UIMP David Trueba asegura que las razones económicas camuflan la censura en televisión

David Trueba constata que ya no se habla de censura en televisión. Los ejecutivos de los grandes medios han encontrado en las "razones económicas" una forma más sutil para acabar con los programas incómodos. "Les echas igual, nadie te critica y encima puedes vender el DVD", aseguró ayer en Santander.

El director de películas como 'La Buena Vida' o 'Soldados de Salamina' se mostró muy crítico con la industria audiovisual española durante la presentación a la prensa del taller de guión que imparte esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). "Es una cuestión ligada a las crisis de las televisiones digitales y convencionales, y a su interés por los productos de consumo rápido y fácil", explicó.

David Trueba se curtió como guionista en 'El peor programa de la semana'. Desde su polémico final, afirma no haber vuelto a oír hablar de censura en televisión. De aquella experiencia considera que los ejecutivos de televisión extrajeron una importante enseñanza: se puede cerrar un programa sin montar ningún escándalo. Ahora ya sólo se habla de razones económicas algo que, en su opinión, no deja de ser paradójico.

"Puede costar mucho trasladar a uno a Zamora, mientras que meter en una casa a siete descerebrados, a razón de seis millones a la semana, no cuesta nada". Lamentó el hecho de que 'programas maravillosos' se acaben y sean sustituidos por 'programas abortos'.

La industria cinematográfica española tampoco quedo a salvo de los comentarios de Trueba. En los últimos años afirma que las cosas se han puesto muy difíciles económicamente, y apenas afloran nuevas talentos. "Existe un embudo-explica- por el que sólo pasan los grandes nombres".

Entiende que este hecho no tiene tanto que ver con la ideología del partido que gobierna, sino con la ideología de quienes gobiernan las empresas televisivas y establecen las leyes económicas que rigen la cultura en España.

"Están infinitamente más interesados en el edificio donde colocar las obras de arte que en las obras de arte que contiene". Todo lo que es el poso necesario para que el cine pueda desarrollarse, confiesa, parece no tener mucho interés. Aun así, Trueba ve al mundo del cine como una familia unida. "Hay buen ambiente, se puede ver como frente a las dificultades la gente se une", comentó.

El cine español es un cine pequeño que no puede aspirar a estar sólidamente asentado en la sociedad. De ahí que para el director madrileño, el cine se encuentre en una 'lucha permanente', que puede resultar excitante, pero también desesperante. "Como cineastas lo único que podemos hacer es intentar hacerlo lo mejor posible", reconoció.

Trueba comentó en un tono especialmente irónico lo acontecido en la última gala de los Premios Goya. "El articulismo de derechas consideró ofensivo que los cómicos que son una gente amoral que están siempre follando unos con otros y que muchos no saben ni siquiera quien es su padre, diera lecciones de moral a José María Aznar, al Opus Dei o al Papa". Se muestra partidario, no obstante, de una gala a la americana, más glamourosa, con alfombra roja, y gente guapa y bien vestida. "Los presentadores salían en vaqueros. Si eres progre no vayas a los Goya, yo como soy un reaccionario voy y pierdo".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba