Vídeo On Demand Demasiadas reticencias internas

Algunos altos cargos de compañías de cable norteamericana permanecen cautelosos antes de autorizar gastos millonarios para implantar este sistema

Los principales operadores estiman que cada usuario les costará unas 15.000 pesetas por término medio. Y ahí han entrado los proveedores de tecnología en juego. Así ha sucedido que algunas de estas compañías proveedoras, como SeaChange International o Concurrent Computer, no han cubierto sus expectativas de negocio. Otros proveedores como nCube han anunciado un recorte de plantilla de un 17 por ciento.

Si a esta factor se le une una cierta relajación económica en todos los temas referentes a nuevas tecnologías, algunas compañías de cable harán el gasto justo. Y en un mundo regido por la ley de Moore, en la que los microprocesadores doblan su capacidad cada año y medio, las compañías permanecen cautelosas. “La gente no quiere invertir en tecnologías sobre VOD por temor a que se queden obsoletas” ha declarado al USA Today Jeffrey Reiss, empresario del cable y uno de los pioneros en el sistema pay per view.

Otro de los miedos de los operadores por cable es confundir a los clientes con la promoción de demasiados productos nuevos .

Y entre tanta indecisión, algunas empresas han optado por desarrollar ellas mismas su propio modelo de Vídeo On Demand. Por ejemplo Verizon, compañía integrada por otras como Blockbuster o Paramount Pictures, se encuentra en conversaciones con los estudios para distribuir sus películas a través de su propia red.

HBO, la compañía de cable de AOL Time Warner, pretende desarrollar un sistema de VOD basado en la suscripción y que probablemente se llame HBO On Demand. John Billock, presidente de HBO, ha señalado al diario USA Today que espera una buena respuesta por parte de los consumidores: “Queremos comenzar con una pequeña cuota que variará entre las 700 y las mil pesetas”.

Time Warner cable está probando otro sistema llamado iControl en Tampa y Honolulu. La oferta básica se compone de unas 100 películas.

En general hay un sentimiento de urgencia en toda la industria audiovisual, con algunas reticencias internas, para continuar formulando ensayos. Pero Hollywood no comparte esa prisa. Todo el mundo está de acuerdo en que el VOD es fácil de usar. Cambiará los hábitos de ocio. El público está dispuesto a gastarse mucho dinero. “No me puedo imaginar cómo alguien puede perderse esta oportunidad” dice Steve Brenner, jefe ejecutivo de iN Demand, compañía creadora de la principal tecnología de VOD. Pero los estudios de cine no están tan seguros de tal afirmación.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba