Quiero ser famosa Crítica mordaz contra la tele-basura

Esta película belga, candidata en la última edición de los Oscar a la mejor película extranjera, hace una sátira de la necesidad que tiene la juventud actual de alcanzar la fama a través de la TV

Quiero ser famosa, dirigida por Dominique Deruddere, se estrenará el próximo viernes. Deruddere cuenta cómo un obrero de 44 años lleva una vida monótona con su mujer y su hija Marva, cuya mayor pasión es imitar a cantantes famosas como Madonna o Vanessa Paradis.

Para ello no duda en participar en algún concurso de televisión, pero sin éxito. Por eso el padre intenta ayudar a su hija por todos los medios, incluso compone él sus propias canciones. Pero un día es despedido de la fábrica en la que trabaja y por casualidades de la vida se encuentra en su camino con una de las estrellas femeninas del momento, a la que secuestra con el único fin de que triunfe Marva.

Entre las razones para hacer la película, explica Deruddere, se encuentra mostrar que un padre haría cualquier cosa por su hija. “Pero lo llevé al extremo, movido por mi rechazo a la televisión basura que hace que la gente se olvide de lo que tiene por compararlo con lo que le ofrecen en la tele y por la época en la que vivimos, en la que todas las semanas salen estrellas de la música nuevas que no se sabe de dónde proceden".

El realizador belga ha explicado otras cosas que le inspiraron: "Por un lado mi hijo de 14 años, que se plantea qué es lo que va a hacer en la vida y por culpa del rechazo generacional sentí cómo me tenía manía, y por otro el ver cómo la gente no es feliz con lo que tiene y ansía la fama por culpa de los programas de televisión".

Quiero ser famosa ha sido candidata al Oscar a la mejor película extranjera, galardón que se lo llevó finalmente Tigre y Dragón.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba