Segundo informe El Defensor del Telespectador pide intensificar las medidas para controlar la violencia en TV

Suben las críticas y objeciones

El Defensor del Telespectador y del Radioyente de RTVE recomendó hoy intensificar las políticas para el control de la violencia en televisión, así como la formulación de directrices aplicables al diseño o al desarrollo de la programación y al encargo o compra de programas.

Esta institución publicó hoy su segundo informe, en el que también se hace eco de las quejas recibidas por los telespectadores sobre las "súbitas variaciones" en la programación, así como sobre la necesidad de ofrecer "información adecuada" respecto a estos cambios.

El Defensor recibe una media de 50 escritos semanales y el 9 por ciento de las mismas provoca que esta institución demande informes internos en RTVE. Según sus datos, la mayoría de las críticas a TVE expresan a menudo gustos contrapuestos de los telespectadores.

Un 16 por ciento de las observaciones fueron positivas, desde sugerencias a felicitaciones (frente al 18 por ciento en bimestre anterior) y el 84 por ciento reflejaba críticas y objeciones (frente el 82 por ciento del anterior periodo).

El segundo informe

El Defensor del Telespectador y del Radioyente ha presentado su segundo informe ante el Consejo de Administración del Ente Público, sobre la actividad de la Oficina en mayo y junio, cuando se recibieron 416 aportaciones de la audiencia, cifra equivalente a la de 418 del bimestre marzo-abril.

Este dato supone un índice menor a 15 por millón de telespectadores y radioyentes. De ellas, 407 llegaron por correo electrónico (defensor@rtve.es) y 9 por envío postal o por fax, proporción de 45 a 1, superior a la 13 a 1 de los primeros meses.

El 96 por ciento de las mismas se centraban en televisión, y el 4 por ciento sobre radio. Según los mismos datos, el 17 por ciento resultaron desestimadas, por no ajustarse a las funciones de la Oficina, el 74 por ciento se remitieron a las unidades de gestión, como información, y el 9 por ciento (treinta y seis) dieron lugar a solicitudes de informes específicos.

Por otra parte, la mitad de los escritos admitidos versaban sobre las dos programaciones de TVE (sobre todo a la primera cadena), correspondiendo un 16 por ciento a la presencia, ausencia y finalización de programas o contenidos, un 15 a horarios y otro 15 a distintos aspectos cualitativos de los contenidos.

Sobre las emisiones deportivas recaen la mayoría de los escritos, un 12 por ciento; sobre los Servicios Informativos de TVE un 10; mientras que sobre el Canal Internacional recae el 8 por ciento. Por otro lado, se redujeron del 7 al 4 por ciento las observaciones acerca de la cantidad y calidad de la publicidad emitida, mientras que la presencia de cuestiones técnicas se mantiene en un 3 por ciento.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba