Entrevista Daniel Guzmán: "Me ofrecieron hacer Hermanos y Detectives"

Daniel Guzmán protagoniza "La familia Mata" en Antena 3

Tras saltar a la fama por su personaje de Roberto en “Aquí no hay quien viva”, convertirse en Juan Palomo para un spot publicitario y centrarse durante un tiempo en la dirección, Daniel Guzmán ha vuelto a televisión como protagonista de “La familia Mata”, la nueva serie de Antena 3 para la noche del lunes. El actor habló con los medios durante el rodaje de esta comedia en la que comparte reparto con Elena Ballesteros.

¿Cómo está siendo el rodaje?

Muy divertido. Con mucha responsabilidad por eso de ser la cara de la serie. Lo estoy llevando con muchísima ilusión.

¿Cómo es la relación con los compañeros?

Muy bien. Hemos conectado muy rápido. Ha sido muy especial, cada uno tenemos mucho sentido del humor y teníamos muchas ganas de hacer este tipo comedia. Tengo mucha suerte de trabajar con estos compañeros.

¿Ha habido buen feeling con Elena Ballesteros?

Muy buen feeling. No habíamos trabajado juntos, pero nos conocemos desde hace muchísimo tiempo. Ha habido una conexión genial... La admiro mucho, tanto como persona como profesional. Creo que lo hace muy de verdad. Es una tía sencilla, muy natural. Estoy muy cómodo con ella. Esa conexión se va a transmitir a la gente.

¿Qué expectativas tiene de la serie?

Estoy algo nervioso por la responsabilidad que tengo, por ser el protagonista. Yo de por sí soy muy disciplinado y en este caso en vez de dar el cien por cien tengo que dar el mil por mil. Quise dejar de hacer televisión, porque no era la manera en la que quería trabajar, creo que eso demuestra que tengo muy buenas expectativas.

¿Qué tiene esta serie para que haya decidido hacerla?

Planteé condiciones. No quería que se pasaran por alto ni el guión y ni el reparto. Si no me daba credibilidad o rigor no lo habría hecho. Queríamos hacer algo canalla, distinto y gamberro... Reírnos de nosotros mismos. Nada de comedia blanda, sino algo políticamente incorrecto.

¿Cree que va a impactar a los espectadores?

Sí. Va a gustar mucho, seguro. Los primeros capítulos van a tener ese efecto de fidelización. La gente no quiere algo correcto, quieren algo en lo que se vean identificados. Humor ácido es lo que gusta ahora. Es una comedia inteligente con patrones de comedia clásica.

¿Se siente a gusto con la comedia?

Muy a gusto. La comedia es aparentemente fácil pero para mi es muy difícil, y eso hace que disfrute y que me sienta cómodo. Yo soy muy payaso en la vida, me gusta reírme de mi mismo y de todo. Cuando consigo reírme con mis personajes, disfruto. Realmente me gusta hacer reír.

¿En que se parece a Pablo, el personajes que interpreta?

Somos muy diferentes y muy parecidos. Diferentes en que él es muy reflexivo y yo soy más de acción, muy visceral. Él es muy educado, con muy buenos modales, no se releva contra las reglas... Yo no. Tengo más decisión que reflexión. Soy un loco, me gusta mucho vivir, y eso no va con Pablo. Sí nos parecemos en que somos muy ordenados, sobre todo en el trabajo. Me gusta tener cierto orden en mi trabajo.

En la serie, Pablo tiene que irse a vivir con la familia de Susana -Elena Ballesteros-. ¿Sería capaz de irse a vivir bajo el mismo techo de su novia?

¡No, no! (Ríe). ¡Segurísimo que no me voy! Si voy aguantaría un día... Yo creo que nadie lo aguantaría. Además es que a Pablo, mi personaje, le hacen la vida imposible en esa casa...

¿Usted traga tanto como su personaje?

Yo aguanto mucho, pero no perdono que me engañen o falten al respeto a mí o a los míos.

¿Qué otro papel le hubiera gustado hacer en la serie?

El de mi cuñado, Marcos (Iván Massagué). Es un personaje difícil de hacer pero muy, muy gustoso.

"La que se avecina" podríamos decir que es la continuación a "Aquí no hay quien viva". ¿Ha podido seguir la serie?

No. Vi un día de pasada algo pero no creo que se parezcan en nada a lo que hacíamos nosotros. Lo han querido adaptar y no es lo mismo. Yo lo viví dentro y es otra sensación... Intentan mantener el espíritu, pero no creo que se pueda. Hay otros actores y eso hace que no sea igual, y no quiero decir que sean mejores o peores. Es otra historia.

¿Había buen ambiente en "Aquí no hay quien viva"?

Si, muy buen rollo entre todos. Lo que pasó es que las condiciones de trabajo se hicieron tan duras que al final todos terminamos saltando por todos los lados.

¿Ha visto a su compañero de "Aquí no hay quien viva", Diego Martín, en la nueva serie de Telecinco "Hermanos y detectives"?

Sí, porque me ofrecieron hacer "Hermanos y detectives" antes de la serie de Antena 3, pero la rechacé. Diego ha sido valiente al afrontar su nuevo personaje.

Volviendo a "La familiaMata", la moraleja de la serie es que la independencia nunca llega a ser completa, que siempre hay que tirar de la familia. ¿Piensa que realmente eso es verdad?

En cierta medida, sí. El núcleo familiar y de tus amigos es fundamental. Si no hay amor de tu pareja, de tu familia y de tu gente, no tiene sentido nada.

¿Es un chico independiente?

Muy independiente. En ocasiones muy individual, tanto que a veces no quiero pecar de individualista. Pero aunque soy así necesito a mi familia muchísimo. Necesito sobre todo a mi abuela. Dentro de todo eso también necesito mucha soledad, creo que es un contrapunto. Mi familia y mis amigos es por lo único que todo lo demás que hago tiene sentido.

¿En su vida cotidiana es como Juan Palomo... ?

Sí, en el fondo sí. A veces tardo menos en hacerlo yo que en pedirlo. Aunque ahora estoy aprendiendo a delegar, a trabajar en equipo.

Si tuviera que elegir entre el cine, el teatro y la televisión...

Me decidiría por cualquiera, siempre que lo haga de forma honesta y creíble. Sea lo que sea... Que sea algo de verdad. Que lo disfrute y que después los demás lo disfruten como yo...

Y, ¿entre la dirección y la interpretación?

(Ríe) Ahí es más complicado elegir. He disfrutado tanto dirigiendo y me lo he pasado tan bien con lo que he hecho... Los cortos que he hecho han sido tan buenos, he disfrutado tanto, y encima me han salido tan bien... Es para mí como el recuerdo de un buen amor, en el que todo fue perfecto y me dio pena acabarlo. Tampoco puedo decir que la interpretación no me haya dado satisfacciones. Fundamentalmente soy actor... Supongo que alternaré siempre las dos cosas porque disfruto mucho con las dos cosas.

Ganó un Premio Goya por uno de sus cortos. ¿Cómo se sintió?

Muy bien. La verdad es que al Goya le di muy poca importancia, en el sentido de que ese tipo de premios atienden a intereses. No hay relación entre el resultado del trabajo y el premio. Pero no puedo negar que me hizo mucha ilusión, sobre todo por el reconocimiento que se dio a mi trabajo. También digo que ha habido muchas veces que pensaba que era justo que me dieran un premio y no me lo han dado... No voy a pensar que es más justo que esa vez me lo dieran y fuera justo. Te sube el ego, te lo pasas bien esa semana,... El mejor premio fue hacer el corto que quería hacer.

De todos sus trabajos como actor, ¿a cuál guarda más cariño?

En todos tengo momentos muy buenos. En Aquí no hay quien viva me he reído y me lo he pasado genial, aunque también he sufrido mucho por el sistema de trabajo. En Policías he tenido momentos que disfruté como actor muchísimo. En cine con Eso , de Fernando Colomo, disfruté muchísimo. Y aquí, en La familia Mata he empezado muy bien, y sé que voy a tener muy buenos recuerdos, seguro.

Esa apariencia de tranquilo... ¿Se corresponde a la realidad?

Eso es sólo para la entrevista (Risas)... ¡Me tendría que ver después!

Es un amante del boxeo, ¿cómo surgió esa afición?

Comenzó con diecinueve años. Llevo boxeando mucho tiempo y al ser conocido tiene más repercusión. Pero soy boxeador antes que ser actor. He hecho muchas cosas antes de ser actor y lo que he intentado es que esto no me cambie mi vida, por eso sigo haciendo lo que siempre me ha gustado.

¿Sigue siendo el mismo chico del barrio de Aluche?

Sí, el mismo. Soy exactamente igual, lo que pasa es que ahora no hago exactamente lo mismo que antes porque hay siempre gente que me conoce. Pero intento mantenerlo, en la medida de lo posible. La vida me ha cambiado, para bien y para mal, pero por lo menos intento que no me cambie mucho.

¿La fama la sufre o la disfruta?

La sufro. Me siento muy observado y te crea un mal rollo... Tienes que empezar a cambiar hábitos de vida y eso condiciona, y da lugar a un cambio malo. No lo llevo bien. Eso es lo único que pediría, no ser conocido pero es la pescadilla que se muerde la cola. Es un precio que tengo que pagar, y lo asumo perfectamente. Lo paso fatal, y más con la repercusión que tuvo Aquí no hay quien viva . No me gusta que estén pendiente de todo lo hago. Siempre he sido un tío demasiado normal y quiero seguir siéndolo, pero está la cosa difícil.

Si no hubiera sido actor, ¿donde cree que estaría ahora mismo?

A mi me hubiera gustado ser futbolista, aunque también me prepararé para ser bombero. Justo cuando me iba a presentar a bombero el destino hizo que surgiera la película de Colomo, Eso . Me hubiera gustado desempeñarlo porque es un trabajo muy de grupo, de ayudar.

¿Qué sueño tiene por cumplir?

Como director me gustaría sentarme durante seis meses de mi vida, sin coger el teléfono, y escribir un guión. Y a nivel personal, me encantaría clasificarme para el Campeonato de España de Velocidad, y si mi clasifico competir el año que viene.

¿Es un motero nato?

Sí, me encantan las motos. Llevo con moto desde los nueve años. El año pasado comencé a correr en competición porque llevaba toda la vida corriendo por la calle y me di cuenta que no se puede poner en peligro la vida de nadie, ni la mía. He sido un loco. Ahora me he dado cuenta que si eres bueno no se tiene que demostrar en la calle sino en un circuito.

¿Qué más le gusta, aparte del deporte?

El cine. Ver buenas pelis, pero en el cine. Lo de los DVD no me gusta. La tele ni la uso.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba