Vertele, en el rodaje de la película en Asturias Dentro de 'Marrowbone', el gran misterio de Telecinco Cinema con Bayona de padrino

Dentro de 'Marrowbone', el gran misterio de Telecinco Cinema con Bayona de padrino
Dentro de 'Marrowbone', el gran misterio de Telecinco Cinema con Bayona de padrino

El director de 'Lo imposible' y 'Un monstruo viene a verme' pasa el testigo a su guionista habitual, Sergio G. Sánchez, en esta nueva producción cinematográfica de Mediaset. Se trata de un thriller con ecos de Jack Clayton y 'Cuenta conmigo', cuyos detalles se mantienen en secreto: "Me leí el guion a trozos, porque me emocionaba tanto que tenía casi miedo de seguir avanzando y que al final llegara la decepción", declara Paolo Vasile. "Pero la decepción no llegaba". "Si algo sale mal, si lo destrozo todos los dedos pueden señalarme a mí, porque tengo todo lo que necesito para hacer una grandísima película"

“Cuando hice ‘El Orfanato’, la condición que me pidió Guillermo del Toro era que él me producía una película si yo se la producía después a otro”, explica JA Bayona sobre ‘Marrowbone’, el debut como director de Sergio G. Sánchez, que Telecinco Cinema rueda en estos días en Asturias. El director de ‘Lo imposible’ pasa el cetro a su guionista habitual y ejerce de productor ejecutivo en una de las grandes apuestas de un proyecto rodeado de misterio hasta el momento, pero cuyos detalles siguen manteniéndose en secreto.

Con la filmación atravesando su tercera semana, Mediaset ha tenido a bien poner la miel en los labios a los medios interesados y ofrecer una visita por la que será la localización principal del largometraje: un antiguo palacio asturiano del siglo XVIII reconvertido para la ocasión en una cochambrosa granja propia de la costa este estadounidense, que servirá de atmosférico eje narrativo y de personaje en sí mismo. Una esclarecedora muestra de la magnitud de esta nueva apuesta cinematográfica, solo comparable a la habilidad del equipo para preservar en la oscuridad la más mínima revelación sobre la trama.

Un guion que vendió la película a más de 30 países

Tal y como evidencia el consejero delegado de Telecinco Cinema, Ghislain Barrois, esta es una película de “una ambición tremenda” que solo con su guion ha logrado venderse para su distribución a más de 30 países (Francia, Reino Unido, América Latina, Australia e Italia entre ellos). De ella solo conocemos su premisa, y todos sus implicados se esfuerzan por eludir cualquier revelación que chafe las prometidas sorpresas: La trama se centra en cuatro hermanos que, temiendo que les separen tras la muerte de su madre, se esconden del mundo en una granja familiar, marcada por un terrible secreto.

"Aunque llevaba diez años sin rodar nada como director, he esperado a tener el guion y el equipo que me convenciese y he podido rodearme de la familia", dice el director, cuyo bagaje tras la cámara se nutre de cortometrajes como 'Diminutos de calvario' y del telefilme 'Las manos del pianista'.

La emoción y el miedo de Vasile con el guion

“La cosas, si se hacen, hay que hacerlas bien”, defiende con su vehemencia y locuacidad habitual Paolo Vasile. El consejero delegado de Mediaset España rehúsa dar cifras del coste de la inversión (algo que evita hacer también el resto del equipo de producción), pero se escuda en un símil que con el paso de los años se ha convertido en eslogan de su división fílmica: “Las películas vienen con el coste dentro el bolsillo, como los trajes de El Corte Inglés”. Sánchez había culminado su primer borrador de ‘Marrowbone’ hacía tres o cuatro años, pero no fue hasta fechas relativamente recientes cuando esa etiqueta a la que el directivo italiano se refiere estuvo al alcance del grupo.

La semilla del interés estaba plantada desde aquella versión preliminar, eso sí. “Me lo leí a trozos, porque me emocionaba tanto que tenía casi miedo de seguir avanzando y que al final llegara la decepción. Pero la decepción no llegaba”, recuerda Vasile, quien resaltaba la presencia, ya en esa versión, de “la gran historia y mezcla de géneros” de ‘Marrowbone’.

Entre Jack Clayton, ‘Cuenta conmigo’ y ‘Esplendor en la hierba’

Calado tras rodar una secuencia particularmente engorrosa en otra localización por desvelar, Sergio G. Sánchez define los ingredientes de esta mixtura: “El género principal sería thriller, con elementos de horror pero también con un componente emotivo muy fuerte, el del amor que sienten los cuatro hermanos”. Su película exhala un aliento clásico, que se halla en un punto equidistantes entre el cine de Jack Clayton y referentes como ‘Cuenta conmigo’ de Rob Reiner y hasta ‘Esplendor en la hierba’.

‘Rebeldes’ de Francis Ford Coppola también se cita en la ecuación, aunque no por motivos temáticos sino generacionales: “En el momento en que se hace, la gente no tenía muy ubicado quién era quién”, dice, marcando una reverencia a su joven reparto, conformado por Anya Taylor-Joy (protagonista de la aclamada ‘La Bruja’), George Mackay (‘Captain Fantastic’), Mia Goth (‘Nymphomaniac. Volumen 2’), Charlie Heaton (‘Shut In’), Mathew Stagg (‘Macbeth’) y Kyle Soller (Anna Karenina’). El estatus de serie A aún les queda lejos (un largometraje de estas coordenadas no requería de estrellas para posicionarse en el panorama, defiende alguien tan pródigo en la galaxia hollywoodiense como Bayona), pero todos los implicados les auguran un halagüeño futuro.

“España es un plató ideal y muchas veces no sabemos hacerlo”

“España es un plató ideal para producciones de todo el mundo. Y muchas veces no sabemos hacerlo, o nos da pudor o miedo”, defiende el director debutante. Ovetense de nacimiento, para él resultaba indispensable alojar el rodaje en su Asturias natal, porque tal y como comentan los gerifaltes de Telecinco Cinema, cualquier escenario que quisieran recrear lo hallarían en la geografía autónoma. La ayuda de del Principado y del Ayuntamiento de Pravia han sido fundamentales para llevar buen puerto esta labor.

Un trabajo de “paisajismo extremo” durante casi 5 meses

Patrick Salvador, director de arte de producciones tan vistosas como ‘Autómata’ de Gabe Ibáñez, se erige en perfecto anfitrión de la casa y gran atracción de ‘Marrowbone’, en el valle de Arango en Pravia. Como decíamos, se trata de una construcción protegida, cuyo primer elemento arquitectónico (una torre) data del siglo XV, que ha requerido un minucioso trabajo de “paisajismo extremo”: todos los cambios realizados para acondicionar la vivienda a las necesidades (tabiques tirados, muros abiertos para construir ventanas que proporcionen puntos de iluminación natural; paredes de piedra forradas con tablones de madera) han venido supervisados por distintos profesionales externos a la producción, a fin de restaurarla una vez termine el rodaje.

“La casa es un personaje más y estamos en ella un 45%”, declara el apasionado artista, mientras enseña los recovecos de la propiedad. El trabajo resulta impresionante, de un detallismo tal que ha llevado incluso al esparcido de semillas para que germinaran flores concretas, como glicinias, propias de este estadounidense. En total, cerca de 5 meses han sido necesarios para esta gesta.

8 semanas en Asturias y otras 2 en Terrasa

"Para mí es una gozada volver a rodar en Asturias donde la gente nos está apoyando mucho, siento esta película como un regreso al hogar. Estos paisajes no tienen igual y hemos podido convertir un palacio asturiano en una granja americana con un resultado espectacular”, se precia Sánchez del resultado. La fábrica de armas de Oviedo y la playa de Frejulfe albergan el resto de localizaciones principales de este ‘Marrowbone’ durante las 8 semanas que ocupe la comunidad.

Durante las últimas dos semanas programadas, el equipo se trasladará a los platós del Parc Audiovisual de Catalunya en Terrassa (Barcelona).

“Tengo todo lo que necesito para hacer una grandísima película”

El apoyo a Sergio G. Sánchez es total, como muestra el despliegue. Si algo saliera mal, alega este, "todos los dedos pueden señalarme a mí, porque tengo todo lo que necesito para hacer una grandísima película”. Ahí entran nombres como el del director de fotografía Xavi Giménez (‘Ágora’); Sonia Grande en el Diseño de Vestuario (‘La niña de tus ojos’, ‘Midnight in Paris’); y otra colaboradora imprescindible de Bayona como la directora de producción Sandra Hermida, entre otros.

“Es difícil encontrar socios en esta etapa tan incierta”, agrega Belén Atienza, productora del largo, que alaba el apoyo de Mediaset en todas las etapas de la producción. “Esto fue importantísimo por ejemplo en ‘Lo Imposible’ y lo ha sido también en ‘Marrowbone’, donde hemos tenido el apoyo de Telecinco Cinema casi desde el inicio, casi desde una idea borrador y eso para mí marca la diferencia en el éxito de una película".

Una película de otoño-invierno, prevista para octubre-noviembre de 2017

Considerada una película de “otoño-invierno” por Barrois, ‘Marrowbone’ proseguirá con sus tomas en lo que queda de verano, para adentrarse en la postproducción en los meses siguientes, con octubre-noviembre de 2017 como potencial fecha de estreno. Universal Pictures distribuirá el filme en España, mientras que Lionsgate asumirá su lanzamiento internacional. Llegará, si nada cambia, un año después de que venga a vernos el esperado'Monstruo' de Bayona. Para entonces, el realizador catalán estará ya poniendo control en la secuela de 'Jurassic World'.

Las buenas vibraciones que transmite el proyecto (en lo comercial; en lo narrativo y estético domina la turbación y hasta el miedo según uno se adentra en las estancias) parecen vaticinar un futuro nuevo éxito de la compañía. De momento, todo son esperanzas y buenos deseos: “Espero que sea el reflejo del amor y la pasión que todos hemos puesto en ella y deseo a Sánchez que tenga la misma suerte que corrió Bayona, porque la primera película, como el primer hijo, el primer beso o el primer amor, siempre tienen algo especial”.

Si todo sale como se prevé, la desangelada granja ‘Marrowbone’ acabará calentándose con el calor del público.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba