Vertele, en el evento histórico Lo que no viste del 'Deb4te': la verdad del estruendo y los nervios de Rivera

Lo que no viste del 'Deb4te': la verdad del estruendo y los nervios de Rivera
Lo que no viste del 'Deb4te': la verdad del estruendo y los nervios de Rivera

Vivimos desde dentro el cara a cara histórico de Mariano Rajoy, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Albert Rivera. Evento que logró una alianza inédita entre Atresmedia, Mediaset y RTVE con sus rostros estrella que lo moderaron. Descubrimos a los acompañantes de los candidatos tras las cámaras y otros detalles que no se vieron

Por Paula Hergar

Desde que la Academia de Televisión anunció el pasado 31 de mayo, que organizaría el único debate con la participación de los cuatro líderes de los principales partidos: Mariano Rajoy (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos), supimos que queríamos estar presentes en él.

Se trataba de un evento histórico, no solo social sino también televisivo ya que estábamos ante una alianza inédita de los tres grandes grupos de comunicación- RTVE, Atresmedia y Mediaset- moderado y presentado conjuntamente por tres periodistas estrella de cada cadena: Pedro Piqueras, Ana Blanco y Vicente Vallés.

Por ello, Vertele quiso vivir en directo y desde dentro ese momento para contaros lo que no mostraron las cámaras.

Más de 500 profesionales, 70 medios y 11 internacionales

Llegamos a las 18:30 horas de la tarde al Palacio Municipal de Congresos de Madrid. Sí, casi cuatro horas antes, para que los periodistas pudiéramos acreditarnos, situarnos, hacer el despliegue de material y captar la llegada de los líderes políticos.

Nos encontramos con una cola de periodistas en la entrada, muchas fuerzas del orden (desde policía hasta ejército) y una manifestación de trabajadores contra TVE.

Tras ser acreditados entramos en el inmenso espacio del Palacio de Congresos que, para el evento estaba repartido en tres zonas. En la planta 0 encontramos el set de TVE y de laSexta en los que estarían haciendo el previo y las entrevistas posteriores, en la primera planta se situaban los periodistas en la sala de prensa desde la que seguirían el debate en directo y desde un monitor. Y en la tercera planta estaban los camerinos y el set en el que se desarrollaría el debate.

Pero volvamos a la planta cero, desde la que encontrábamos lo siguiente:

Más adelante, estaba la puerta giratoria (símbolo de la corrupción para muchos) por la que entrarían los candidatos, que les llevaba directos al photocall, y delante de este había numerosos periodistas y técnicos preparando el momento:

Ana Pastor habla sobre el ganador del debate

Cuando nos dirigíamos a la primera planta para situarnos en la sala de prensa, nos encontramos en el ascensor con Ana Pastor que en esta ocasión estaba "del otro lado", comentaba. Y como ella siempre está dispuesta a colaborar, aprovechamos para hacerle unas preguntas antes de su conexión con laSexta:

Tras el encuentro con la presentadora nos situamos en una de las dos salas plagadas de periodistas de radios, prensa, digitales... que tampoco se habían querido perder el evento. Las conversaciones que se escuchaban en el ambiente giraban todas entorno a la política (y los políticos): encuestas, discursos de los candidatos, similitudes y diferencias con el anterior debate...

Los nervios de Albert Rivera y su entrada

Muchos de los periodistas expertos en política se dedicaban a uno u otro partido y explicaban algunos secretos vividos por los candidatos en el día del debate. El más comentado era la mala pasada que le jugaban los nervios a Albert Rivera y que le hicieron cambiar de estrategia a última hora. Aunque no sabemos qué es lo que cambió, lo que sí se decía es que el candidato de Ciudadanos se había quedado más tranquilo al saber que en esta ocasión contaría con un atril en el que apoyarse.

Rivera fue el primero en entrar al Palacio de Congresos y posar en el photocall. Llegaba puntual, en coche, y entraba directamente a posar, sin responder a las preguntas de los periodistas sobre su estado de nervios:

Pablo Iglesias y el equipo que le acompañaba tras las cámaras

Pablo Iglesias retrasó su entrada unos minutos porque quiso para a saludar y escuchar la manifestación de los trabajadores contra TVE que estaba justo delante del edificio. Descendió de su coche y cruzó la calle para atenderlos. Más tarde llegaba al recinto respondiendo a los periodistas que no estaba nervioso:

Lo que también causaba mucha curiosidad a los medios era ver al equipo que acompañaba a Iglesias, desde un Iñigo Errejón trajeado al resto de acompañantes televisivos:

Pedro Sánchez, de la mano con su mujer y risas con Rajoy

Pedro Sánchez, a diferencia del resto de candidatos, llegaba caminando hasta el edificio - algunos comentaban que le gustaba "pasearse"- y también cruzó la calle para saludar a los manifestantes. A la entrada del photocall, retrocedió para coger de la mano a su mujer y posar junto a ella:

Mariano Rajoy, por el contrario, llegaba solo al evento y no se paró a saludar a los integrantes de la manifestación. El presidente en funciones hizo reír a los periodistas cuando estos le preguntaron por sus sensaciones antes del debate y él se limitaba a responder moviendo la cabeza, con gestos algo ambiguos:

La verdad sobre el estruendo en el discurso de Rajoy y reacciones en la sala de prensa

Tras la llegada de los líderes y las fotografías correspondientes nos dirigimos a vivir el debate desde una abarrotada sala de prensa, con algo de catering y bien equipada tecnológicamente. Aunque no pudimos pisar el set y ver cómo los asesores se acercaban a los candidatos en las pausas, pudimos palpar el ambiente periodístico.

Había reflexiones de Mariano Rajoy que hacían reír a los presentes, otros datos presentados por Rivera les dejaba incrédulos y el repetitivo discurso de Sánchez contra Iglesias ya era motivo de bromas.

Durante una de las intervenciones de Rajoy se escuchó un tremendo estruendo con el que hizo el siguiente gesto:

Aunque hubo quien lo achacó a un foco, fuimos a preguntar a la seguridad de plató y aseguraron que había sido la caída de una bandeja de comida del catering la causante del ruido que, también dio pie a muchas bromas en las redes.

El titubeo del mismo presidente en una de las preguntas de Sánchez, los susurros de Pablo Iglesias "no soy yo el enemigo, Pedro, no soy yo", fueron algunos de los momentos más aplaudidos del debate. Un evento que, según las redes le había faltado ritmo, pero que al vivirlo en el mismo lugar y junto a los compañeros de profesión se hizo hasta corto.

Finalmente el debate reunió a 10.496.000 espectadores (57%) en las 15 cadenas que lo emitieron. laSexta lideró con 14.1%, seguida por La 1, Telecinco y Antena 3. Esas cifras superaron al ofrecido solo por Atresmedia el 7-D sin Rajoy (9,2 millones), y al ‘cara a cara’ Rajoy-Sánchez del 14-D (9,7 millones) que también fue organizado por la Academia de TV. Eso sí, se queda muy lejos del récord, que sigue ostentando el Zapatero-Rajoy de 2008 que alcanzó 13 millones de espectadores.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba