2009, Antena 3 desdobló por sorpresa el esperadísimo final de El Internado en lunes y jueves para tratar de eclipsar el estreno de la serie Acusados en Telecinco, que tomaba el relevo a Sin tetas no hay paraíso.

'Felipe y Letizia' contra 'Hispania'

Luego vivimos también el duelo ‘Los Serrano’ contra 'Lex' y ‘Aquí no hay quien viva’ que terminó ganando este último. Pero si miramos el retrovisor, tenemos más ejemplos recientes de contraprogramación: el 25 y el 27 de octubre se programó la miniserie “Felipe y Letizia” contra el estreno de la ficción ‘Hispania’ en Antena 3.

Telecinco argumentó entonces que se vio obligada a mover ‘Felipe y Letizia’ por una provocación previa por parte de Antena 3, al anunciar Hispania en miércoles, contra Tierra de lobos, lo cual provocó la reacción de Telecinco de levantar de la parrilla su serie de época y programar la tv movie de los Príncipes en lunes y miercoles. La guerra ya había comenzado.

La semana siguiente, el 3 de noviembre, se organizó un 'Belenazo', una especie de Usted pregunta en Telecinco con “la princesa del pueblo”: “España pregunta Belén responde”, que se enfrentó al tercer capítulo de ‘Hispania'. Después vendrían muchos más célebres 'Belenazos' contra estrenos de Antena 3.

"Ahora Caigo" da el premio gordo contra "Homicidios"

El 20 de septiembre de 2011, Telecinco estrena la serie Homicidios y Antena 3 emite un especial de Ahora Caigo en el que un concursante gana el premio de 100.000 euros.

"Piratas" contra "Los Quien"

En mayo de 2011 se estrenó Piratas, la gran apuesta de ficción por entonces de Telecinco, contra la segunda semana de Los quién, la comedia de Javier Cámara y María Pujalte en Antena 3. Después del arranque de la serie de Pilar Rubio, fue la cadena de Planeta la que cambió su programación y trasladó La reina del Sur al lunes, frente a la serie de Mandarina.

Los eventos mediáticos en torno a un personaje de corazón han sido un arma de contraprogramación muy útil en Telecinco. El 8 de septiembre de 2011, se programó un especial de Enemigos íntimos: Julián Muñoz vs. Maite Zaldívar contra el estreno de la segunda temporada de la serie El Barco en Antena 3.

"Acorralados" contra "Gran Hotel"; "Pretty Woman" contra "Marco"...

El 4 de octubre del pasado año se alargó el reality Acorralados hasta las 23h00 para competir con el estreno de la serie Gran hotel, mientras que la siguiente semana, el 11, solapan el programa completamente con el segundo capítulo de la serie y retrasan la serie de Eduardo Noriega, Homicidios, al late night, haciendo el también denominado ‘sandwich reality’, con una última hora en prime time y un debate en late night, una estrategia que hoy retoma Telecinco contra El Número 1.

Ya en enero de 2012, el 2, se programó la infalible ‘Pretty woman’ contra la segunda emisión de la miniserie Marco, mientras que el 8 de febrero se intentó frenar el éxito de Con el culo al aire, interrumpiendo La Fuga y poniendo ese día Tú sí que vales.

¿Guerra de guerrillas, movimientos “defensivos” o “ataques”?

La legislación, en teoría, controla este tipo de movimientos que algunos consideran “agresivos” y otros “defensivos” y legítimos, lo que no impide que organizaciones de espectadores, como la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) reclamara al Ministerio de Industria que investigue la legalidad de estas estrategias, afirmando que son guerras de “guerrilla”.

Muchas veces la lucha es fratricida puesto que se da entre series y/o programas de la misma productora. Globomedia y Endemol, dos de las grandes, han vivido episodios que han enfrentado a sus propias producciones, como es el caso de Número 1 y Gran hermano, pero también fueron sonadas las colisiones mencionadas entre Los Serrano y Casi perfectos y Los Hombres de Paco o la mencionada entre la miniserie Felipe y Letizia e Hispania.

Globomedia, por ejemplo, ya criticó que se cambiara hasta tres veces de día la emisión de Los Serrano para luchar contra otra de sus ficciones. Mediaset considera, sin embargo, que dichas quejas son insustanciales y que – según una nota que hizo pública en su momento- “son como la pataleta de un niño que sólo ve lo que quiere ver”.

Mediaset acusó a Mediapro de ‘manipular’ los horarios de la Liga

El fútbol también ha sido objeto de una crítica reciente de Mediaset, que acusó a Mediapro de "manipular" a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) "para modificar los horarios de los partidos de fútbol en beneficio de sus intereses particulares".

Un portavoz de Mediaset ha expresado el malestar de este grupo por el hecho de que la Liga haya fijado el Real Madrid-Sevilla a las 12.00 del domingo 29 de abril, coincidiendo con el Campeonato de Motociclismo de Jerez que emitió Telecinco.

Sin consecuencias

En 2011, a diferencia de lo que ocurrió en otros años, el Ministerio de Industria no abrió ningún expediente a las cadenas de televisión ni por modificación en la programación ni por saltarse la ley en la identificación y colocación de publicidad.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba