En una entrevista con ABC La memoria agridulce de Coto Matamoros sobre 'Crónicas Marcianas': 'Me equivoqué'

La memoria agridulce de Coto Matamoros sobre 'Crónicas Marcianas': 'Me equivoqué'
La memoria agridulce de Coto Matamoros sobre 'Crónicas Marcianas': 'Me equivoqué'

El exrostro televisivo reconoce que guarda "buen recuerdo" del programa de Sardá, pero explica que "he pagado una factura elevadísima". Cuenta por qué lo dejó, y explica las tres únicas amistades que sacó de ese mundillo, además de dirigirse a su hermano Kiko

Coto Matamoros ha concedido una extensa entrevista desde su "retiro" en la República Dominicana para ABC, en la que explica cómo arrancó su aventura televisiva en 'Crónicas Marcianas' que le lanzó a la fama.

El polémico rostro televisivo recuerda que ya "antes de Crónicas había hecho algunos programitas sueltos", y explica que en realidad su primera aparición en el mítico late show de Javier Sardá para Telecinco fue para "presentar una novela". Pero no tardó en ser fichado.

"A los 10 minutos Sardá ve que es un personaje que se ajusta a lo que debería tener. Y en la publicidad me propone trabajar allí. En esa época me dedicaba a escribir. La cifra que me ofreció me pareció astronómica... Y en tres meses ya ganaba el triple. En ese momento no me lo pensé dos veces. Aunque me equivoqué, lógicamente", comienza Matamoros.

"La figura que me había creado era la caricatura de un monstruo"

"Me equivoqué porque he pagado una factura elevadísima. Si hay algo malo en esta vida es la fama. La mala fama no es la peor porque no decepcionas a nadie e incluso algunos se pueden llegar a sorprender. Pero tener buena fama debe ser horrible", razona luego, para pasar a continuación a su confesión más personal.

"Yo dejé la televisión por mi hija, que tiene ahora 13 años. Estaba en una edad en la que consideré peligroso seguir por ese camino porque realmente la figura que me había creado era la caricatura de un monstruo: el tío más golfo del mundo, que se drogaba para desayunar y no paraba hasta acostarse. Y que una niña fuera al colegio y le dijeran: 'Tu padre?'...", lamenta.

"Ganaba 18.000 euros en un día, es difícil renunciar a eso"

Matamoros concluye convencido: "No me arrepiento lo más mínimo dejarlo, fue una bendición. Lo que pasa es que la televisión te da un dinero facilísimo, sobre todo para una persona como yo que no le importa discutir de cualquier cosa. Yo ganaba 18.000 euros en un día, es difícil renunciar a eso".

"Crónicas sería mucho más light que las guarrerías que se hacen ahora"

Cuestionado por cómo definiría ahora 'Crónicas Marcianas', Matamoros critica la actual televisión: "Visto hoy en día, lo podrían poner en horario infantil o protegido. Cuidando un poco las formas. Pero sería mucho más light que las guarrerías que se hacen ahora".

"Crónicas tenía una cabeza que cuya idea del divertimento es que deben existir ese tipo de shows. No quería otra cosa más que divertir. Y creo que lo conseguía. Los índices de audiencia que tuvo no los tuvo otro. Sardá sí consiguió lo que pretendía", opina y valora sobre su antiguo jefe.

"A la TV lo único que le debo es mi amistad con Jesús Quintero"

Eso sí, acota: "Estamos hablando de los tiempos en los que había dinero en la televisión... Ahora hay recortes, presupuestos ridículos. La factura técnica era extraordinaria, una maravilla, estaba todo muy cuidado. Y todos muy bien pagados. Tengo buen recuerdo".

Pese a su agridulce experiencia en el medio, sí que destaca que "a la televisión lo único que le debo es mi amistad con Jesús Quintero, una de las mejores personas que he conocido jamás. Y también me dio la suerte de conocer a Pepe Herrero, que fue por medio de la televisión. Esto es la gran fortuna que he sacado de la televisión. Si quitas esto y el dinero, el resto ha sido todo nefasto".

De hecho, afirma que las tres únicas personas con las que mantiene amistad del mundo de la TV son Javier Sardá, Jesús Quintero y Pepe Herrero. Ahora confiesa que ve "muy poco" la televisión: "Puntualmente veo algo, como 'GH VIP' por ver un poco a mi sobrina. Lo vi un día. Y el fútbol".

"El que se tome en serio el mundo del corazón es que está enfermo"

Matamoros no abandona su tono crítico cuando le preguntan por su papel en 'Crónicas Marcianas': "Querían un transgresor, y mi personalidad se adaptaba. Querían que el público se sorprendiera. Y que te reconociera cierto valor en decir cosas que no se atrevían. Mi enfoque sobre el mundo del corazón era transgresor y tendía a ridiculizarlo. El que se tome eso en serio es que está enfermo. Es algo banal y había que tratarlo con absoluta banalidad. Se trataba de reírte".

Cuestionado por si daba miedo a la gente, como dice Mila Ximénez, sentencia: "Se han dicho sandeces. Qué miedo le voy a dar a nadie, ni que me hubiera dedicado a pegar a la gente. Los que participaban en ese programa sabían bien a lo que iban, eran profesionales de eso".

'Sálvame' vuelve a recibir una indirecta a este respecto: "Ahora es aún peor, veo absolutos linchamientos. Javier se cuidaba mucho de distribuir las fuerzas, obligaba a defender y atacar. Esos linchamientos de ahora entonces no existían. Crónicas, por eso, podría estar en horario protegido".

Para ejemplificar cómo preparaban algunas de las disputas, ejemplifica con una de Dinio: "Era todo cuento. Una interpretación. Con Dinio tuve amistad antes, durante y después. Lo de Dinio me lo contó la noche anterior para que lo contara, así de preparado estaba".

Sobre su hermano Kiko y toda la familia televisiva

En un momento de la charla, Matamoros habla sobre su hermano Kiko Matamoros: "Lo de mi hermano es algo que ha ido buscando él, tampoco me paro a pensarlo. Ha querido crear una rivalidad. Siempre le he considerado por debajo de mí, no me ha levantado ninguna mujer, tiene complejo de inferioridad... Yo le he ayudado cuando me lo ha pedido. El primer sorprendido de las descalificaciones y agresiones verbales soy yo".

"Tampoco me preocupa, vivo en otra dimensión, ese barro ni lo piso. Además esto no da audiencia, son actos violentos y dan vergüenza ajena. Y ahora con la familia, que están haciendo como los Pajares 2.0., todo eso es una mierda. Es absoluta basura que sí da audiencia, pero es muy desagradable", define vehementemente.

"La primera vez me quedé sorprendido y avergonzado, sintiendo una gran vergüenza ajena por él. No entiendo cómo alguien puede entrar con esa violencia, odio, rencor y envidia. Me dio mucha pena. A mí la opinión que la gente pueda tener de mí me trae sin cuidado. Mi felicidad no va a variar por lo que piense la gente. Pero qué más me da. No voy a tener ninguna relación con él más", zanja.

*Puede leer la entrevista completa en ABC.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba